Iniciativa española para reactivar la conferencia sobre el futuro de la UE

Iniciativa española para reactivar la conferencia sobre el futuro de la UE

La Covid-19 fuerza a replantear la sanidad, la movilidad y las cadenas de valor.

La Covid-19 arrasa con casi todo, lo inmediato y los trabajos del porvenir. Es lo que le pasó a la Conferencia sobre el Futuro de Europa que tenía que lanzarse el 9 de mayo, con dos grandes objetivos: establecer las prioridades de futuro de la UE y revisar el sistema de elección del presidente de la Comisión Europea, así como introducir las listas transnacionales en el Parlamento Europeo. Irrumpió la pandemia y forzó su aplazamiento. Ahora, el Gobierno español plantea un cambio de fondo, ya no se trata solo de fechas, sino de contenido. Quiere ampliar los objetivos iniciales de la conferencia y aprovecharla para diseñar el papel de la Unión Europea en el mundo poscoronavirus.

El documento que ha aportado el Gobierno español señala que hay que combatir el relato que ha cuajado en algunas partes de la sociedad europea y mundial de que las democracias y los estados de bienestar “han fallado en su respuesta a la crisis, frente a una supuesta mayor eficiencia de los regímenes autoritarios”. Esta es, se dice, una “narrativa que debe ser contrarrestada de manera solvente”.

“Una crisis tras otra, la UE ha estado ausente de la agenda internacional, le ha faltado brío; hay que dar un empuje”

Fuentes diplomáticas

Para plantarle cara, se plantea actuar en cuatro frentes en los que la irrupción del coronavirus ha demostrado la fragilidad de la UE: sanidad, movilidad, cadenas de valor y uso de las tecnologías. “Una crisis tras otra, sea la institucional, la del euro, el Brexit y ahora la pandemia, la UE ha estado ausente de la agenda internacional, le ha faltado brío e impulso. Sería importante dar un empuje y no enfrascarnos en la introspección”, señalan fuentes diplomáticas, que insisten en defender el multilateralismo.

En la propuesta franco-alemana para el relanzamiento europeo del pasado lunes ya se indica que esta conferencia será la ocasión de abrir un debate sobre “el proyecto europeo, sus reformas y sus prioridades”, y el tema empezará a debatirse en el Consejo de Ministros de Asuntos Europeos de mañana. Se trata de sacar del congelador este proyecto de conferencia europea y darle nuevo impulso.

En el terreno sanitario, se plantea desarrollar el concepto de “salud compartida”, que sume las dimensiones medioambientales, económicas, sociales y de seguridad en la salud pública, para mejorar el sistema de alerta temprana en caso de pandemia. Respeto a la movilidad se propone establecer un sistema de tránsito de pasajeros “seguro y operativo” para recuperar la normalidad de los flujos turísticos con monitoreos en aduanas, puertos y aeropuertos.

Otra de las fragilidades que ha puesto de manifiesto la pandemia son las extensas cadenas de valor que intervienen en la elaboración de productos, como los sanitarios, y que se han roto en el momento crítico. Hemos descubierto que el 90% de los antibióticos se fabrican en China y que en Europa no se produce un gramo de paracetamol ni hay stocks de emergencia. Por ello, se propone adoptar una actitud más estratégica, combinando la repatriación de parte de estas cadenas de valor a territorio europeo y su diversificación en otros casos. “El nuevo énfasis en la autonomía estratégica de la industria europea debe ser compatible con el librecambio comercial, fuente de riqueza, y el multilateralismo en el ámbito del comercio”, añade el documento en un aviso contra tentaciones proteccionistas.

El cuarto elemento es la necesidad de asegurar una autonomía digital europea, y por tanto de reducir la dependencia tecnológica a base de potenciar los programas de investigación en inteligencia artificial, baterías y tecnologías de vigilancia, además de desarrollar estándares que aseguren la privacidad.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino