Joseph Wu, ministro de Exteriores de Taiwan: "La posibilidad de guerra con China es real"

Joseph Wu, ministro de Exteriores de Taiwan: "La posibilidad de guerra con China es real"

Al frente de la diplomacia de la isla desde 2018, está señalado por Pekín como un "separatista acérrimo"

Hay un escenario cada vez más peligroso alrededor de Taiwan. El destino de la isla amenaza con detonar un enfrentamiento entre China y Estados Unidos. Pekín no niega su intención de invadir una nación con una joven democracia a la que considera una más de sus provincias. Eso le preocupa cada vez más a uno de los hombres fuertes del gobernante Partido Progresista Democrático, Joseph Wu (66 años), ministro de Relaciones Exteriores de Taiwan desde 2018 señalado por Pekín como un "separatista acérrimo"

El presidente chino, Xi Jinping, prometió durante su discurso en el centenario del Partido Comunista Chino "completar la reunificación" de Taiwan y "aplastar" cualquier intento de independencia formal. ¿Existe la posibilidad de un conflicto militar en el estrecho de Taiwan?
La posibilidad de una guerra con China es real. La amenaza existe. Pero si China ataca a Taiwan, queremos estar preparados para defendernos. Ellos, además de las amenazas verbales, están intensificando los ejercicios militares alrededor de Taiwan. Por ejemplo, sólo el año pasado, 2.900 aviones militares chinos entraron en nuestra ADIZ (zona de identificación de defensa aérea). Cada vez son incursiones más concurridas. Como sucedió el pasado junio, cuando entraron 28 aviones militares chinos al mismo tiempo que sus fuerzas navales realizaban ejercicios al sureste de Taiwan. Afortunadamente, sentimos que la comunidad internacional, tras la reunión del G7 y la alianza cada vez más fuerte del QUAD (Estados Unidos, Japón, Australia e India), presta ahora más atención a la importancia de mantener la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwan.

El año pasado, el Gobierno de Taiwan anunció que aumentaría un 10% presupuesto de defensa. También compró armas por valor de 4.800 millones de dólares a Estados Unidos. ¿Se está preparando Taiwan para una invasión?
Entendemos que el propósito de China de apoderarse de Taiwan no solo pasa por fines estratégicos, también está tratando de acabar con la libertad y la democracia. No dejaremos que eso suceda. Usando la analogía de David contra Goliat, estamos seguros de que nosotros prevaleceremos. Necesitamos proteger nuestra independencia. Para ello tenemos que estar preparados y comprar armas avanzadas de Estados Unidos y cooperar en materia de seguridad con otros países afines. Debemos enfrentar juntos los desafíos de la agresión militar de un país que, internamente, está reprimiendo mucho, como ocurre en la provincia de Xinjiang y en el Tíbet. O en Hong Kong, que antes de 2020, cuando Pekín impuso la Ley de Seguridad Nacional, era un territorio muy libre. Esa libertad y democracia ya han desaparecido en Hong Kong.

En Pekín muchos funcionarios hablan de que Taiwan seguirá pronto los pasos de Hong Kong.
Esa es la naturaleza de un país autoritario. No les importa que Taiwan valore la libertad. Sólo quieren imponer su voluntad, al igual que han hecho con Hong Kong o Xinjiang. En Taiwan respetamos la opinión de la mayoría del pueblo, que no quiere formar parte de la estructura 'un país, dos sistemas' en la que está integrada Hong Kong. Nosotros somos una democracia en la que, como en España, se hacen muchas encuestas de opinión y la gente no quiere la reunificación con China. Si el Gobierno chino quiere imponer su voluntad sin consultar a la opinión pública, no va a funcionar. Estoy seguro de que al final buscarán una solución militar, que será un desastre. Lo de Hong Kong ya es una tragedia. Yo estoy seguro de que las democracias de todo el mundo no quieren ver otra tragedia.
China ha sido la única gran economía que ha crecido durante la pandemia. Es un país cada vez más militarizado con mayor presencia en el estrecho de Taiwan. ¿Se puede frenar su expansión?
Cada vez son más fuertes las reacciones de muchos países contra la agresión de China y su amenaza a Taiwan. Estados Unidos y Japón están tomando posiciones muy firmes para defender la paz y la estabilidad. Otros países como Australia, Canadá, Alemania, Francia y Reino Unido, están defendiendo la libertad de operaciones de navegación en esta parte del mundo.
En la toma de posesión del presidente Joe Biden, una de las personas invitadas fue la diplomática taiwanesa Hsiao Bi-khim. Desde 1979, ningún representante de Taiwan había asistido a una toma de posesión en Estados Unidos. Con Biden, ¿mantienen la buena relación de la que presumían con Donald Trump?
Washington se ha comprometido a mantener buenas relaciones económicas y de seguridad con Taiwan, a quien describen como una historia de éxito democrático. A menudo dicen que su compromiso con Taiwan es sólido como una roca. Y si nos fijamos en sus acciones, su apoyo es real. Tenemos el ejemplo mencionado de la invitación de nuestra embajadora a la toma de posesión del presidente Biden. Fue un gesto simbólico muy importante. Después, mientras Biden celebraba sus 100 días en el cargo, envió a Taiwan a su mejor amigo, al senador demócrata Chris Dodd, que llegó con una delegación bipartidista para mostrarnos su apoyo. Creemos que la administración Biden seguirá proporcionándonos lo que necesitemos para nuestra defensa del territorio.
Entonces, ¿por qué Washington aún no reconoce la soberanía de Taiwan?
Bueno... Estados Unidos tiene relaciones oficiales con Taiwan. Eso está codificado en la Ley de Relaciones de Taiwan.
Al comienzo de la pandemia, Taiwan fue una de las historias de éxito por su rápido control de los contagios. Sin embargo, todavía no tiene un asiento en la Organización Mundial de la Salud (OMS) por el veto de Pekín.
Creo que es posible que nuestros expertos puedan participar en un futuro próximo en las actividades y reuniones de la OMS. Vamos a luchar para conseguirlo pese a que todavía es difícil por la presión de China. Una de las formas en las que China intenta controlar a la ONU o la OMS es tratando de manipular algunas de las reglas que marcan la agenda de esas organizaciones internacionales. Ellos pretenden torcer las resoluciones de la ONU para su propio fin, para su propia ambición de apoderarse de Taiwan. Pero Taiwan no estará bajo ningún control de China. Tenemos nuestro propio Gobierno, que está ejerciendo su propia jurisdicción en el territorio. Gracias a eso, por ejemplo, el Gobierno español tiene una oficina de representación en Taipei y nosotros tenemos una oficina de representación en España que lleva a cabo las relaciones comerciales y, a veces, relaciones semipolíticas. Ahora hay más de 3.000 parlamentarios de todo el mundo que están expresando su apoyo a Taiwan, incluyendo parlamentarios españoles, aunque el Gobierno de España no apoya oficialmente a Taiwan. Yo espero que los países amantes de la libertad y la democracia, como España, se unan entre sí para apoyarnos ante las agresiones de China y votar a favor de nuestra participación en las reuniones de la OMS.
Sobre el origen de la pandemia, cada vez está cogiendo más fuerza la teoría del laboratorio de Wuhan. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reconoció esta semana que descartaron esa teoría demasiado pronto. ¿Alguna vez sabremos la verdad?
No tengo pruebas sustanciales para decir algo de manera autorizada sobre este asunto. Lo que sabemos es que, en Taiwan, aprendimos de nuestra experiencia en 2003 cuando el SARS golpeó el país. A finales de 2019, algunos de nuestros expertos en salud monitorizaron las discusiones en China. Entonces, notaron que había discusiones en la red que indicaban que había casos de enfermedades similares al SARS y que las personas eran tratadas de forma aislada. Así que subimos el nivel de alerta. Cuando encontramos el primer caso de Covid, cerramos nuestras fronteras. Nosotros siempre tratamos de ser transparentes, no como hizo el Gobierno chino. Ellos intentaron contener la información. No quisieron que la gente entendiera lo que realmente sucedía hasta que la situación estaba totalmente fuera de control. China, institucionalmente, es incapaz de decir la verdad. Esa es la diferencia entre un sistema democrático y otro autoritario.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino