Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

La trama Odebrecht cerca al vicepresidente de Ecuador

La trama Odebrecht cerca al vicepresidente de Ecuador

El representante de Odebrecht en Ecuador afirma en unos audios que se han hecho públicos que «Jorge Glas había pedido plata para todos los contratos»

El diario brasileño O´Globo y el portal peruano IDL- Reporteros han difundido el contenido de unos archivos de audio que mencionan al vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas y al exauditor general del estado, Carlos Pólit, dentro de la trama de corrupción de Odebrecht.

Los audios son los que José Conceição Santos -representante de Odrebrecht en Ecuador durante varios años- entregó a la justicia brasileña para rebajar su propia condena.

«Jorge Glas me había pedido plata para todos los contratos» le dice Santos a Pólit, en una parte de la conversación que habría sido grabada en Guayaquil, en el domicilio del entonces auditor. También hablan de Ricardo Rivera, tío del vicepresidente, refiriendose a el como la persona que hacía “las gestiones” para Odebrecht. « Me dijo que era una obligación porque los chinos ya pagaban», comenta el brasileño.

Para Jorge Glas el contenido de los audios son diálogos sin importancia que muestran «espionaje político». Para partidos de oposición como CREO o Izquierda Democrática son pruebas suficientes para pedirle su renuncia. Con ellos coincide la Comisión Cívica Anticorrupción, que ha denunciado a Glas por presunto cohecho y otros delitos.

Los investigadores del caso Odebrecht hablan de la existencia de una estructura mafiosa, en la que el representante de Ecuador grabó las conversaciones para demostrar ante la justicia los pagos a los funcionarios.

«No se va a proteger a nadie, ni perseguir a nadie»,dijo en un canal de televisión ecuatoriano Carlos Baca Mancheno, fiscal general de la nación, ante la duda de que el segundo mandatario salga, nuevamente, indemne.

Hace apenas un mes, la mayoría oficialista de la Asamblea Nacional puso alfombra roja para que Glas ingresara, no a comparecer ante el Pleno, como requería la oposición, sino a la Comisión de Fiscalización. Llegó con barra propia ante la complacencia de sus coidearios de Alianza País (AP). Expuso sus logros y obras, y apenas respondió algunas preguntas. La oposición rechazó el «show» y el «blindaje» al funcionario acusado.

«Me siento, dolorosamente, satisfecho de haber aportado a la causa ética de mi país», dice a ABC Fernando Villavicencio, el activista que denunció la mayoría de casos de corrupción -algunos que implican a Glas- que se encuentran abiertos y que se encuentra exiliado en Lima. Lo de Odebrecht «es para los caramelos», comparado con lo que se habría desviado en el sector petrolero, cuyas denuncias ha publicado en su portal FucusEcuador.

El tío recaudador de dinero

En Ecuador aún se aguarda la información del Departamento de Justicia de Estados Unidos que, en diciembre pasado, reveló que Odebrecht habría entregado a funcionarios ecuatorianos 33,5 millones de dólares en concepto de sobornos y corrupción.

Mientras tanto, la historia de Ricardo Rivera, procesado, por asociación ilícita, es sui generis. Todas las gestiones hechas en la última década se deberían a su parentesco con el vicepresidente, pero éste niega conocer nada al respecto. La Fiscalía lo acusa de haber recibido de Odebrecht $13 millones; esto es, 1% del total de las obras contratadas en Ecuador. La misma Fiscalía dijo, en junio, que los pagos se hicieron «valiéndose de su parentesco con un alto funcionario del Estado». Glas no se dio por aludido.

El pasado 17 de julio, Tomislav Topic, gerente general de Telconet- empresa que puso el cable de fibra óptica submarino en el país- declaró en una comparecencia sin juramento ante la fiscalía sobre su relación con Rivera, y aseguró que este le puso en contacto con inversores chinos para llevar a cabo el proyecto. Rivera habría pedido como comisión una serie de enlaces para su canal de televisión por satélite, donde años atrás trabajó Glas y calculó la comisión en unos cinco millones de dólares, habiendo entregado un millón en metálico por contactos con Odebrecht.

Hace unas semanas, se difundieron unas capturas de pantalla con mensajes de texto entre el mismo Rivera y José Santos, que usaba las iniciales JS y en las que hablaban de una cita postergada con JG (supuestas iniciales de Jorge Glas). El vicepresidente dijo que la Fiscalía tendría que investigar por qué han tomado su nombre.

Glas repite que no hay pruebas en su contra. Que es inocente y que Pólit lo investigó y no encontró nada. Algo que resulta inverosímil teniendo en cuenta que en el audio José Santos le recuerda al propio Pólit que había pedido los pagos en efectivo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino