La líder de Hong Kong pospone las elecciones legislativas en otro golpe a la oposición democrática

La líder de Hong Kong pospone las elecciones legislativas en otro golpe a la oposición democrática

Carrie Lam ha hecho el anuncio este viernes, después de que ayer fueran descalificados para los comicios doce líderes contrarios a Pekín

Desde hacía días había un runrún sobre el aplazamiento de las elecciones al Parlamento de Hong Kong convocadas para septiembre. Pero la descalificación el jueves de doce candidatos de la oposición demócrata, que mermaba sus posibilidades de arrebatar la mayoría al bando gubernamental, hacía pensar de nuevo que se iban a celebrar en la fecha prevista: el 6 de septiembre. Sin embargo, y sorprendiendo otra vez a todo el mundo, las autoridades las han aplazado este viernes un año alegando el repunte del coronavirus, con más de cien casos diarios desde hace casi dos semanas.

«En los siete meses de lucha contra la pandemia, he tenido que tomar algunas decisiones muy duras. Pero esta es la más dura», anunció ante la Prensa la jefa ejecutiva del Gobierno local, Carrie Lam, según informa la radiotelevisión de Hong Kong. Lam, que lleva días alertando de «un estallido a gran escala» por la proliferación de casos de origen desconocido, justificó su decisión por el «grave riesgo» que entrañan las elecciones, a las que están llamados 4,4 millones de hongkoneses. En su opinión, la concentración de tanta gente en los colegios electorales impediría cumplir las estrictas medidas de distanciamiento social impuestas de nuevo en la ciudad, que logró frenar la primera embestida de la epidemia pero se enfrenta ahora a una «tercera ola» más virulenta.
Con 121 nuevos contagios detectados el viernes, de los que 118 son de transmisión local y 56 de origen desconocido, Hong Kong suma ya 3.372 casos y 27 fallecidos, dos en las últimas horas en residencias de ancianos. «Retrasar las elecciones del Consejo Legislativo (Legco) es una decisión muy, muy difícil, pero atajar la pandemia y proteger la salud pública, asegurando que dichos comicios se celebran de manera abierta y justa, es algo necesario», argumentó Lam. Para aplazar las legislativas hasta el 5 de septiembre de 2021, invocó las ordenanzas especiales de emergencia que datan de la época colonial. Pero tendrá que consultar a la Asamblea Nacional Popular, órgano legislativo del régimen chino, sobre cómo resolver el vacío legal que provoca esta medida, ya que en teoría las elecciones solo pueden retrasarse dos semanas.

Dudas de la oposición
Aunque Lam esgrime una razón de salud pública, la oposición demócrata la acusa de usar la excusa del coronavirus para seguir recortando las libertades en Hong Kong, que lleva un año sacudido por las peores protestas de su historia reclamando plena democracia. «Aplazar las elecciones más del plazo máximo de 14 días es abrir una crisis constitucional. Después de un año de movimiento democrático, es urgente que el Legco se someta al bautismo de la opinión pública, que es la raíz del gobierno de la ciudad», reclamaron en un comunicado 22 diputados demócratas, entre ellos cuatro descalificados, según recoge el periódico «South China Morning Post». A su juicio, «el Gobierno y toda la sociedad deben hacer los esfuerzos que hagan falta para que las elecciones se celebren como estaba previsto». Recordando que más de 60 países y regiones han tenido elecciones bajo la pandemia con medidas especiales de seguridad, como Corea del Sur y Singapur en Asia, los demócratas advierten de que «los marcos legales y constitucionales de Hong Kong no permitirán tal manipulación». Además, critican la intervención del Parlamento central chino porque «eso significaría el colapso total de nuestro orden constitucional». Frente a sus cifras, Lam señaló que también hay 49 lugares que han suspendido sus comicios por el riesgo de contagio del coronavirus.

A la espera de ver cómo se resuelve esta nueva crisis política, el aplazamiento de las legislativas supone un nuevo golpe al bando demócrata de Hong Kong. Recogiendo el creciente malestar contra el autoritarismo del régimen chino, que ha impuesto una draconiana Ley de Seguridad Nacional que se teme recorte las libertades, los demócratas aspiraban a desbancar al bloque gubernamental en el Parlamento autónomo. Para ello, contaban con su arrollador triunfo en los comicios municipales de noviembre, donde obtuvieron 17 de los 18 consejos de distrito, y con las 600.000 personas que votaron hace dos semanas en sus primarias para conformar las listas de sus partidos.

Pero doce de sus candidatos fueron descalificados el jueves por la junta electoral por sus discursos del pasado contra el régimen chino o abogando por la independencia, la autodeterminación y el bloqueo del Gobierno local desde el Parlamento. Con 70 escaños, dicha cámara semidemocrática se compone de 35 diputados elegidos mediante sufragio universal, 30 seleccionados por sectores económicos y sociales que suelen ser afines a Pekín y otros cinco procedentes de los consejos de distrito, donde el bando demócrata tiene mayoría ahora. Con estas cuentas, y el impulso de las protestas contra China, el bloque gubernamental podía perder por primera vez su mayoría en el Legco. Por si no era suficiente el veto a los doce candidatos de la oposición, ahora se suma el aplazamiento de los comicios durante un año. Si es como este, ya se ha visto que puede pasar de todo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino