Henrique Capriles se baja de la carrera electoral

Henrique Capriles se baja de la carrera electoral

"Estas elecciones deben ser postergadas, exigimos que sean postergadas", anunció este miércoles el excandidato presidencial a través de sus redes sociales

El regreso de Henrique Capriles a la primera línea de la oposición venezolana ha vuelto a chocar contra el muro de la realidad revolucionaria. "No hay condiciones por la pandemia y por otras cosas para que se desarrolle una elección, tal y como dice la Unión Europea (UE). Estas elecciones deben ser postergadas, exigimos que sean postergadas", anunció este miércoles el excandidato presidencial a través de sus redes sociales.

El exgobernador de Miranda provocó el mes pasado un cisma en el seno de la oposición al negociar directamente con Nicolás Maduro y al subirse a la carrera de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, presentando a la contienda a un partido creado en su entorno, La Fuerza del Cambio. Capriles cuenta con el apoyo de un pequeño grupo de diputados y de las opiniones de la Iglesia Católica y los empresarios a favor de luchar contra el chavismo en el ruedo electoral.

En frente, 37 partidos arroparon al presidente encargado, Juan Guaidó, objeto de críticas muy fuertes del candidato ("Juega a ser presidente en Internet"), que cayó derrotado ante Hugo Chávez en 2012 y ante Maduro, de forma muy polémica y con denuncias de fraude, en 2013.

"No se trata de tener unos carguitos por aquí, de tener unos curules (escaños). Se trata de tener una elección que les sirva a Venezuela", acotó Capriles 48 horas después de que los dos enviados españoles de Josep Borrell, Alto Representante de la UE, abandonaran Caracas convencidos de que Maduro no va a retrasar las elecciones, lo que imposibilita la observación electoral de los europeos.

En un comunicado avanzado por la UE, Bruselas insistió en que la "política con respecto a Venezuela no ha cambiado: actualmente no existen las condiciones para que se lleve a cabo un proceso electoral libre, justo y democrático". La UE reconoció que discutió con los delegados de Maduro en Caracas, sin éxito, la postergación de las elecciones "para abrir un espacio de diálogo y cambiar esas condiciones".

Aunque no lo diga de forma taxativa, a la espera de un milagro político, Capriles reconoce así que en las actuales circunstancias no competirá en unas elecciones definidas como "fraudulentas" por la mayoría opositora. La Fuerza del Cambio informó en las últimas horas al Consejo Nacional Electoral (CNE) el retiro formal de sus postulaciones y la retirada de sus instrumentos de votación, según el diario local Tal Cual. Ninguno de sus candidatos será de la partida el 6-D.

Capriles y Borrell negociaron de la mano con Maduro, arrancando la liberación de 50 presos políticos y el perdón para 60 dirigentes perseguidos o exiliados. El régimen bolivariano también entregó un "regalo" envenenado al dirigente opositor: la liberación parcial de su partido, Primero Justicia, intervenido por el chavismo y entregado a unos políticos al servicio del Palacio de Miraflores y vinculados económicamente con el millonario colombianoAlex Saab, testaferro del "hijo de Chávez" que espera en Cabo Verde su extradición a EEUU.

La presidencia encargada, encabezada por Guaidó, y Bruselas coinciden en cuáles son las condiciones básicas para que se disputen unas elecciones medianamente democráticas: un árbitro imparcial, el cese de la intervención de los partidos políticos, la rehabilitación de los dirigentes opositores señalados por el gobierno, un nuevo censo electoral y el voto de los venezolanos en el exterior, entre otras.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino