Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Johnson dice que Escocia debe dar gracias a Londres

Johnson dice que Escocia debe dar gracias a Londres

Alega que la pandemia habría sido peor fuera de la Unión.

Algunas de las víctimas del coronavirus siguen sufriendo pesadillas mucho tiempo después de recuperarse. La de Boris Johnson, recurrente, es que ya no está en Downing Street, Escocia ha conquistado por fin la independencia y él ha pasado a la historia como el primer ministro bajo cuyo mandato, después de más de tres siglos, se resquebrajó la Unión.

Las encuestas, que otorgan una ventaja del 54% al 46% a la soberanía en Escocia, han hecho saltar todas las alarmas en Downing Street. Tanto es así que el primer ministro viajó ayer por primera vez al país vecino desde las elecciones de diciembre pasado, aunque su figura es tan detestada al norte de la frontera que muchos piensan que alienta el nacionalismo sin tan siquiera abrir la boca. Mucho más si, como ha hecho en esta ocasión, dice que Escocia debería estar agradecida a Londres por su ayuda en la pandemia, y que si hubiera sido independiente el impacto de la crisis habría sido mucho mayor.

Gestión de la crisis
La realidad es que un 80% de los escoceses aprueba la gestión de la crisis hecha por la nacionalista Sturgeon

La líder nacionalista Nicola Sturgeon, que hace unos días celebró su cincuenta aniversario, ha tuiteado como respuesta que “Johnson es siempre bienvenido, pero su presencia ha significado en esta ocasión el mejor regalo de cumpleaños imaginable”. Y eso que, consciente de la hostilidad que genera, el premier circunscribió su visita a las islas Orcadas (no independentistas, una de las tan solo 11 circunscripciones que no ganó el SNP en diciembre) y al norte de las Tierras Altas, una región muy poco poblada.

Incapaz de encontrar otros argumentos para frenar el avance del soberanismo, Johnson recurrió a la noción de que el Tesoro británico “ha salvado casi un millón de puestos de trabajo y a miles de empresas en Escocia” financiando los expedientes temporales de regulación de empleo, y con los siete mil millones de euros entregados directamente al gobierno autónomo de Holyrood para mitigar la crisis. “La fuerza de la Unión ha sido decisiva”, declaró en Stromness, la segunda ciudad de las Orcadas.

Sturgeon, cuya gestión de la pandemia (más prudente que la de Londres) recibe la aprobación de un 80% de los escoceses, respondió que su Gobierno “va a seguir colaborando en la lucha contra el virus, que es la primera prioridad con diferencia”, y que “nadie debería utilizar una tragedia que ha costado miles de vidas para hacer política y defender argumentos constitucionales”.

El gobierno central ha coordinado y financiado la respuesta económica a la crisis, y socializado hasta cierto punto la economía del país para limitar en la medida de lo posible la destrucción de empleo, aunque el paro ya está aumentando en la medida que cierran empresas y negocios, y se estima que llegará en el invierno hasta el 15%, una cifra que hace mucho tiempo que no se registraba en el Reino Unido.

Pero las autonomías escocesa, galesa y norirlandesa han corrido con el peso de la gestión sanitaria, y adoptado medidas diferentes a las de Londres. La mayoría de votantes piensan que lo han hecho mejor. “Fuera de Escocia”, “Nuestra Escocia, nuestro futuro”, “Referéndum de independencia ya”, señalaban algunas de las pancartas con que fue recibido Johnson, que se niega a considerar una nueva consulta. “Cada vez que el primer ministro afirma que solo como parte de la Unión Escocia puede sobrevivir a la pandemia, y que somos demasiado pobres y estúpidos para apañarnos por nuestra cuenta, sube el apoyo a la independencia. Que lo siga haciendo”, dijo Sturgeon.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino