La OMC prevé que el comercio aumente gracias al tirón de Asia

La OMC prevé que el comercio aumente gracias al tirón de Asia

La recuperación en el último trimestre del año pasado permitió reducirlos daños iniciales de la pandemia

Mejor de lo previsto. La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha presentado su informe sobre el comercio mundial, en el que al final el balance del pandémico 2020 se cerró con una contracción del 5,3%, cuando en octubre había previsto un desplome de más del 9%. La recuperación en el último trimestre del año pasado permitió reducir los daños. Para 2021 apunta a un rebote del 8%, un dato en alza si se compara con el 7,2% previsto anteriormente, para bajar al 4% en el 2022.

Estas previsiones tienen varios condicionantes. De entrada, de hacerse realidad, situarían el nivel de los intercambios todavía por debajo de la tendencia que llevaban antes del estallido de la pandemia. En cuanto al PIB, que en el 2021 debería registrar un alza superior al 5%, mucho dependerá de la eficacia de la campaña de vacunación.

Parece cada vez más claro que el motor de esta aceleración se centrará de en el este del planeta. Por regiones, la OMC estima que donde más rápido crecerán las exportaciones este año, un 12,4%, será en Oriente Medio, mientras que en Asia, única zona donde no bajaron en el 2020, la subida será del 8,4%, en Europa del 8,3% y en Norteamérica del 7,7%. El PIB asiático también será el que crezca en mayor porcentaje este año, un 6,1%, seguido del de Norteamérica (5,9%), el de América del Sur y Central (3,8%) y el europeo (3,7%).

La directora general, la nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala, destacó que “el mejor plan de estímulo es la vacunación”. En el escenario más optimista, la OMC considera que podría añadirse un punto porcentual más al crecimiento del PIB de este año (se situaría por encima del 6%) y de 2,5 puntos en el comercio de mercancías (para subir hasta el 10,5%).

Okonjo-Iweala mencionó al accidente del canal de Suez y, según ella, el episodio demostró que pese a todo el comercio es bastante “resistente”. Sobre el impacto económico que pueda tener, recordó que cada día se quedaron bloqueadas mercancías por un valor de 10.000 millones de dólares. La OMC hizo notar el coste de un día de retraso suele ser del 1% del valor de la mercancía. “No vemos en este sentido tendencias a la relocalización de la producción y a la ruptura de cadenas de valor globales, como mucho alguna desviación de los flujos”, apuntaron desde la institución.

Okonjo-Iweala tiene previsto reunirse con los productores de las vacunas para promover su “una tercera vía”, entre los que defienden la suspensión de los derechos de propiedad industrial para facilitar la distribución a los países en desarrollo y las posturas de las farmacéuticas, que defienden sus derechos de exclusiva para financiar la investigación. “El 70% de la vacunación se ha llevado a cabo en diez países. No puede ser que los demás estén a la cola”, subrayó la directora de la OMC.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino