La Corte Suprema argentina frenó el traslado de 3 jueces que investigan al kirchnerismo

La Corte Suprema argentina frenó el traslado de 3 jueces que investigan al kirchnerismo

El máximo tribunal ordenó que por el momento no sean reemplazados, revirtiendo una cuestionada decisión del gobierno de Alberto Fernández.

La Corte Suprema de Justicia de Argentina aceptó este martes el recurso de per saltum presentado por los jueces Pablo Bertuzzi, Leopoldo Bruglia y Germán Castelli y puso en suspenso sus traslados, en una decisión de alto impacto político en el país sudamericano, ya que los magistrados participan en causas de corrupción que involucran a la actual vicepresidenta Cristina Kirchner. Según la oposición, la decisión del gobierno peronista de trasladar a los camaristas es un intento del gobierno de Alberto Fernández de buscar "impunidad" para su vice, quien es la jefa política del espacio, mientras el oficialismo argumenta que solo está revirtiendo cambios que hizo el gobierno de Macri de manera irregular para perjudicar a Cristina Kirchner.

Tras varias de deliberaciones en el cuarto piso del Palacio de Tribunales vía zoom por el protocolo sanitario, los integrantes del máximo tribunal votaron a favor de declarar admisible el recurso de los magistrados que debían volver a sus juzgados de origen, de acuerdo a lo aprobado por el Senado y ratificado por el Poder Ejecutivo.

Estuvieron presentes en sus despachos los jueces Carlos Rozenkrantz, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti y Ricardo Lorenzetti, que viajaron desde Santa Fe, lo que grafica la importancia que le dieron al tema. Elena Highton de Nolasco se conectó desde su casa. A las 11 la decisión ya estaba tomada.

En el máximo tribunal eran muy conscientes este martes que la decisión tomada implica una desautorización fuerte a Alberto Fernández y Cristina Kirchner que invirtieron ingentes esfuerzos en desplazar a los camaristas.

"Se abre ahora una ventana de veinte a treinta días hasta que llegue el pronunciamiento de fondo, que el Gobierno debería aprovechar para abrir un diálogo", explicó a LPO una fuente que conoce las señales que envía la Corte. En efecto, en el máximo tribunal lamentan que el Gobierno no demuestre voluntad o capacidad de diálogo, sin que esto se traduzca en presiones. "Tienen que entender que la Corte no es el Ministerio de Justicia", agregó la fuente consultada.

Se abre ahora una ventana de veinte a treinta días hasta que llegue el pronunciamiento de fondo, que el Gobierno debería aprovechar para abrir un diálogo.

Con este fallo, la Corte ordenó al Consejo de la Magistratura que se abstenga de realizar cambios hasta que resuelva la cuestión de fondo. Es decir que no podrá reemplazar a Bruglia, Bertuzzi y Castelli en los juzgados a los que fueron trasladados por decreto por el gobierno de Macri.

Se trata además de un claro triunfo interno del presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, quien había presionado por un fallo en ese sentido y hasta forzó la convocatoria a un "acuerdo extraordinario" ya que en principio no contaba con el respaldo de sus pares. El titular del tribunal firmó su propio fallo en el que da lugar también a la apertura del recurso excepcional.

Con esta decisión queda suspendido el trámite de la causa que Bruglia y Bertuzzi habían iniciado en el fuero en lo Contencioso Administrativo Federal y que esperaba una resolución de la Cámara, que ayer tuvo que posponer su fallo por un empate entre sus integrantes. Este martes se había sorteado sumar a la jueza Clara Do Pico para desempatar. Castelli, que apeló individualmente, también esperaba un fallo.

Precisamente esa indecisión de la Sala V de la Cámara en lo Contencioso Administrativo habría sido determinante para la admisión del per saltum por parte de la Corte, donde hasta hace poco la mayoría se inclinaba por esperar la resolución de la instancia inferior. "Se dieron cuenta que la intención de la Cámara era darle largas al tema y actuaron", explicó a LPO una fuente al tanto de las deliberaciones en la Corte.

El jueves pasado, cuando los jueces de la Corte vieron que el fiscal de Cámara, Rodrigo Cuesta, demoraba la redacción de su dictamen, terminaron de confirmar que la Cámara había decidido darle largas al tema y esperar que en todo caso se fueran consolidando hechos consumados, antes de pronunciarse.

El jueves pasado, cuando los jueces de la Corte vieron que el fiscal de Cámara, Rodrigo Cuesta, demoraba la redacción de su dictamen, terminaron de confirmar que la Cámara había decidido darle largas al tema y esperar que en todo caso se fueran consolidando hechos consumados, como al designación de nuevos camaristas. De inmediato, Rosatti, Lorenzetti y Maqueda, empezaron a discutir un posible fallo.

La habilitación del per saltum por parte de la Corte Suprema es la primera buena noticia que reciben Bruglia, Bertuzzi y Castelli desde que se inició el proceso judicial, en el que les habían sido rechazados todos los recursos que presentaron.

La decisión de la Corte incluye la notificación de las demandas al Estado Nacional para que responda en un plazo de 48 horas y que se le dé intervención al Procurador General de la Nación por el mismo plazo. El apuro parece confirmar que la decisión de fondo podría llegar en semanas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino