La muerte de seis jerarcas militares cubanos, entre el oscurantismo y el Covid-19

La muerte de seis jerarcas militares cubanos, entre el oscurantismo y el Covid-19

17:43 - El castrismo guarda silencio sobre el fallecimiento de varios generales en 11 días

La muerte de cinco generales cubanos y de un "combatiente de la revolución" en sólo 11 días unida al oscurantismo informativo que las rodea ha disparado distintas teorías conspirativas en medio de la represión gubernamental tras el 11-J.

La edad avanzada de cinco de los militares, octogenarios en retiro y fieles castristas que lucharon con los barbudos de Sierra Maestra en la década de los 50 en el siglo pasado, descartan en principio tales conjeturas, que incluso incluían "purgas" por no apoyar la ola de terror impuesta para acallar a los jóvenes rebeldes.

La explicación es más sencilla: la isla sufre la tercera y peor ola de la pandemia, con los servicios hospitalarios de varias provincias en colapso. El peor escenario para los mandos de una revolución, que con el paso del tiempo, ha devenido en una gerontocracia tras 62 años en el poder.

Cuba supera récords continentales de contagios y contabiliza hasta 80 muertospor día. "Los hospitales están colapsados en algunas provincias, los fallecimientos podrían triplicar las cifras oficiales y el sistema de salud cubano sencillamente se ha quebrado", denunció Alejandro González Raga, director ejecutivo del Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH). Esta organización ha contrastado que el gobierno ordena no mencionar el Covid-19 como causa de defunción en los documentos oficiales.

Además, medio siglo de férrea censura informativa y de falta de acceso a la información provocaron el desarrollo de la popular "radio bemba", la fábrica de todo tipo de rumores alimentados y engordados en sus calles. Los cubanos se han acostumbrado a leer entre líneas los mensajes enviados desde el poder.

En el caso del más joven, el poderoso general Agustín Peña (59 años), al mando del Ejército Oriental y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), se especuló desde el primer momento con la posibilidad de que estuviera contagiado del Covid-19. Una sospecha que se repite en varios casos más.

"Sentidas condolencias a familiares, amigos y combatientes de nuestro Ejército Oriental, cuyo jefe, el general de división Agustín Peña, acaba de fallecer. Es muy dolorosa y triste la noticia", informó el propio presidente, Miguel Díaz-Canel, en sus redes sociales el día 18. Varios militares del alto mando acudieron al sepelio de Peña. En todo momento, las autoridades evitaron esclarecer el motivo del fallecimiento de un militar que fue visto en público durante la celebración del VIII Congreso del PCC, en el que participó como delegado y durante el cual fue elegido para el Comité Central.

Dos días más tarde, el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Minfar) informó acerca de la muerte del general de brigada de la reserva Marcelo Verdecia, de 80 años, reconocido por haber escoltado al líder Fidel Castro durante la lucha en Sierra Maestra. Ya en el retiro, se encargaba de dirigir la asociación de combatientes en Cienfuegos.

Los seis militares formaron parte del nudo más ortodoxo de la revolución. Tanto que el general de división en la reserva Rubén Martínez Puente, de 79 años, estaba procesado en Estados Unidos por su participación en el derribo de las avionetas de Hermanos Al Rescate en 1996, que costó la vida de cuatro activistas de la organización que se dedicaba a ayudar al rescate de los balseros cubanos que huían de la isla.

Su fallecimiento también fue hecho público por el Minfar. "Será cremado y sus cenizas se expondrán para el tributo familiar en fecha que se informará oportunamente", aseguraron. Al tratarse del mismo procedimiento que se aplica a los muertos por covid en la isla también se desataron los rumores.

En el caso del general de la reserva Manuel Lastres, su muerte fue anunciada por la televisión gubernamental. Su expediente confirmaba la misma consistencia revolucionaria del resto de los fallecidos: peleó a las órdenes del Che Guevara y de Camilo Cienfuegos durante la lucha contra la dictadura de Fulgencio Batista. También estuvo al mando de las tropas durante la guerra de Angola.

El más popular de los fallecidos es el general Armando Choy, de 87 años y origen chino. Actualmente coordinaba un grupo de historia de combatientes en Las Villas. Como militar retirado también trabajó en el saneamiento del puerto de La Habana y en el Ministerio de Trabajo.

El último de los fallecimientos se conoció el miércoles. El noticiero informativo evitó citar tanto la graduación como la edad del "combatiente revolucionario" Gilberto Antonio Cardero, quien como los anteriores participó en la lucha contra la dictadura previa y en la administración castrista. Su cuerpo, como el de sus compañeros, también fue cremado.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino