La visita de AMLO a la Casa Blanca genera inquietud entre sus aliados de Argentina en la pelea del BID

La visita de AMLO a la Casa Blanca genera inquietud entre sus aliados de Argentina en la pelea del BID

Gustavo Béliz, colaborador cercano de Alberto Fernández y candidato a presidir el BID, teme que México le retire su apoyo. La lectura.

La confirmación de la visita de Andrés Manuel López Obrador a Washington, donde se entrevistará con Donald Trump en la Casa Blanca, genera cierta inquietud en el Gobierno de la Argentina. Ocurre que el presidente Alberto Fernández considera a la 4T como un aliado fijo para poner un poco de contrapeso a las voluntades de la Casa Blanca, sobre todo en materia de organismos internacionales.

Hay que recordar que AMLO y Fernández fueron siempre en dupla en peleas recientes, como la disputa en la OEA, donde ambos impulsaron a Fernanda Espinosa. En equipo también van a dar batalla en la OMC, donde apoyan al mexicano Jesús Seade. Y en el BID también sellaron una alianza detrás del argentino Gustavo Béliz. No es el "eje progresista" que prometía el argentino en campaña, pero sí una suerte polo de contención a los designios de Trump.

Béliz sufrió un duro golpe hace algunas semanas, cuando Trump anunció que llevaría como candidato a la presidencial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a Maurice Claver-Carone. Desafiaba así todo el continente. Es que al proponer a su propio candidato, la Casa Blanca amenaza con romper con un pacto no escrito que lleva más de medio siglo en América, que es que EU no pone al presidente.

Con la sede del organismo multilateral en Washington, Estados Unidos nunca necesitó al presidente: solía manejar las decisiones monetarias a través de la vicepresidencia ejecutiva. Ese lugar lo ocupaba Brian O'Neill hasta diciembre de 2019, cuando falleció.

Trump confiaba en que el colombiano Luis Alberto Moreno, el presidente de la entidad, le dejaría ese lugar a otro hombre cercano a la Casa Blanca. Es por eso que en su momento se mencionó a Claver-Carone para ese lugar. Por algún motivo, Moreno desconoció esa solicitud de Trump, y entregó esa silla a John Scott, un hombre de carrera en el banco, pero sin ese aval de Trump.

En el BID creen que este desaire de Moreno motivó la actual represalia de Trump, que suele tener memoria para estos pleitos. Ahora Moreno sería el titular que debería cargar con el peso de haber roto una tradición que se cumplió por décadas. Con el agravante de que el Gobierno de Colombia ya apoyó al candidato de Trump.

Como explicó LPO, la decisión de Trump provocó reacciones en todo el arco político latinoamericano y no únicamente en el arco de centroizquierda. Juan Manuel Santos, Henrique Cardoso, Ricardo Lagos, Julio María Sanguinetti y Ernesto Zedillo expresaron su "profunda preocupación y desacuerdo" con la propuesta estadounidense.

Sin embargo, quienes tienen voto son los gobiernos de los 48 países que conforman la "Asamblea de gobernadores" del BID. Y más allá de las declaraciones públicas de Cardoso y Santos, Brasil y Colombia ya salieron a apoyar a Claver-Carone. También Paraguay, Uruguay y Haití, entre otros. De este modo, la Casa Blanca asegura que ya tiene más del 50% de los votos ponderados, que garantizarían la elección de Claver-Carone.

Pero se necesitan dos tercios de la Asamblea para garantizar el quórum de los votos de la asamblea, y a esa cláusula apuntaría ahora el equipo de Béliz. "El quórum para las reuniones de la Asamblea de Gobernadores será la mayoría absoluta de los gobernadores que represente por lo menos dos tercios de la totalidad de los votos de los países miembros", dice el artículo 8 del estatuto del Banco Interamericano.

Hay que recordar que los votos son ponderados, cada país tiene un porcentaje de representación. Dicho de otro modo: no alcanza con sentar a la mitad más uno de los gobernadores de cada país, sino que también se debería sumar -entre estos asistentes- dos tercios de los votos para lograr el quórum.

Béliz cree que entre Argentina (11%), México (7%) y la sumatoria de los países europeos (15% en un escenario de máxima), más algún país latinoamericano que se acople, podrían bloquear la asamblea. Y así forzar una nueva negociación con la Casa Blanca.

Dudas por México

El temor del gobierno argentino es que el mexicano Andrés Manuel López Obrador sea forzado por el propio Trump a votar por Claver-Carone. ¿Los motivos? La preocupación de Béliz es que la necesidad del gobierno mexicano para reactivar su economía, lo fuercen a alinearse a los deseos de Trump.

En un contexto en el que el FMI prevé que la economía mexicana se desplome un 10.5% en el 2020, la gran apuesta de AMLO es que comience a funcionar el nuevo Tratado de Libre comercio de Norteamérica -ahora conocido como T-MEC- y por eso busca que el canadiense Justin Trudeau se sume a su viaje.

Con su propia economía en crisis, AMLO aspira a que una potencial reactivación estadounidense arrastre a su país. En el Gobierno argentino imploran que en esa cumbre Trump le pida a López Obrador que apoye a su candidato para el BID y se esfumen las chances de Béliz.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino