Irán anuncia las primeras detenciones por la matanza de Ahvaz

ORIENTE PRÓXIMO

Irán anuncia las primeras detenciones por la matanza de Ahvaz

Teherán acusa a países rivales como Arabia Saudí de estar detrás de la matanza del pasado sábado

Este lunes se celebra en Ahvaz el funeral por las víctimas del ataque que se cobró 25 vidas el sábado pasado en el sudoeste de Irán. Los restos de once de ellas reposarán en esta ciudad, capital de Juzestán. En los márgenes del sepelio, que ha congregado a cientos de allegados y vecinos, el ministro de Inteligencia, Mahmud Alaui, ha anunciado las primeras detenciones en conexión con la masacre.

"Con la ayuda de las diversas agencias de inteligencia, identificaremos hasta el último de los perpetradores", ha asegurado Alaui, citado por la agencia iraní Mizan, próxima a la Judicatura. Sin embargo, el clérigo no ha especificado ni la cantidad ni la filiación de los presuntos culpables de un ataque cuya autoría sigue sin concretarse, más después de la doble reivindicación del Estado Islámico (IS).

La organización radical, que atentó en Teherán en junio de 2017, publicó el domingo por la noche un vídeo en el que tres individuos decían tener "órdenes de Dios" para atacar a los "infieles" de la Guardia Revolucionaria iraní. Dos de los hombres que aparecen en la grabación hablan en árabe - una lengua común en la región de Juzestán, y un tercero en persa, con acento 'bajtiarí', minoría oriunda de esa zona.

No obstante, y pese a que los tres van ataviados con ropajes similares a los usados por los miembros del cuerpo paramilitar fiel al Líder Supremo iraní, ninguno de los rostros en la cinta coincide con los de los dos cuerpos de los atacantes, cuyas fotografías circularon pocas horas después de la matanza del desfile militar de Ahvaz. Tampoco, en la grabación, los atacantes se reconocen como huestes del IS.

Esta reivindicación se suma a la emitida inicialmente por un grupo separatista denominado Movimiento Patriótico Democrático Árabe en Ahvaz (MPDAA). A las pocas horas, desde la Haya y Copenhague, a través de Twitter y medios afines, dos conocidos miembros del autodenominado Movimiento Árabe de Lucha por la Liberación de Ahvaz celebraron el golpe como una victoria de la "resistencia" ahvazí.

Estos mensajes motivaron que el Ministerio de Exteriores de Irán llamase a consultas ayer a los embajadores de Holanda y de Dinamarca, así como al jefe de misión diplomática de Reino Unido -donde se basa el canal que emitió la entrevista a los reivindicadores-. Según la agencia nacional IRNA, los diplomáticos expresaron su disposición a colaborar en la investigación de los autores de la matanza.

Sorpresivamente, y a pesar de que incluso un presunto adlátere había publicado los supuestos nombres de tres de los atacantes horas antes en la red, el MPDAA negó toda responsabilidad el domingo por la noche, en un comunicado en su página web. Para las fuerzas de seguridad iraníes, según la prensa local, la principal línea de investigación recae en una la organización separatista que denominan Al Ahvaziya.

Más allá, Teherán ha acusado a países rivales como Arabia Saudí -simpatizante del MPDAA- de estar detrás de la matanza. Según algunos medios, la mayoría de víctimas que perdieron la vida eran militares, pero también un niño de seis años, un veterano de guerra en silla de ruedas y un clérigo, asesinados cuando los cuatro atacantes abrieron fuego con fusiles de asalto -escondidos previamente en las inmediaciones del desfile- al paso de la marcha castrense. Todos los asaltantes fueron abatidos.

Una respuesta "dura y sorprendente"

"Sin duda, la República Islámica de Irán no va a ignorar este crimen. Está absolutamente claro para nosotros quién lo hizo, qué grupo es y a quién está afiliado", aseguró el presidente de Irán Hasan Rohani el domingo, horas antes de embarcar hacia la Asamblea de la ONU. "Todos estos pequeños países mercenarios que vemos en esta región están apoyados por América. Son los americanos quienes los instigan y quienes les proporcionan los medios necesarios para cometer estos crímenes", dijo.

"Son los mismos que seguían a Saddam [Hussein] al principio de la guerra, y persiguen su mismo objetivo", ha asegurado este lunes el vicecomandante de las Fuerzas Terrestres iraníes, Nozar Nemati. El militar se refería a la invasión de Juzestán perpetrada por el líder iraquí hace 38 años, que desató la guerra Irán-Iraq. Juzestán es rica en hidrocarburos, y está habitada por una minoría árabe levantisca.

"Aquellos que perpetraron el ataque terrorista de Ahvaz sufrirán el mismo destino que Saddam", ha añadido Nemati, de acuerdo con IRNA, quien además ha matizado que es "demasiado pronto" para señalar vínculos entre los atacantes y servicios de Inteligencia occidentales. Por su parte, el ministro de Defensa, Amir Jatami, ha prometido una "respuesta dura y sorprendente" en venganza por el ataque.

Según la agencia conservadora Tasnim, Jatami ha culpado de la matanza a EEUU, a Israel y a sus aliados regionales, a los que ha acusado de "recurrir a grupos terroristas" para "fomentar el caos y la inseguridad dentro de Irán" con el objetivo de "debilitar la resolución de la nación". El año pasado, el príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman, asegurando ser objetivo de Teherán, había abogado por "combatir dentro de Irán".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino