AGNU  ●  Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

La economía argentina cae un 26% durante el primer mes en cuarentena

La economía argentina cae un 26% durante el primer mes en cuarentena

El derrumbe de la actividad registrado en abril no tiene antecedentes históricos.

La recesión argentina no encuentra piso. La actividad económica de abril, el primer mes completo en cuarentena, se derrumbó un 26,4%, lastrado por la parálisis de la construcción, el comercio y la industria. El registro fue el peor de la historia. Es mucho decir, para un país acostumbrado al tobogán de las crisis económicas. En marzo de 2002, cuando Argentina se hundía en la debacle del corralito, la economía cayó 16,7%. El dato de abril anticipa lo que será el tercer año de caída consecutiva del PIB, con una previsión negativa de al menos 10 puntos.

Argentina vive una de las cuarentenas más estrictas de América Latina. El confinamiento y la parálisis de la actividad ha mantenido a raya los casos positivos de coronavirus, con 62.000 infectados y menos de 1.280 muertos. Desde este miércoles, el encierro volverá a su etapa más dura en la ciudad Buenos Aires y su área metropolitana, responsable de la mitad del PIB nacional y también de nueve de cada diez casos de coronavirus. La cuarentena ha sido un éxito sanitario, pero de consecuencias económicas desastrosas. El Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), que anticipa los datos del PIB, cayó en abril un 17,5% con respecto a marzo, mes que tuvo 10 días de cuarentena, y 26,4% interanual. La caída de los primero cuatro meses del año fue del 11%.

Todas los sectores de la economía se derrumbaron durante abril, liderados por la construcción (-86,4%) y hoteles y restaurantes (-85.6%). Cayeron incluso sectores que no cerraron del todo, como el agro (10,3%) y la salud (32,6%), que funcionó a media máquina a la espera de un pico de la pandemia que se demoró.

El escenario no puede ser peor. Argentina lleva dos años de caídas del PIB y este profundizará aún más la recesión. Un informe de la ONU calculó una bajada del 10%, pero consultoras privadas locales estiman que puede ser incluso del 12%. En 2002, año de la peor crisis de la historia argentina, la economía cayó 10,9%. Le siguió, sin embargo, una rápida recuperación, impulsada por la locomotora china y precios récord de las materias primas, donde Argentina es más fuerte. Este año todo será distinto.

El Gobierno de Alberto Fernández, que lleva poco más de seis meses en el poder, tiene pendiente una compleja reestructuración de la deuda que Argentina contrajo con acreedores privados. Son 66.000 millones de dólares, a los que pronto se sumará otra negociación por los 44.000 millones de dólares que el Gobierno de Mauricio Macri recibió del FMI.

Fernández anunció el viernes una vuelta a la fase uno de la cuarentena en Buenos Aires y su extrarradio. El presidente dijo entonces que entendía que el confinamiento traía consecuencias económicas, pero insistió en la idea de “salvar vidas”. “La economía se resuelve”, dijo, y vaticinó una inminente recuperación, incluso a contramano de la sensación de catástrofe que atraviesa a muchos argentinos.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino