La hermana de Kim Jong Un ya es segunda al mando en Corea del Norte

La hermana de Kim Jong Un ya es segunda al mando en Corea del Norte

Kim Yo Jong gana más poder en la economía y el ejército del régimen.

No hace tanto, apenas un par de años, a Kim Yo Jong se la describía como la “cara amable” del régimen norcoreano. Otros la presentaban como la “princesa discreta” del régimen del dictador Kim Jong Un. Hoy, los servicios de seguridad surcoreanos aseguran que esta mujer de 30 años ya es “la segunda al mando de facto” en el país comunista, un papel que se habría visto reforzado tras recibir recientemente nuevos poderes de la mano de su hermano.

Los legisladores surcoreanos recibieron esta información esta semana de manos de la agencia de espionaje local. Según el parlamentario Ha Tae Keung, el dictador habría entregado a su hermana y otros altos funcionarios “un poco más de su autoridad en comparación con el pasado” en campos como el económico y el militar. Aun así, quiso dejar claro que Kim Jong Un mantiene “el poder absoluto”. Entre las competencias que ahora atesora la hermana están la de guiar las relaciones del país con Corea del Sur y Estados Unidos, vitales para sus intereses.

Futuro
El dictador ha convocado en enero un congreso del partido en el contexto de una crisis económica aguda

El supuesto gesto de Kim ha desatado especulaciones sobre los motivos que subyacen en la decisión. Para la agencia de inteligencia, la transferencia de poder pretende aliviar la carga de trabajo derivada de su mandato y “evitar la culpabilidad en caso de un fracaso de la política”. Eso sí, insisten en que la delegación de responsabilidades no está ligada a la salud del líder o un posible plan de sucesión.

Kim Yo Jong saltó a la fama mundial en 2018 cuando representó a su país en los Juegos Olímpicos de Invierno celebrados en Pyeongchang, la primera vez que un miembro de la dinastía Kim ponía los pies en territorio surcoreano desde el fin de la guerra en 1953. Un año más tarde, se la pudo ver junto a su hermano durante la cumbre fallida celebrada con Donald Trump en Hanoi. Después de varios meses sin noticias suyas tras aquel fiasco, reapareció hace unos meses lanzando duros mensajes contra Corea del Sur y su permisividad hacia los desertores que lanzan panfletos propagandísticos al Norte. Aquel rifirrafe acabó con la sorpresiva voladura de la oficina de enlace conjunta de la localidad fronteriza de Panmunjom.

El reciente informe de los servicios de inteligencia surcoreanos –protagonistas de grandes aciertos y también sonoros errores– llega poco después de que Kim convocara un inusual congreso del Partido de los Trabajadores para enero en el que diseñarán un nuevo plan quinquenal para la economía.

En un comentario inusual, la agencia estatal norcoreana afirmó que, debido a “situaciones internas y externas severas y a múltiples desafíos inesperados” (la pandemia, las recientes inundaciones o las sanciones internacionales), la economía del país se ha retrasado. Solo con China, su principal socio comercial, los intercambios se redujeron un 67% hasta los 412 millones de dólares en la primera mitad de año, según datos publicados el jueves por la KITA.

Varios analistas han señalado la importancia de que el congreso se celebre en enero, mes en el que está previsto que tome posesión del cargo el ganador de las elecciones estadounidenses de este año. Creen que podrían aprovechar ese momento para establecer sus líneas estratégicas de actuación en función del candidato que se imponga

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino