«LA ESMA concentra en un edificio todo el plan sistemático de terror de la dictadura en la Argentina»

«LA ESMA concentra en un edificio todo el plan sistemático de terror de la dictadura en la Argentina»

Entrevista con Horacio Pietragalla, Secretario de Derechos Humanos del gobierno argentino

La Escuela Mecánica de la Armada (ex-ESMA), convertido en 2015, en el Museo Sitio de Memoria ESMA, fue propuesta a principios de octubre como candidata a convertirse en Patrimonio Mundial de la Unesco. Se trata de uno de los sitios más emblemáticos que aún conserva la historia de la dictadura del año 1976 en la República Argentina. Se estima que por allí pasaron cerca de 5.000 detenidos-desaparecidos de los cuales sobrevivieron alrededor de 500. El secretario de Derechos Humanos de la República Argentina, Horacio Pietragalla Corti, visitó Uruguay la semana pasada para la presentación de la candidatura de la ESMA en la sede de la CAF. En entrevista con diario La R, destacó la importancia de la postulación y el simbolismo que representa un sitio como la ESMA. «Para nosotros es de suma importancia poder estar presentando esta candidatura. Entendemos que este espacio tiene un simbolismo muy importante por lo que representa en nuestro país. Donde se secuestró, se torturó y se planificó el exterminio de militantes», afirmó Pietragalla.

¿Cómo nace esta idea de postular a la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) como patrimonio de la humanidad de la Unesco?.

La idea ya nace con la misma creación del museo cuando se inaugura en 2015. Ya sabíamos y lo sabía la directora del Museo Alejandra Naftal que habían distintos espacios de la Memoria en el mundo que habían sido declarados patrimonio de la Humanidad por la Unesco que tienen que ver con atrocidades que se cometieron contra la humanidad, como el apartheid en Sudáfrica, el mercado y la ruta de esclavos entre Brasil y Senegal. Está también el campo de concentración de Auschwitz de los nazis, la isla Robben donde Nelson Mandela estuvo 18 años prisionero. La idea surge a partir de que se inaugura el museo. Antes, se hacían visitas, Néstor (Kirchner) recupera el espacio el 24 de marzo de 2004, y a partir de ahí hay todo un trabajo de recuperación; la Escuela de Mecánica de la Armada pasa a otro lugar y estos edificios se van transformando en el Archivo Nacional de la Memoria, un centro cultural el Haraldo Conti, en homenaje al escritor y compañero detenido desaparecido en la Argentina, y después cada organismo tiene su sede; ahí funciona la Secretaría de Derechos Humanos y el Museo, el lugar que fue el sitio puntualmente tenía visitas y después se armó un plan de museo, y a partir de su inauguración se empieza a trabajar para declararlo patrimonio del Nunca Más. Para nosotros es de suma importancia poder estar presentando esta candidatura. Entendemos que este espacio tiene un simbolismo muy importante por lo que representa en nuestro país. Donde se secuestró, se torturó y se planificó el exterminio de militantes. Acá hubo un genocidio, acá hubo delitos de lesa humanidad y estos sitios y estos espacios de memoria son fiel prueba de eso.

En Argentina, funcionaron más de 600 centros clandestinos de detención; ¿por qué la elección recae en la ESMA?

La mayoría de los espacios grandes recuperados funcionaron como centros clandestinos de detención. La ESMA tenía todo un mecanismo de funcionalidad, con maternidad clandestina incluida, salas de tortura, lugares de trabajo forzado, lugares para acumular todas las pertenencias que se robaban de los domicilios allanados, el traslado, etc. Todo el recorrido de ese plan sistemático del terror que se armó en la dictadura, la ESMA lo concentra en un edificio. Hay otros espacios que funcionaron como centros de tortura, comisarias que están recuperadas que son espacios de memoria, hay regimientos como la Perla en Córdoba muy grande, que fue un centro clandestino de detención muy similar al que funcionó en la ESMA, pero más allá de las comisarías que también estaban en zona urbana, los predios militares estaban en campos militares, como muy aislados, de lo que era la ciudadanía. La ESMA está en el corazón de la ciudad de Buenos Aires, está en una zona muy urbana, uno está adentro haciendo la recorrida y escucha todo lo que relatan los detenidos que sobrevivieron; el tren, el avión, los goles en aquel momento, del Mundial en 1978, está la cancha de River ahí nomás, la calle , los transportes. La ESMA pasó a ser un símbolo, por ejemplo hoy se cedió un espacio a las Madres en Lucha, que son las víctimas de la violencia institucional de hoy, gatillo fácil, abuso policial, etc. En la postulación, hay que ser muy estricto en el cumplimiento de los requisitos.

Justamente en la presentación que se hizo aquí en Uruguay, la propia directora del Museo Sitio de Memoria ESMA, Alejandra Naftal, hablaba de la complejidad de la postulación y de las etapas que hay que ir superando. ¿Cuáles son esos requisitos que hay que cumplir?.

Los requisitos de Unesco son la integridad y la autenticidad del bien que se postula a la lista del patrimonio mundial de la Unesco. No solo eso sino que puedan presentar valores universales excepcionales, uno negativo y uno positivo, y además presentar un expediente de nominación con unos criterios y unos contenidos que fija la Unesco. Luego de pasar esta primer etapa, hay que pasar a la etapa de inspección ocular, en el sitio del predio que es la zona de amortiguamiento del bien que se presenta. Pasar esa inspección, certificar que todo lo que se dice en el expediente, sobre la institución que se presenta, sea coherente y sea verdadera, y también el plan de gestión que se propone y luego ahí se evalúa por parte del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco que integran 21 países que es el ámbito donde se define. El anuncio formal para postular a la ESMA lo hizo el actual presidente Alberto Fernández, el 10 de diciembre de 2020. Se venía trabajando desde mucho antes, lo que era importante era anunciar en ese momento era el apoyo del Estado argentino, donde ya los distintos poderes están apoyando la postulación, donde distintas organizaciones internacionales, distintas cámaras de legisladores de la región, están apoyando esta candidatura, de Europa también. Tenemos que ir caminando hacia el apoyo externo pero también ir cumpliendo los requisitos que pide Unesco.

¿Qué implicaría tener el reconocimiento por parte de la Unesco?

Creo que un apoyo por parte de Unesco visibiliza la maquinaria de terrorismo que se movió en ese período y creo que el reconocimiento internacional para nosotros es importante, por la lucha, la política pública de Argentina en materia de derechos humanos, que ya trasciende gobiernos más allá de algunos intentos que pudieron tener un retroceso, la ciudadanía está muy firme en esto. Me acuerdo en los cuatro años del gobierno de Macri intentaron un dos por uno que fue un intento de dar impunidad a los militares que habían sido condenados por delitos de lesa humanidad, y toda la ciudadanía salió a la calle a lo largo y ancho del país. Hay un consenso social en Argentina más allá de unas voces minoritarias de que esto tiene que ver con graves violaciones a los derechos humanos, y no lo decimos solo los familiares, los militantes en materia de derechos humanos, sino la Corte Suprema de Justicia que confirmó condenas por genocidio y delitos de lesa humanidad. Entonces, para nosotros este estatuto al museo, significaría darle un reconocimiento a lo que nunca más tendría que pasar. Y como decía el otro día, esto trasciende la propia Argentina, porque cuando uno recorre el espacio, se encuentra con lo que pasó en la región. Se encuentra con los distintos sitios y espacios de la memoria que hay en la Argentina, se encuentra con Automotores Orletti, por ejemplo, que también depende de la secretaría de Derechos Humanos, donde muchos compatriotas latinoamericanos, incluidos uruguayos, pasaron por ese espacio de tortura en el barrio del Bajo Flores. El Plan Cóndor demuestra eso.

Acerca de los pasos que se están dando, se insistía en la conferencia con la complejidad del procedimiento. ¿Qué pasos se requieren?

Nosotros tuvimos que armar una carpeta, esto ahora lo tiene en consulta Unesco, habrá una devolución a la Argentina y nosotros tendríamos que presentar el trabajo final en febrero. Y a partir de ahí cumplir ciertos objetivos que tienen la candidatura como obras de infraestructura en el Museo. Todavía faltan recuperar algunos espacios donde vivían los oficiales de la marina, los altos rangos vivían en esa casa donde en el altillo se torturaba. Tenemos que hacer mantenimiento, es un edificio muy viejo, pero también distintos trabajos de difusión. Bueno, hay ciertos requisitos que tenemos que ir trabajando y a la vez está lo que sería que lo conozcan, que los distintos estados que forman parte de Unesco puedan qué significa este espacio qué funcionó ahí, cuantos hombres y mujeres nacieron en ese lugar, en condiciones infra humanas , cuántos de esos bebés fueron robados y todavía no aparecen . Este delito, el de la apropiación, sabemos que Uruguay tiene una historia con esto, estoy mucho en contacto con Macarena (Gelman) que es una hermana. Yo también recuperé mi identidad, pero sabemos que hay hombres y mujeres que no han podido recuperar su historia, y que esto también viene a visibilizar estos delitos que todavía se siguen cometiendo. Con respecto a la de la candidatura, se requieren también apoyos y creo que los tiene, se han enumerado. Eso cuenta también a favor, y los países parte de la Comisión de patrimonio cultural, es importante que nos apoyen. En ese sentido tenemos un trabajo muy fuerte por delante.

Apoyo de Uruguay, solicitado

¿Se ha solicitado el apoyo de Uruguay para esta postulación ante Unesco?

Hemos estado reunidos con autoridades de las distintas secretarías de derechos humanos del Poder Ejecutivo nacional. Estuvimos conversando. Estuvimos trabajando para que Uruguay pueda apoyar esta idea. Uruguay todavía no tomó una decisión.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino