Irán sostiene que pacto con Argentina incluía quitar "alerta roja" de Interpol a presuntos terroristas de la AMIA

Irán sostiene que pacto con Argentina incluía quitar "alerta roja" de Interpol a presuntos terroristas de la AMIA

Poco a poco se conocen algunas piezas del puzzle que parecen sustentar la denuncia que el fiscal argentino Alberto Nisman hizo cuatro días antes de aparecer misteriosamente muerto, en enero de 2015.

Poco a poco se conocen algunas piezas del puzzle que parecen sustentar la denuncia que el fiscal argentino Alberto Nisman hizo cuatro días antes de aparecer misteriosamente muerto, en enero de 2015.

El magistrado acusó a la entonces Presidenta Cristina Fernández de haber impulsado, en 2013, la firma de un pacto con Irán, con el propósito de mejorar la relación comercial bilateral, pero que contemplaba en sus condiciones el encubrimiento de los iraníes sospechosos del ataque a la mutual judía AMIA de Buenos Aires, en 1994, el que dejó 85 muertos y sigue impune. Pese a que la ex Mandataria -procesada por este caso y acusada de traición a la patria- rechaza esos términos, ahora se ha conocido una carta del actual canciller iraní, Mohammad Javad Zarif, que confirma que Teherán sí consideraba como parte de ese acuerdo dar de baja las "alertas rojas" de Interpol que pedían la captura internacional de los sospechosos del atentado.

La carta de Zarif fue en respuesta a una consulta de la ex canciller argentina Susana Malcorra, para pedir antecedentes sobre el "Memorándum de Entendimiento" firmado por los gobiernos de Fernández y de Mahmoud Ahmadinejad (2005-2013). En la misiva, el ministro iraní defiende que el acuerdo se logró con "buena voluntad y con el objetivo de ayudar a esclarecer las verdades sobre el atentado en la sede de la AMIA", pero ratifica las sospechas de Nisman en relación con que también buscaba evitar la captura internacional de los sospechosos iraníes. "Inmediatamente después de la firma del memorándum, los entonces ministros de Exteriores de Irán y la Argentina, cumpliendo con el artículo 7 del mismo, remitieron una carta conjunta al secretario general de Interpol refiriéndose al acuerdo alcanzado entre los dos países para colaborar a nivel bilateral y solicitaron a Interpol poner fin a las obligaciones de esa institución con respecto a la causa AMIA", señala el texto, citado por el diario La Nación.

El actual canciller argentino, Jorge Faurie, quien recibió en noviembre la carta de Zarif, ya la entregó a la justicia, para que se sume al expediente que investiga el juez federal Claudio Bonadio. En el marco de este caso, la semana pasada, el magistrado dictó el procesamiento y pidió el desafuero de Fernández -quien acaba de jurar como senadora-, acusándola de traición a la patria, una figura que tiene una pena mínima de 10 años de cárcel, y encubrimiento agravado. Además, ordenó la prisión preventiva de varios altos personeros del gobierno kirchnerista, como el ex ministro de Exteriores Héctor Timerman y el ex secretario legal y técnico de la presidencia Carlos Zannini.

El canciller Faurie, además, le envió una respuesta por escrito a su par iraní, en la que le señaló que el pacto firmado por Fernández ya no estaba vigente, tras ser declarado inconstitucional y que el gobierno de Mauricio Macri desistiera de apelar. Según supo el diario Clarín, el ministro le dijo también a Zarif que si quería mejorar las relaciones bilaterales -actualmente a nivel de encargados de negocios-, Teherán debía colaborar con la justicia argentina, lo que significaba poner a disposición a los cinco ex funcionarios iraníes imputados por el atentado.

El jefe de gabinete, Marcos Peña, ratificó ayer que una de las prioridades del gobierno será impulsar una reforma al Código Penal para permitir el juicio en ausencia de los sospechosos.

En respuesta a estos nuevos antecedentes, el ex canciller Timerman negó que se haya buscado encubrir a los terroristas y dijo que la prueba era que la orden de detención sigue vigente en Interpol. "Si el actual canciller iraní piensa otra cosa, está equivocado. La verdad es la única realidad", dijo.

Por su parte, Fernández presentó ayer su apelación a su procesamiento por parte del juez Bonadio, impugnando la prisión preventiva y el embargo de unos US$ 2,8 millones. "Se trata de un procesamiento arbitrario, donde el juez se arroga el papel de desequilibrado legislador y no se siente limitado por el orden jurídico. Y en donde por lo demás se construye aviesamente una hipótesis acusatoria con el único fin de aplicar a nuestros asistidos la calificación legal más insólita", dijo su defensa, que reiteró que es "falso" que el memorando con Irán "haya obstaculizado la actuación de la justicia".

La carta de Irán, dicen los observadores, podría complicar más a Fernández. "No hace más que incorporar al expediente del juez Bonadio un antecedente de relevancia, que aparece como confirmación de las sospechas que existen sobre el caso y que apoyaba también Nisman", dice el cientista político Ricardo Rivas, quien aunque reconoce que la situación judicial de la ex Presidenta "es muy complicada", considera improbable su pronto desafuero. "Es una decisión que deberá tomar el Senado, pero, por el momento, aparece como poco probable en el horizonte legislativo, por cuanto otro ex Presidente, Carlos Menem, con dos condenas en su registro delictivo, no ha sido desaforado y sostiene su cargo de senador".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino