Hidrovía: Preocupa a los navieros paraguayos eventual nuevo peaje

Hidrovía: Preocupa a los navieros paraguayos eventual nuevo peaje

Se habla de aplicar nuevo peaje en un tramo de la Hidrovía, detalle que se agrega a la incertidumbre sobre cómo gestionará Argentina la administración de esta entidad, durante doce meses.

Existe preocupación entre los fluviales paraguayos por una propuesta de la empresa belga Jan de Nul (socia de la Hidrovía), que busca cobrar USD 1,65 de peaje por tonelada transportada, para mejoramiento y mantenimiento del tramo paraguayo del río Paraguay, según Guillermo Ehrecke, referente del transporte fluvial local.

De acuerdo con el empresario, ese monto representa el 10% de la tarifa de flete que se paga desde Villeta hasta Santa Fe, y consideró que eso será penalizar fuertemente al transporte, teniendo en cuenta que el Gobierno argentino deberá decidir sobre tal cuestión, que ya se encarga de la administración de la Hidrovía.

Recordemos que la nación vecina otorgó a su Administración General de Puertos la concesión para operar la Hidrovía Paraná-Paraguay por doce meses, prorrogable hasta la toma del servicio por quien resultase adjudicatario de la licitación pública nacional e internacional que se convocará.

Ehrecke aclaró que en el tramo de Santa Fe hasta la zona de confluencia (Formosa) no existe hoy un peaje. En algún momento –según dijo– se había hecho supuestamente el dragado hace cinco años, pero consideró que existen serias dificultades para navegar en el km 800, zona de Reconquista, Goya y Empedrado.

INCERTIDUMBRE. La navegación paraguaya, en general, no conoce los detalles acerca de cómo Argentina gestionará en estos doce meses el tema Hidrovía. En teoría, luego de ese tiempo se licitará la gestión para que privados tomen de nuevo el control.

Sobre la posibilidad del peaje, el referente explicó que el tramo fluvial es muy sensible en cuanto a los sobrecostos; “si se incrementa inmediatamente por medio de un peaje (en este caso se estipulan USD 1,65 la tonelada) se penalizará fuertemente al transporte”, advirtió.

También destacó que desde Santa Fe hasta el Río de la Plata, Argentina cobra un peaje a los buques marítimos, además de una tasa de señalización a embarcaciones fluviales que no navegan por el canal principal, sino por fuera de este, ya que no es necesario un calado para tal circunstancia.

Esa tasa de señalización tiene un monto muy inferior al peaje de los grandes buques, de acuerdo con el empresario fluvial.

La Cancillería de Paraguay está al tanto y en permanente atención a las decisiones, según Ehrecke, quien enfatizó que todo depende de la voluntad política del Gobierno argentino. “Para implementar un peaje en ese tramo debe consultar y ponerse de acuerdo con los demás países socios de la Hidrovía, pero nuestra perspectiva es que penalizará mucho las cargas de Paraguay, Bolivia y Brasil”, sostuvo.

Nueva gestión

Con el nuevo control de la Hidrovía, desde el Gobierno argentino se modificó el estatuto de su Administración General de Puertos (AGP), y se incorporó en su objeto social la posibilidad de asumir la concesión de obras y/o la administración, prestación de todo tipo de servicios de mantenimiento y operación de las vías navegables que se le otorguen y/o se le encomienden.La Hidrovía tiene una importancia estratégica para el desarrollo económico de la región. Es un sistema de navegación fluvial de 1.635 km que vincula grandes puertos y terminales fluviales del río Paraná y del Río de la Plata con el océano.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino