Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

«La Secretaría de OEA carece de ecuanimidad para dar soluciones: es parte del problema»

«La Secretaría de OEA carece de ecuanimidad para dar soluciones: es parte del problema»

El Subsecretario de la Cancillería, Ariel Bergamino, habló sobre la vida regional y los posibles cambios de postura de Uruguay con el nuevo gobierno.

El Subsecretario de la Cancillería, Ariel Bergamino, habló sobre la vida regional y los posibles cambios de postura de Uruguay con el nuevo gobierno.

Ariel Bergamino, Subsecretario del ministerio de Relaciones Exteriores, fue uno de los entrevistados en la edición de hoy de «República Radio».

Durante el transcurso de la charla, analizó varios de los aspectos más importantes de la vida regional, y se refirió a las declaraciones que el presidente electo, Luis Lacalle Pou, realizó sobre los cambios que pretende realizar en las relaciones internacionales.

«Un mensaje para la coalición»

«Me pareció que Lacalle envió más mensajes a la coalición que a nosotros o a la opinión pública. Me dio esa sensación, pero puedo estar equivocado.

Habló de hacer una aproximación al grupo de Lima, que es un grupo de países cuya única función es abordar la crisis venezolana desde una perspectiva que no compartimos.

Veamos lo que está pasando en varios de los países que lo integran. Veamos la situación en Chile, Perú y Ecuador. ¿Creen que para esos países Venezuela está entre sus prioridades? Considero que hoy el Grupo de Lima es más un grupo de autoayuda, porque están absorbidos por sus propios problemas», consideró.

Sobre la idea de la coalición de respaldar la reelección de Luis Almagro en la OEA, a lo que por supuesto el Frente Amplio se opone, Bergamino dijo: «Yo ayer escuchaba con mucha atención y respeto las declaraciones del presidente electo, diciendo que tenemos que evitar la sobreabundancia de instancias, de ámbitos, de grupos, de comisiones. Uruguay está en ONU, en OEA, en Mercosur, y esos son estrados que tenemos que utilizar.

Estamos plenamente de acuerdo con eso, no nos gusta andar sembrando mecanismos. Pero hemos tenido que apelar a eso, porque en la situación regional, por ejemplo, la OEA tiene un papel importante para jugar, y también su Secretario, que tiene mecanismos y potestades.

Puede jugarlos en la medida en que la OEA sea un organismo más ecuánime en su accionar, lo que lamentablemente no ha pasado. Su gran problema es el vaciamiento institucional del organismo, y una Secretaría General que carece de la ecuanimidad y la sensatez que ayude a solucionar los problemas. Más que hacerlo, es parte del problema».

Luego, recordó que «La elección del Secretario General de OEA está fijada para el 21 de marzo, por lo que el que deberá expresar su opinión es el gobierno que asuma el 1.

En este momento hay dos candidatos a ocupar ese cargo, uno es el Doctor Almagro, que tiene el apoyo de Colombia, Brasil y algunos otros países. En las últimas horas surgió otra promovida por Perú, que postula a un destacado diplomático peruano.

Creo que va a ser una elección competitiva».

El rol de Uruguay en las diferencias entre Argentina y Brasil

«La cumbre del Mercosur ya comenzó con algunas reuniones preparatorias. Esta tarde Nin Novoa viajará a Porto Alegre, donde se realizará una de ellas, que a nivel de Cancilleres y Presidentes va a tener lugar miércoles y jueves.

A nadie escapa que esta reunión del Mercosur se hace en un contexto muy especial. Si observamos solamente los dos últimos meses de la región, veremos que ya no es un solo país el que está sacudido por una aguda crisis institucional, política, económica y social, sino que son varios. Ya no es Venezuela solamente. Observemos Colombia, observemos Perú, Ecuador, Chile, Bolivia.

Me dirán que no todos esos países son miembros del Mercosur, y es verdad, pero el Mercosur no es una isla, y los países que lo integramos tampoco somos ajenos o indiferentes a ese contexto.

Por lo tanto, de nada sirve negar o justificarlo a cualquier precio. Eso va a estar sobre la mesa en la reunión, pero también hay que recocer que, pese al difícil contexto regional y a las limitaciones propias del Mercosur, este semestre ha sido productivo en muchos aspectos para el bloque.

Hubo avances en la agenda externa. Se cerró el acuerdo de la relación comercial Mercosur-Unión Europea, se ha avanzado en negociaciones con países o bloques de países, como Canadá, Cora y Singapur. Se abrieron conversaciones con otros países. De modo que la agenda del Mercosur se ha dinamizado.

También ha habido avances en temas de facilitación del comercio, en el proceso de revisión de la tarifa externa común, en temas referidos a firmas digitales y elementos que facilitan el comercio, en el diálogo con el sector privado, en defensa del consumidor, en la relación de ciudades fronterizas, etcétera.

Por eso, a veces nos llama la atención algunas manifestaciones que hay sobre abandonar o refundar el Mercosur. Las herramientas hay que perfeccionarlas, por supuesto, pero con refundaciones o abandones no se resuelve nada».

Terminó hablando sobre la relación entre Jair Bolsonaro y Alberto Fernández. «Una cosa son las noticias y otras las tendencias. Más allá de las aparentes diferencias entre uno y otro, que considero episódicas, lo importante son las relaciones entre los estados, que es lo permanente. La relación entre Argentina y Brasil nunca ha sido fácil, pero siempre siguió adelante.

Escuchaba que Uruguay puede jugar un papel de visagra, pero yo tengo mis dudas al respecto. Creo que pueden ponerse de acuerdo sin necesidad de intermediarios, ya son grandecitos. Es cierto que somos articuladores y tenemos relación con todos, pero no somos celestinas», sostuvo.

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino