Israel empieza a poner la tercera dosis de Pfizer por la variante delta

Israel empieza a poner la tercera dosis de Pfizer por la variante delta

Sin esperar el visto bueno de los principales reguladores internacionales, Israel aprobó este lunes la aplicación de la tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus. En el Estado judío, donde se respiraba ya una plena normalidad pospandémica desde junio –sin mascarillas en lugares cerrados–, se ha desatado la preocupación por la expansión de la variante delta.

Con 730 nuevos casos detectados ayer –1,26% de positividad–, que supone la cifra más alta desde marzo, el Ministerio de Salud autorizó a las mutuas médicas la aplicación del tercer pinchazo. Inicialmente, se suministrará a personas con deficiencias en el sistema inmunológico, y el primer grupo serán los trasplantados de corazón. Paralelamente, se debate también su posterior aplicación al total de la población. No obstante, hay expertos que alertan que esto podría ser visto como señal de que las vacunas no protegen lo suficiente.

Las personas con deficiencias en el sistema inmunológico serán las primeras que recibirán la nueva dosis
La profesora Galia Rahab, de la unidad epidemiológica del hospital Tel Hashomer, explicó al diario Yediot Aharonot que “la población con inmunodeficiencia tiene mayor riesgo de contagio y mortalidad por coronavirus, y padecen la enfermedad por más tiempo, que también facilita el desarrollo de las mutaciones. Por ello, es conveniente aplicar una dosis extra”. Según estudios realizados por el hospital sobre pacientes con trasplantes de corazón, solo el 18% generaron suficientes anticuerpos contra la covid tras recibir las dos dosis.

Ante la subida de los contagios, la profesora Rahab puso el foco sobre toda la población mayor de edad: “Nos gustaría comprobar si requieren del refuerzo, y todo apunta a que sí”. El centro Tel Hashomer convocó el lunes por la tarde a los primeros pacientes para recibir el tercer pinchazo. El Ministerio de Salud recomendó su aplicación ocho semanas después de recibir la segunda, y la realización de un test serológico previo para comprobar si el organismo desarrolló los anticuerpos suficientes o no.

La medida se tomó sin esperar el consenso internacional. De hecho, el lunes las autoridades sanitarias de Estados Unidos comunicaron a la farmacéutica Pfizer que por ahora no hay razones para autorizar la tercera dosis de la vacuna. La compañía argumentó que es necesaria para reforzar el sistema inmunológico, pero las autoridades sanitarias pidieron tiempo para recabar más información. La práctica totalidad de israelíes inmunizados recibieron la vacuna de Pfizer.

Israel se adelanta a Occidente, como cuando acordó vacunar a los menores con factores de riesgo
No es la primera vez que Israel se adelanta a los reguladores occidentales. A principios de año, aprobó el suministro de la vacuna a los menores de 16 años con factores de riesgo, como obesidad o diabetes.

A su vez, el Ejecutivo de Naftali Bennett aprobó la imposición de leves restricciones. De momento, volverá el sistema del pasaporte verde para los eventos de más de 100 personas en lugares cerrados, donde solo podrán acceder personas vacunadas o con un test negativo. Ya se había reinstaurado la obligación de usar mascarilla en espacios cerrados.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino