AGNU  ●  Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Instalación temprana de cuarentena tuvo "efecto positivo" para Argentina, destaca CEPAL

Instalación temprana de cuarentena tuvo "efecto positivo" para Argentina, destaca CEPAL

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) destacó hoy el "efecto positivo" que tuvo para Argentina la adopción temprana de una cuarentena como estrategia para enfrentar la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

La secretaria ejecutiva del organismo, Alicia Bárcena, encabezó este miércoles desde Santiago de Chile la presentación por videoconferencia del informe "Enfrentar los efectos cada vez mayores de COVID-19 para una reactivación con igualdad: nuevas proyecciones".

La funcionaria fue consultada por Xinhua sobre el aislamiento que comenzó el 20 de marzo y la respuesta del gobierno argentino ante la pandemia, a lo cual respondió que "considerando las circunstancias globales, y particularmente las de Argentina, que ya atravesaba una situación macroeconómica delicada, en medio de una crisis de deuda pública desde antes de la irrupción de la pandemia, el balance en general es positivo".

"Es positivo porque, en medio de esta crisis humanitaria que estamos atravesando todos, la respuesta del gobierno argentino ha sido decidida y muy temprana, tanto en materia sanitaria como en contención social y protección de activos productivos", subrayó Bárcena.

El primer caso en Argentina se registró el 3 de marzo y la política de aislamiento social y preventivo se estableció el 20 de marzo, fue pronta la respuesta, añadió la secretaria ejecutiva de la CEPAL, un organismo de Naciones Unidas.

Puntualizó que "hasta ayer (martes) han fallecido alrededor de 1.900 personas a causa de la COVID. Esto hace que tenga 43 fallecimientos por cada millón de habitantes, esto ubica a la Argentina entre los países de menor incidencia de COVID-19 en la región", consideró.

"La instalación temprana de las políticas de aislamiento y de distanciamiento ha tenido un efecto positivo. Se ha dado tiempo para ampliar las capacidades del sistema de salud y evitar su saturación", afirmó Bárcena.

Argentina, en cuarentena hasta el 17 de julio, contabilizó hasta la mañana del miércoles un total de 106.910 casos de la COVID-19, de los cuales 1.987 fallecieron, con una tasa de ocupación de las camas de terapia intensiva de 52,9 por ciento a nivel nacional.

"Muchos de los casos están en el Area Metropolitana de Buenos Aires y han tenido que tomar medidas restrictivas, sobre todo en las últimas semanas. Pero creo que el gobierno fue proactivo, se protegió a los activos productivos y a los ingresos familiares, y a pesar de la fragilidad macroeconómica que está enfrentando el país, ha invertido ya 3,9 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto) sin contar con la eventual ampliación de programas vigentes", sostuvo Bárcena.

La secretaria ejecutiva de la CEPAL mencionó las medidas de apoyo económico establecidas por Argentina, entre ellas "el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción, que incluye la postergación o reducción del pago de contribuciones patronales, el pago por parte del Estado del 50 por ciento del salario de los trabajadores registrados del sector privado, un seguro de desempleo, que es muy importante porque no todos los países lo tienen, y líneas de crédito con tasas de cero por ciento para monotributistas y trabajadores autónomos".

Además, recordó la puesta en marcha del "Ingreso Familiar de Emergencia, que es una transferencia de 10.000 pesos, aproximadamente 150 dólares mensuales, que se ha otorgado a casi ocho millones de personas en abril y mayo, y esto ha tenido un efecto significativo. Ha beneficiado a ocho millones de 45 millones de habitantes, esto es importante".

"Esperamos que Argentina llegue a un acuerdo con sus acreedores para que pueda ampliar su espacio fiscal y emprender los desafíos que le va a exigir la recuperación y la reactivación de la economía", sostuvo Bárcena.

En el informe que presentó este miércoles, la CEPAL proyectó para el conjunto de la región una caída promedio del PIB del 9,1 por ciento en 2020, con disminuciones del 9,4 por ciento en promedio para América del Sur.

En el caso de Argentina, la contracción prevista es del 10,5 por ciento, con un incremento de la pobreza, que pasaría de un 26,7 por ciento (2019) a un 37,5 por ciento este año. Fin

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino