Heiko Maas, ministro de Exteriores accidental de Merkel

Heiko Maas, ministro de Exteriores accidental de Merkel

09/03/2018 12:37 - El socialdemócrata Heiko Maas será el próximo ministro alemán de Asuntos Exteriores, cargo al que accede casi de modo accidental y después de haber ocupado la cartera de Justicia en la anterior gran coalición de Angela Merkel.

Maas, de 51 años y originario del "Land" del Sarre, en la frontera con Francia, parece ser el ganador del pulso librado por Exteriores entre el ministro saliente, Sigmar Gabriel, y el exlíder del Partido Socialdemócrata (SPD) Martin Schulz.

Gabriel aspiraba a mantenerse en el cargo, al que llegó en 2017 desde la posición de vicecanciller y ministro de Economía, pero finalmente ayer anunció que no seguirá en el Ejecutivo ni tendrá puestos relevantes en el SPD, partido que presidió de 2009 a 2017.

Schulz renunció a seguir presidiendo el partido y a ser ministro de Exteriores entre presiones de sus filas, pocos días después de lograrse el pacto de coalición con el bloque conservador de Merkel.

La designación de Maas para el puesto de jefe de la diplomacia alemana se filtró ayer en los medios alemanes y hoy fue oficializada por el SPD, junto con los restantes cinco ministerios que corresponden a ese partido en la próxima gran coalición.

Maas asumirá un puesto muy codiciado, que en Alemania suele ir acompañado de la máxima valoración ciudadana, aunque las pautas de la política exterior no las marca el ministro, sino la Cancillería.

El puesto suele recaer en el líder o personalidad de peso dentro del partido al que le corresponde designarlo, lo que no es el caso de Maas, miembro de la presidencia del SPD desde 2001, pero con un perfil más bien discreto en sus estructuras de poder.

No suele destacarse por discursos vibrantes en los congresos del partido ni está identificado con ninguna de sus corrientes internas.

Su carrera en el SPD empezó en el Sarre, a la sombra de quien fue líder regional y luego federal, Oskar Lafontaine, hasta que en 1999 éste dimitió como jefe del partido y ministro, en protesta contra la línea centrista de su correligionario y canciller, Gerhard Schröder.

Lafontaine no sólo rompió con Schröder, sino que fundó su propio partido, La Izquierda, escisión nunca superada por el partido.

Maas se distanció de esta disidencia, asumió el liderazgo del SPD en el Sarre y concurrió a sucesivos comicios regionales del "Land" como rival de Annegret Kramp-Karrenbauer, actual secretaria general de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel.

En 2013 llegó al ámbito federal, convertido en ministro de Justicia de la segunda gran coalición bajo liderazgo de la canciller, a propuesta de Gabriel, entonces líder del SPD.

Desde este ministerio ha impulsado la equiparación de los derechos de los homosexuales y el endurecimiento de las leyes contra la ultraderecha y los mensajes de odio en internet, incluidas las sanciones a las redes sociales que no borren contenidos delictivos.

Sus iniciativas contra el ultraderechismo le han convertido en objetivo de amenazas presuntamente desde las filas radicales, como cuando encontró una bala de 9 milímetros en el buzón de su casa.

Maas reacciona a estas situaciones sin perder la compostura, una actitud que parece predestinarle a ganarse el aprecio de la canciller, poco amiga de las salidas de tono, máxime por parte de su jefe de la diplomacia.

Es usuario muy activo de Twitter, su habitual vía para reaccionar o pronunciarse sobre cualquier tema que considere de su ámbito.

Hasta ahora, su presencia a escala internacional se limita a sus intervenciones entre sus colegas de la Unión Europea.

Será el cuarto ministro de Exteriores de Merkel, tras su correligionario Frank-Walter Steinmeier -en la primera y tercera legislatura de la canciller-, el liberal Guido Westerwelle -en el segundo mandato- y, finalmente, Gabriel.

Su presencia en los medios es frecuente, no sólo como ministro sino también acompañando a la actriz Natalia Wörmer, su pareja desde 2016.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino