Israel pide apoyo al Rey para frenar la investigación de crímenes de guerra por el tribunal de La Haya

Israel pide apoyo al Rey para frenar la investigación de crímenes de guerra por el tribunal de La Haya

Felipe VI alude en Jerusalén al "contexto político complejo" que han vivido los dos países con la repetición de elecciones.

El presidente israelí, Reuven Rivlin, ha pedido este jueves al rey Felipe VI ayuda para frenar la investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) sobre crímenes de guerra en Palestina. Al inicio de la entrevista que ambos han mantenido en la residencia del presidente israelí, este ha mostrado su preocupación ante la posibilidad de que el tribunal de La Haya acuse a soldados israelíes de cometer “terribles crímenes”. "Son nuestros hijos y nuestros nietos", ha dicho, tras recordar que el Ejército israelí no es profesional sino de reclutamiento forzoso. Rivlin ha justificado la actuación militar de Israel para detener el lanzamiento de misiles sobre sus ciudades desde la franja de Gaza y ha asegurado que su Ejército es cuidadoso de no causar víctimas civiles e investiga cuando se producen posibles excesos.

El Rey ha evitado responder a una petición incómoda para España, que es país fundador y firme defensor del tribunal penal internacional. La fiscal de la corte, Fatou Bensouda, aseguró en diciembre pasado disponer de “indicios racionales” de la comisión de crímenes de guerra por ambas partes en Palestina desde junio de 2014 (incluyendo la operación Margen Protector contra Hamás en Gaza, los disparos desde el muro que rodea la franja y los asentamientos ilegales) y anunció la apertura de una investigación. El procedimiento está pendiente de que se delimite su alcance geográfico, pues Israel no se somete a la jurisdicción de la CPI, pero sí Palestina, cuyo territorio reconocido internacionalmente abarca Cisjordania, Jerusalén Este y Gaza.

Aunque al proceso le queda aún un largo trámite burocrático, Israel teme que concluya con órdenes internacionales de detención que limitarían la capacidad de sus líderes de viajar fuera del país, por lo que ha lanzado una campaña diplomática mundial para frenarlo. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, amenazó esta semana con imponer sanciones a la Corte si prosigue con lo que él considera “un ataque frontal al derecho de una democracia a defenderse y al derecho del pueblo judío a vivir en su tierra ancestral de Israel”.

Rivlin se ha entrevistado con Felipe VI tras reunirse con la presidenta de la Cámara de Representantes de EE UU, Nancy Pelosi, y el presidente italiano, Sergio Mattarella, y antes de recibir al príncipe de Gales, asistentes todos ellos al Vº Foro Mundial del Holocausto que se celebra este jueves en el Museo Yad Vashem de Jerusalén. En presencia de la nueva ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, el presidente israelí ha dicho que sabe que los españoles son “muy amigos de los palestinos” y ha pedido su ayuda para que estos entiendan que el Estado de “Israel es un hecho y el único hogar que tienen los judíos en el mundo”.

El Rey ha reiterado el compromiso de España contra el discurso del odio, la xenofobia y el antisemitismo y ha recordado la aprobación de un marco legal para combatirlo, además de facilitar la recuperación de la nacionalidad por parte de los descendientes de judíos sefardíes expulsados hace más de 500 años. Felipe VI ha justificado la escasez de contactos bilaterales en los últimos años alegando que los dos países han vivido un "contexto político algo complejo”, en alusión a la larga etapa con gobiernos en funciones, pero “ahora empieza un nuevo ciclo”, ha añadido. Israel, sin embargo, aún debe celebrar a primeros de marzo sus terceras elecciones en menos de un año. “Y puede que no sean las últimas”, ha bromeado Rivlin.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino