La opción: los socios no se pelean, negocian

La opción: los socios no se pelean, negocian

Uruguay y Argentina asociados por el Río de la Plata, Río Uruguay y los puertos.

Decía un profesor de filosofía que somos lo que ya fuimos y lo que en el futuro vamos a ser día por día. No somos iguales todos los días porque estamos en un permanente cambio y porque nos estamos construyendo cada jornada y así será hasta el fin de nuestra existencia.

No se crea que estamos despistados por lo dicho porque tiene que ver con nuestra página y con nuestros asuntos. Por estos días, hemos leído noticias de Argentina poco arregladas a nuestro sentir que deseamos la lírica de sus bronces y cuerdas no alcancen a nuestra Banda Oriental como en el lejano pasado más allá que hace 75 años ellos practican estos cambiantes humores políticos. Sin embargo, en un nivel menos preocupante aunque ruidoso, nos sensibilizan recientes comentarios trascendidos desde Buenos Aires de viejos actores de ocasión encumbrados en el poder que a su iniciativa generaron perjuicios a nuestro puerto en el pasado.

Felizmente, el nuevo gobernante argentino trajo los cambios racionales y todo volvió a la normalidad. Con más sueños que realidades de un retorno al pasado, por estos días aparecieron comentarios de un conocido personaje con un verso de futuros proyectos y mucha gente en Uruguay del ámbito marítimo-portuario debió tomar calmantes por sus proyectos ante el temor de un retorno a sus viejas andanzas. Bueno, nosotros somos optimistas de que no se llegará a esa situación del pasado, primero porque no hay dos situaciones iguales en tiempos diferentes, porque todos cambiamos y porque siempre tenemos una mirada diferente sobre nuestras cosas y también y por aquello del “hombre y su circunstancia” de Ortega y Gasset.

Nuestro pensamiento se sustenta precisamente en el rigor de los cambios humanos, como lo decimos al principio y no exime a los nuevos líderes de la Argentina de una mirada distinta, renovadora, sobre los mismos hechos, porque no se vuelve al pasado aunque se quiera. E incluso hasta la señora que ha caminado por escenarios de vértigo y peligro nos atrevemos a afirmar que no volverá a renovar sus devaneos políticos adversos a Uruguay. Además manuales de frecuente manejo en el mundo de hoy aconsejan no pelearse con los socios sino que con los socios se negocia.

Con la modestia y humildad que nos caracteriza somos socios probadamente pacientes de Argentina que todo el tiempo aspiramos a que nuestros hermanos y vecinos encuentren dentro de sus diferencias un camino de luz en medio de tantas rispideces. Por lo demás, es aconsejable entonces volver a Perogrullo: “mejor trabajar juntos que separados”. El canal Martín García a 34 pies y el dragado conjunto del Sistema Hidrovía Río Uruguay son ejemplos de los altos réditos que ofrece trabajar asociados. Eso sumado a la actividad privada de los agentes de carga de los puertos de ambos países está generando eficiencia, economías, valor agregado y es que los privados juegan a favor de los clientes, de los compradores y eso va en beneficio de los puertos de ambos países. Así lo esperamos y deseamos con Argentina.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino