‘La pandemia no pide pasaporte, la respuesta del Gobierno tampoco’

‘La pandemia no pide pasaporte, la respuesta del Gobierno tampoco’

Felipe Muñoz, gerente del Gobierno nacional para la frontera con Venezuela.

Felipe Muñoz, gerente de la frontera con Venezuela, admite que no hay recursos para ayudar a todos los venezolanos que están en Colombia; al tiempo que elude entrar en la polémica con algunos mandatarios locales que no están de acuerdo con el papel del Gobierno frente a la crisis de los migrantes.

Dijo que están trabajando conjuntamente con las autoridades regionales y locales y organizaciones internacionales para responder ante el riesgo epidemiológico.

¿Qué va a hacer el Gobierno con la población venezolana que necesita ayudas?

El coronavirus no pide pasaporte, la respuesta del Gobierno tampoco. La llegada de la epidemia de coronavirus a Colombia nos ha obligado, junto con las autoridades regionales y locales, y a las organizaciones internacionales y de cooperación, en coordinación con las asociaciones de venezolanos, a ajustar nuestras acciones para que sean acordes con los lineamientos que se han dispuesto para responder ante el riesgo epidemiológico.

¿Cuántos extranjeros necesitan asistencia?

Tener un censo completo es muy difícil. Hemos cruzado diferentes bases de datos de toda esta población para saber cuántos han tenido acceso a la oferta social del Estado, y de ahí hay un estimado de más o menos un millón de migrantes que están en situación de vulnerabilidad.

Ninguna opción podrá cubrir toda la demanda, pero tenemos que encontrar la mejor, que proteja a la población vulnerable, sin importar su nacionalidad

¿Qué clase de asistencia está en capacidad de darles el Gobierno?

Esta asistencia se materializa en el plan de 6 puntos:

Garantía de acceso a salud para población migrante. Se estableció una ruta de atención que hace que se encuentren en las mismas condiciones que un ciudadano colombiano.
Se están fortaleciendo los programas de entrega de transferencias monetarias multipropósito. Se han priorizado a poblaciones vulnerables migrantes para atenciones en agua, saneamiento e higiene; se han ajustado los servicios de salud y de alimentación para seguir los protocolos de las autoridades de salud, y se tomaron decisiones sobre los albergues y puntos de alimentación.
Se está organizando la distribución en 40 municipios de un soporte de alimentación a un grupo importante de la población que no está dentro dichos programas, entre la cual hay un gran porcentaje de población vulnerable migrante.
Se han tomado medidas, difíciles pero necesarias, como el cierre de las fronteras, que redujo significativamente el riesgo epidemiológico en la frontera.
Se están implementando acciones de ampliación de capacidades y de atención humanitaria priorizada para poblaciones vulnerables migrantes y comunidades de acogida en Villa del Rosario, Maicao y Soacha.
Mayor coordinación e información: el éxito de estas medidas radica en la labor de las autoridades locales y los organismos humanitarios y de cooperación, los cuales implementan todas las acciones necesarias.
Autoridades de Bogotá dicen que el Gobierno no ha puesto ayuda para la población migrante en la capital...

El proceso de atención a migrantes ha sido uno de ‘todos ponen’: Gobierno Nacional, gobiernos locales, cooperantes. Cada uno con sus capacidades. A Bogotá, como a otros municipios y distritos el Sistema General de Participaciones, le hace aportes para salud y educación, donde atienden a migrantes a la par que colombianos.

Uno de los argumentos de Bogotá es que el marco legal no le permite al Distrito pagar arriendos a particulares con recursos públicos. Dicen que necesitan herramientas legales.

¿El Gobierno les dará esas herramientas?

Las mismas limitaciones normativas aplican para el Gobierno Nacional. Por eso se está avanzando en otras opciones como trasferencias monetarias a través de organismos internacionales y de cooperación, o habilitar espacios con las condiciones de seguridad epidemiológica. Ninguna opción podrá cubrir toda la demanda, pero tenemos que encontrar la mejor, que proteja a la población vulnerable, sin importar su nacionalidad.

Algunos alcaldes dicen que no tienen recursos para atender a la población venezolana...

Esta sigue siendo la crisis migratoria menos financiada en el mundo, como lo dicen Acnur o Brookings Institution. Por eso este gobierno seguirá insistiendo en recaudar más recursos de donantes internacionales.

¿Han considerado que se dé una desbandada de venezolanos para buscar ayuda médica?

No solo lo hemos considerado, lo estamos viviendo. Desde hace meses, el hospital Erasmo Meoz en Cúcuta es el mejor ejemplo. Atiende, con muchas limitaciones, a todos sin importar procedencia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino