Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

La investidura de Pedro Sánchez fracasa y se activa la cuenta atrás para nuevas elecciones

La investidura de Pedro Sánchez fracasa y se activa la cuenta atrás para nuevas elecciones

El líder socialista no consigue más votos favorables que contrarios. El plazo para que se disuelvan las Cortes y se convoquen comicios expira el 23 de septiembre

El candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha fracasado en su segunda votación de investidura este jueves en el Congreso. El líder socialista se ha sometido a la confianza de los 346 diputados de la Cámara baja y solo ha logrado el apoyo, como el pasado martes, del diputado del Partido Regionalista de Cantabria, José María Mazón, y de su partido (124 síes). Al no haber obtenido el respaldo de una mayoría de los diputados, se activa la cuenta atrás para la repetición electoral. Sánchez ha escuchado de viva voz 155 noes y 67 abstenciones. El plazo para que se disuelvan las Cortes y se convoquen elecciones expira el 23 de septiembre. Los grupos políticos disponen de ese lapso para intentar una nueva investidura.

La negociación, y las ofertas, se han planteado hasta el último minuto, incluso durante el debate. Pablo Iglesias ha hecho un intento reclamando las "competencias activas de empleo" en lugar controlar el Ministerio de Trabajo por consejo, según ha asegurado desde la tribuna, de una persona "con autoridad moral" en el PSOE. "No lleve a los españoles a elecciones, negocie con nosotros", ha instado a Sánchez. Cuando faltaban apenas tres horas para la votación, Podemos también ha intentado reactivar las conversaciones con otra propuesta, pero los socialistas la han rechazado a los pocos minutos.

La formación de Iglesias reclamaba in extremis una vicepresidencia de Derechos Sociales e Igualdad, y ministerios de Sanidad, Trabajo y Ciencia y Universidades. El PSOE se ha mantenido en su oferta del miércoles. Una vicepresidencia y tres ministerios: Sanidad, Vivienda e Igualdad. A pocos minutos de que comenzara el pleno, Unidas Podemos ha confirmado su abstención.

Sánchez ha comenzado su intervención lamentando que persistieran el bloqueo parlamentario y la falta de acuerdo entre los partidos de izquierda. “Entre fuerzas de izquierdas la investidura debería de haber estado garantizada desde el primer momento”, ha contemplado. A continuación ha expuesto los motivos por los que, en su opinión, no se ha llegado a un acuerdo a pesar de "grandes coincidencias" entre ambas formaciones. "Nunca hubo problemas de programa que impidieran el acuerdo (...) el problema fueron los ministerios", ha señalado Sánchez.

El presidente en funciones ha incidido en que su intención era formar un Gobierno "de personas competentes y capaz de gobernar" y ha subrayado la inexperiencia de la formación de Iglesias, debido a su corta existencia y la falta de antecedentes, en la gestión pública estatal. Iglesias, especialmente serio, le escuchaba haciendo gestos de desaprobación. "Si tengo que formar un Gobierno a sabiendas de que no seré útil a mi país, no seré presidente ahora", ha concluido.

Trabajo, cartera del desacuerdo

El punto central de la negociación estaba en la cartera de Trabajo, sin las competencias en Seguridad Social. Podemos ha añadido a los ministerios que pedía las atribuciones específicas que reclamaba y, sobre todo, la línea programática que habría detrás, que es otro de los asuntos centrales de la discusión entre ambas formaciones. "El Ministerio de Trabajo, con competencias para subir el salario mínimo interprofesional y derogar la reforma laboral del PP en diálogo con los agentes sociales", señala el texto del grupo de Iglesias.

A primera hora de la mañana, cuando la negociación se daba por fracasada, volvió la guerra por el relato. Tanto el PSOE como Unidas Podemos han escenificado este jueves el abismo que ha existido entre ambas formaciones antes de la votación de la investidura del líder socialista. La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, y el representante de Podemos en las conversaciones con los socialistas, Pablo Echenique, y otros dirigentes de ambos partidos han tratado de explicar en los medios de comunicación los motivos de la ruptura y sobre todo de culpar al otro partido de la misma.

Los socialistas defienden que las peticiones de la formación de Iglesias han hecho imposible la negociación, porque lo que reclamaban dejaría al PSOE prácticamente sin competencias. "Nos han pedido literalmente el Gobierno", ha dicho la vicepresidenta en funciones en una entrevista en la cadena SER. Unidas Podemos, por el contrario, sostiene que los socialistas solo les han ofrecido un "papel decorativo" y se han negado a darles competencias reales para cambiar cosas básicas como subir el salario mínimo, acabar con la temporalidad, escuelas gratuitas de 0-3 años o bajar la factura de la luz.

El Gobierno en funciones dio en la noche de este miércoles por "totalmente rotas" las negociaciones con Unidas Podemos, según fuentes del Ejecutivo, al considerar "inasumibles" las peticiones de la formación de Iglesias. Los socialistas entienden que acceder a las demandas de Podemos significaría "crear dos Gobiernos" dentro de uno y dejar en manos del partido morado el grueso de las políticas sociales y económicas. Unidas Podemos no dio por rotas oficialmente las negociaciones e insisten en que este grupo "sigue apostando por un Gobierno de coalición", pero su texto de respuesta viene a explicar por qué no han aceptado la última oferta y no abre espacio a otra.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino