La presión sobre los exportadores chinos podría aumentar en el segundo semestre del año

La presión sobre los exportadores chinos podría aumentar en el segundo semestre del año

Debido al aumento de los precios de las materias primas, el aumento de los costos de envío y un tipo de cambio fluctuante, las empresas chinas de comercio exterior podrían enfrentar una creciente presión en la segunda mitad de este año, indicaron expertos del sector.

"La presión probablemente surgirá en junio", precisó Qiu Zhiming, presidente de Beifa Group, un fabricante líder de papelería y suministros de oficina con sede en Ningbo, provincia de Zhejiang.

Las exportaciones de Beifa Group llegan a casi 200 países y regiones, representando el 16,5 por ciento de las exportaciones chinas de bolígrafos.

"El aumento de los precios de las materias primas y el aumento de los costos de envío pesan sobre las empresas exportadoras", subrayó Qiu.

"Mientras tanto, dado que muchos fabricantes extranjeros comenzaron a reanudar la producción a principios de este año, la competencia también está aumentando", agregó.

La Administración General de Aduanas indicó que entre enero y abril aumentaron los precios de los principales productos básicos y componentes industriales. El precio del hierro aumentó un 58.8 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado, el precio del cobre subió 29.8 por ciento y el de circuitos integrados aumentó un 18.9 por ciento. El costo de envío de un contenedor de Ningbo a Nueva York se disparó, de 2,500 dólares a casi 12,000 dólares.

"La fluctuación del tipo de cambio también hace que nuestros contratos sean más riesgosos", recuerda Li Xiansheng, director general de negocios con África en Aux Group, un fabricante de aires acondicionados. "Tenemos que recurrir a algunos derivados financieros para cubrir los riesgos." Aux Group cubre varias industrias, incluyendo electrodomésticos, equipos eléctricos, servicios médicos, bienes raíces e inversión financiera.

Guan Tao, economista jefe global de BOC International, considera que la volatilidad bidireccional del tipo de cambio continuará este año debido a las cambiantes dinámicas y a una mezcla de factores.

Aunque el comercio exterior de China aumentó un 28.5 por ciento interanual en los primeros cuatro meses del 2021, los fabricantes se muestran conservadores en sus perspectivas para el resto del año, e incluso muchos de ellos muy pronto podrían quedarse sin materias primas.

Algunos fabricantes chinos han aumentado gradualmente el precio de venta de sus productos y exploran más a fondo el mercado interno.

Beifa Group busca este año aumentar su cuota de mercado interno al 20%, aunque sus exportaciones crecieron en el 2020, y el valor de exportación de la compañía creció un 130% interanual en el primer trimestre.

"Para diversificar riesgos, haremos una exploración más profunda del comercio electrónico transfronterizo, construcción de almacenes en otros países y la prestación de servicios personalizados a los consumidores foráneos", aseguró Qiu, presidente de Beifa Group.

A varios kilómetros de la sede del Grupo Beifa en Ningbo, los empleados de una planta propiedad de Aux Group están ocupados estibando aires acondicionados que han sido ordenados por clientes de Emiratos Árabes Unidos. Los productos de la empresa se exportan a más de 100 países y regiones.

Deng Jun, vicepresidente ejecutivo de Aux Group, destacó que "el aumento de los precios del aluminio, el cobre y el acero (mineral de hierro) nos ha obligado a nosotros y a toda la industria a aumentar los precios de los productos".

“Los precios de los refrigeradores, televisores y lavadoras han subido en los mercados nacionales y globales este año”, recuerda Deng, y augura que habrá nuevos aumentos de precios en la industria del aire acondicionado.

Debido a que la pandemia obligó a quedarse en casa, Aux Group gestionó un crecimiento de un solo dígito de sus exportaciones del 2020. Sin embargo, registró un crecimiento de más del 20% en el primer trimestre de este año y tiene como objetivo enviar hasta 8 millones de aires acondicionados al extranjero en cada uno de los próximos dos años.

Deng recalcó que su compañía -además de expandir las redes de ventas en sus mercados tradicionales, incluyendo Oriente Medio y Europa- aprovechará las oportunidades en el mercado del sudeste asiático, apoyándose en sus bases de fabricación de Tailandia e Indonesia. Esto será posible gracias a políticas arancelarias favorables dentro del marco del Acuerdo Regional de Asociación Económica Integral.

Jin Hai, director general del Departamento de Operaciones Generales de la Administración General de Aduanas, indicó que una vez que el acuerdo regional entre en vigor, se ampliará el acceso a los mercados y se mitigarán los obstáculos para la inversión.

Liu Yuanchun, vicepresidente de la Universidad Renmin de China, recordó que aunque muchos países están reconstruyendo sus cadenas de suministro dentro de la recuperación económica, para lograrlo necesitan invertir mucho tiempo.

"Mientras tanto, el aumento de los precios mundiales de las materias primas no será una tendencia de largo plazo", vaticinó el analista chino, y coincidió en que el crecimiento de las exportaciones chinas se mantendrá este año.

"La cuestión clave es fortalecer la competitividad de los productos chinos a través de la innovación tecnológica", concluyó Liu.

Por Hu Yuanyuan y Zhong Nan

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino