La producción de las binacionales cayó 22% en tres años

La producción de las binacionales cayó 22% en tres años

El bajo caudal del río Paraná (estiaje) está teniendo su impacto más fuerte para Itaipú y Yacyretá este año. Los menores ingresos por la exportación de energía se constataron en informes del BCP.

Las entidades binacionales están viviendo su momento más crítico en generación de energía desde el 2016, año en que Itaipú había logrado su último récord, con una producción anual de 103.098.000 megavatios hora (MWh). Sumada la operación de Yacyretá, que alcanzó 21.676.668 MWh, ambas centrales totalizaron 124.774.668 MWh. Desde esa temporada, los números fueron bajando considerablemente.

Si se considera solamente el período comprendido de enero a setiembre de 2019, se obtiene que la merma en la generación conjunta de las centrales equivale al 22% en los últimos tres años. Durante esos nueve meses del 2016, la producción alcanzó la cifra de 93.552.029 MWh. De enero a setiembre de 2019, Itaipú y Yacyretá solo generaron 72.628.927 MWh (ver infografía).

De acuerdo con lo explicado con Leopoldo Melo, jefe técnico de la EBY, esta merma se debe exclusivamente al bajo nivel del río Paraná y no existe otra causa. Se espera que el caudal tenido en los años anteriores pueda ser recuperado en los próximos meses.

Pese a que la cesión de su energía excedente de las binacionales que hace Paraguay al Brasil (Itaipú) y a Argentina (Yacyretá) técnicamente no es una venta, el Banco Central del Paraguay (BCP) registra la operación como una exportación y le da un valor contable, más allá de que los pagos sean efectivizados o no por el Tesoro nacional.

En ese sentido, el último reporte de la banca matriz señala que los ingresos por exportaciones de energía eléctrica cayeron 21,3% de enero a setiembre del corriente año, dado que significaron USD 1.237 millones, contra USD 1.572 millones del mismo período del 2018.

Es importante remarcar que la central de Acaray, la cual pertenece completamente a la ANDE, sí está exportando energía eléctrica a la empresa EMSA de Misiones, Argentina. Representa un ingreso mensual superior a USD 1 millón para la estatal. Eventualmente, la compañía también suministra energía por algunas horas a Refsa de Formosa.

REALIDADES DISTINTAS. Más allá de los números contables para la exportación, lo que el Estado paraguayo recibe concretamente por la producción de energía de las binacionales se contempla bajo los conceptos de royalties, cesión de energía y resarcimiento administrativo a la ANDE.

Al haber una menor generación, efectivamente Paraguay obtiene menos ingresos, pues se cede menos electricidad a los países vecinos. No obstante, el comportamiento de Brasil y Argentina no son idénticos. Al respecto, en lo que va del año el Estado brasileño ha remitido USD 452,3 millones por la operación de Itaipú. El Tesoro paraguayo recibió USD 413 millones, de los cuales USD 190 millones corresponden a royalties y USD 223 millones por cesión de energía. La ANDE percibió USD 25,1 millones.

Argentina no viene pagando en tiempo y forma por estos conceptos desde hace varios años. Por la cesión de energía de Yacyretá en 2019 adeuda más de USD 45 millones. Solo este año los argentinos abonaron USD 125 millones por cesión, pero casi todo el compromiso correspondía a años anteriores.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino