Incendio en la Patagonia argentina amenaza a comunidad mapuche

Incendio en la Patagonia argentina amenaza a comunidad mapuche

La fuerte sequía y el viento contribuyen el avance del fuego que ya consumió más de 8.500 hectáreas de bosques nativos, según cálculos oficiales.

Un incendio forestal declarado hace dos semanas en la Patagonia argentina avanza este lunes hacia una comunidad mapuche de la provincia de Río Negro, mientras más de 250 brigadistas dan combate a las llamas con apoyo de helicópteros y aviones hidratantes.

La fuerte sequía y el viento contribuyen el avance del fuego que ya consumió más de 8.500 hectáreas de bosques nativos, según cálculos oficiales.

El fuego afecta la vasta región rural cercana a la ciudad de El Bolsón, de 18.000 habitantes, situada a 1.700 kilómetros al sur de Buenos Aires. El incendio atravesó el límite provincial al sur y se propagó en el norte de Chunut, según reportes.

Los trabajos de los bomberos se concentraban este lunes en cortar el paso de las llamas para evitar su avance hacia la comunidad mapuche de Rinconada Nahuelpan, un puñado de viviendas dispersas al pie del cerro Piltrinquitrón cuya ladera oeste está tomada en gran parte por el fuego.

Por la noche se espera la llegada a la provincia de 41 brigadistas enviados por el ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación para reforzar los trabajos.

“El objetivo principal del equipo que trabaja en el terreno era evitar que el fuego baje a la pradera, meta que se ha logrado”, informó este lunes el secretario del ministerio Sergio Federovisky antes de partir hacia El Bolsón para supervisar la coordinación de las tareas.

El director del Sistema Nacional de Manejo del Fuego, Alberto Seufferheld, confirmó que no hay evacuados hasta el momento.

“Lo principal es el cuidado de la gente. La comunidad se organizó junto con los servicios forestales y se está trabajando en conjunto, ellos conocen bien el terreno y tienen la necesidad de preservar sus viviendas”, dijo el funcionario según un comunicado.

Cuatro helicópteros y tres aviones hidratantes refuerzan las tareas terrestres en las que también colabora personal del Ejército.

Las lluvias débiles de la semana pasada y una baja de la temperatura dieron una breve tregua a las tareas, pero no impactaron en forma decisiva.

La hipótesis que manejan las autoridades es que el fuego se inició por negligencia el domingo 23 de enero y se expandió rápidamente debido a la sequedad del suelo y los fuertes vientos.

“Enfrentamos las peores condiciones climáticas de los últimos 60 años”, dijo al respecto la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras.

“Sabemos que no vamos a poder apagarlo en breve, pero la expectativa es contener la línea de avance en la ladera oeste del Piltriquitrón”, agregó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino