La Comisión Europea está “más centrada en la implementación” de acuerdos como el que negoció con Mercosur

La Comisión Europea está “más centrada en la implementación” de acuerdos como el que negoció con Mercosur

La Comisión Europea (CE) se encuentra actualmente “más centrada en la implementación que en la negociación” de acuerdos comerciales.

La Unión Europea (UE) retoma el curso político poniendo énfasis en la óptima aplicación de sus acuerdos comerciales, mientras busca mayor sintonía con Estados Unidos para poner fin a sus rifirrafes y la cristalización de los pactos logrados con China o el Mercosur.

La Comisión Europea (CE) se encuentra actualmente “más centrada en la implementación que en la negociación” de acuerdos comerciales, indicaron a EFE fuentes de la comisión.

“Seguimos con negociaciones en curso, pero es importante que lo que está negociado y está en vigor se aplique bien y que los países cumplan con los compromisos”, agregaron.

Uno de ellos es el de inversiones con China, que permitirá un tratamiento más justo a las empresas europeas en su territorio.

En cambio, las medidas de Beijing contra eurodiputados de la Comisión de Derechos Humanos de la Eurocámara en marzo truncó su proceso de ratificación, ya que el Parlamento Europeo rechazó tramitarlo si China no deponía esa actitud.

Ahora está congelado mientras la Comisión continúa la revisión legal y las traducciones del texto.

También continúa el trabajo técnico por parte de la CE en el acuerdo con el Mercosur (el acuerdo de asociación que negociaron durante 20 años).

Bruselas deberá determinar, al término de ese ejercicio técnico, si por su naturaleza el acuerdo con el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) es mixto, con suficientes implicaciones políticas y no solo comerciales, como para sobrepasar las competencias de la UE y que tenga que ser ratificado, también, por los parlamentos nacionales de los 27 miembros.

Un “riesgo”, en opinión del eurodiputado liberal Jordi Cañas, ponente en la Eurocámara del acuerdo con el Mercosur, ya que de ese modo grandes acuerdos comerciales quedan supeditados a debates nacionales como, asegura, es el caso de Francia, que cree que rechaza ratificarlo por el contexto político en el que se encuentra de cara a las elecciones presidenciales de abril de 2022.

Por otra parte, las expectativas son crecientes con Estados Unidos tras constatar mejor sintonía con la administración de Joe Biden. A fines de mes se celebrará la primera ronda del Consejo de Comercio y Tecnología entre las dos partes, mientras está por ver si se logra resolver la disputa por los aranceles estadounidenses al acero y aluminio europeos antes de finales de año. Washington podría retirar esas medidas, adoptar unas especiales para la UE o reducir las cuotas, apuntan fuentes europeas.

En paralelo, la CE prepara nuevas rondas de negociación con Australia y Nueva Zelanda así como con Chile (para actualizar su actual acuerdo). (EFE)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino