La ambición de Argentina de llegar a 100.000 millones de dólares en exportaciones agro

La ambición de Argentina de llegar a 100.000 millones de dólares en exportaciones agro

El nuevo Consejo Agroindustrial Argentino, integrado por 40 entidades del rubro, fue creado para tender puentes entre actores en tensión y elaborar leyes de fomento para subir de 65.000 a 100.000 millones de dólares las exportaciones en el plazo de 10 años.

La economía argentina, en grave crisis luego de 10 años de estancamiento y tres consecutivos de recesión, no puede pensar un futuro próspero sin el valor que tiene el campo, como se llama localmente a la actividad agropecuaria nacional y sus diversos actores.

Seis de cada 10 dólares del comercio exterior provienen de la industria agroexportadora en un país que precisa de divisas para recuperarse y volver a generar estabilidad fiscal, crecimiento interno y confianza exterior, además de cumplir con los vencimientos de deuda pública.

Con un mundo necesitado de grandes territorios agroproductores con altos márgenes de excedentes para satisfacer las enormes de demandas de alimentos en tiempos volátiles, las posibilidades de potenciar la producción argentina son enormes, pero su éxito estará determinado por la posibilidad de superar los conflictos internos entre las entidades rurales, los sindicatos de trabajadores y el Gobierno.
"Hace dos meses un grupo de entidades comenzamos un intercambio con Cancillería que generó que le hiciéramos algunas proposiciones para el Mercosur. Nos decidimos no protestar, sino proponer", dijo a Sputnik José Martins, presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y vocero institucional del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

Martins comentó que comenzaron a juntar información de todos los sectores de las entidades que integran el CAA —alrededor de 40 cámaras empresariales, bolsas de cereales y de comercio, y asociaciones y federaciones de todo el país— para elaborar un plan de acción.

"Queremos generar una política a largo plazo que permita a la agroindustria invertir, crecer sobre todo en el interior, y potenciar nuestras exportaciones, no solo de 'commodities', como venimos haciendo, sino también poner mucho foco en biocombustibles, tecnologías, edición génica, maquinarias, insumos, inclusive conocimiento y servicios profesionales y técnicos", enumeró.

El referente aseguró que la propuesta tiene el potencial de aumentar los ingresos por las agroexportaciones de 65.000 a 100.000 millones de dólares anuales entre 2020 y 2030, además de crear 50.000 nuevos puestos de trabajo directos y 700.000 empleos indirectos.
Argentina es el tercer exportador de soja del mundo, en forma de granos, aceite y harina. Su principal comprador es China, el mayor consumidor de este commodity del mundo y que mantiene una tensa guerra comercial con EEUU.

Apoyo gubernamental y acercamiento histórico
Referentes del Consejo mantuvieron encuentros virtuales con gobernadores, ministros y legisladores durante las últimas semanas. Este lunes 3 y martes 4 se reunieron con la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y el presidente, Alberto Fernández, respectivamente, para presentarles la estrategia de reactivación que elaboraron.

El encuentro con la expresidenta (2007-2015) representó un gesto político histórico en la relación del kirchnerismo con el campo, aunque las principales entidades rurales que forman la Mesa de Enlace no estuvieran presentes.

En 2008, el impulso del Gobierno nacional de la resolución 125, que buscaba imponer retenciones móviles a las agroexportaciones, generó que entidades y productores rurales estallaran en cólera: hubo huelgas, cortes de rutas, cacerolazos, falta de suministros en la capital, marchas en contra y en apoyo. La tensión creó lo que se llama en Argentina hoy la grieta política y finalmente la iniciativa no prosperó.
"No vamos con un manual debajo del brazo sino con la intención de articular una gestión público-privada que nos permita armar una mesa de trabajo en la que podamos en conjunto armar un paquete de leyes que sea tratado en el Congreso en lo posible este año", anunció Martins.

Comentó que el presidente se comprometió en su apoyo y que designaría miembros del gabinete para que, junto a los técnicos del Consejo, se pueda consensuar acerca de puntos clave como, por ejemplo, un paquete impositivo que aliente la inversión en infraestructura y se encamine a superar las tensiones entre el oficialismo y los sectores críticos con las retenciones a los derechos de exportación.

El portavoz del CAA explicó que buscan una ley nacional que ofrezca un marco de respaldo de por lo menos 10 años para generar la credibilidad que atraiga inversiones extranjeras y nacionales y "para salir de lo que nos marca la historia, que es que al cambiar el signo político de gobierno las políticas quedan en la nada".

"Necesitamos un marco previsible de estabilidad fiscal para que aquel que invierta sepa cómo van a ser las proyecciones de su negocio en los próximos años. En Argentina es común que periódicamente se cambien las reglas de juego y eso desalienta inversiones. Lo que estamos proponiendo es que hagamos leyes y que las sostengamos en el tiempo", concluyó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino