¿Hay un plan B si no se logra flexibilizar el Mercosur para acuerdos comerciales? Bustillo respondió

¿Hay un plan B si no se logra flexibilizar el Mercosur para acuerdos comerciales? Bustillo respondió

"La primera prioridad para Uruguay son los vecinos, la región, el Mercosur, luego avanzamos sobre América, y después el mundo entero”, planteó el ministro de Relaciones Exteriores.

Hace un mes, en las reuniones de ministros de Economía y cancilleres de los países del Mercosur, la delegación uruguaya “pateó el tablero” y planteó a sus socios que “comenzará a conversar con terceros para negociar acuerdos comerciales extrazona”. Esa decisión, reafirmada luego por el presidente Luis Lacalle Pou en la reunión de mandatarios del bloque, contó con el respaldo implícito de Brasil y el rechazo de Argentina. El gobierno de Paraguay se mostró cercano a la posición argentina aunque no ha sido tan tajante.

El pasado 17 de julio, la ministra de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche explicó la posición de Uruguay en entrevista con El País. “Este paso se da dentro del Mercosur. Uruguay apela a una modernización del Mercosur. Uruguay apela a que el nuevo consenso del Mercosur sea que cada uno de los Estados parte se sienta confortable en ir a negociar de a uno, de a dos, de a tres o de a cuatro”, señaló respecto a la denominada “decisión 32/00” que establece que las negociaciones deben ser de los cuatro miembros del bloque.

El gobierno argentino ha rechazado esta flexibilización del bloque, que incluye además el planteo de Brasil (apoyado por Uruguay) de reducir el Arancel Externo Común (AEC). “Argentina está actuando como alguien que quiere preservar un matrimonio, pese a lo que los otros hacen”, afirmó el canciller de ese país, Felipe Solá en entrevista con el diario brasileño OGlobo.

¿Qué pasa si Uruguay no logra ese nuevo consenso en el Mercosur? ¿Cuál es la estrategia de inserción internacional del gobierno? El canciller Francisco Bustillo se refirió a estos aspectos ante la comisión de Presupuestos integrada con Hacienda de la Cámara de Diputados.

Sobre inserción internacional, Uruguay sigue la estrategia “a partir de círculos concéntricos, y obviamente la primera prioridad para Uruguay son los vecinos, la región, el Mercosur, luego avanzamos sobre América, y después el mundo entero. Insisto: lo que se ha dado en llamar círculos concéntricos”, afirmó Bustillo.

Luego se enfocó en el planteo de flexibilización del Mercosur para que cada socio tenga la opción de hacer acuerdos comerciales por su cuenta.

“Voy a reivindicar algo que permanentemente ha hecho el presidente, lo he hecho yo mismo, y ni qué hablar la ministra Arbeleche: no puede dejar lugar a dudas, pese a alguna inquietud que se ha planteado en ese sentido, que Uruguay en ningún momento se ha planteado abandonar el Mercosur; no es así. En ningún momento, de parte del (Poder) Ejecutivo ha habido una mínima duda en tal sentido”, aseguró el canciller. “Estamos llevando adelante conversaciones, discusiones normales con nuestros colegas integrantes del bloque, pero reitero: en ningún momento se ha planteado que dejemos el Mercosur ni que se nos vaya a echar del Mercosur. Simplemente estamos modernizándolo y mejorándolo, tanto en la inserción internacional como intra-Mercosur”, añadió.

Bustillo, uno de los hombres de mayor confianza del presidente Lacalle Pou, argumentó sobre el planteo de Uruguay.

“Es algo que deseamos todos y que no inventamos nosotros, sino que Uruguay se lo viene planteando desde hace ya 20 años; todos los gobiernos han pretendido lograr la tan ansiada flexibilidad. En este caso en particular nosotros advertimos que teníamos y seguimos teniendo una ventana de oportunidad importante a propósito de que Brasil está en la misma línea -por decirlo de alguna forma- que Uruguay; también le importa la flexibilidad y mejorar la competitividad, en razón de lo cual también se ha planteado una rebaja del AEC, lo que tampoco es un invento de esta administración, puesto que se venía negociando desde el año 2018”, explicó.

Remarcó que el gobierno vio “esa ventana de oportunidad que nos presenta el hecho de que el país más importante en materia de Producto Interno Bruto (PIB) de los que integramos el Mercosur estaba en la misma línea que nosotros y sigue estando, que es lo más importante”.

El canciller dijo que no quería extenderse “mucho respecto a la flexibilidad en tanto y en cuanto, precisamente, seguimos negociando, dialogando y teniendo las mejores expectativas de avanzar; hemos preferido hablar de modernización y sinceramiento del bloque, pero en definitiva lo que todos pretendemos es una mejor inserción internacional”.

Bustillo insistió: “celebramos que le vaya muy bien a Brasil, que le vaya muy bien a Argentina, que le fuera muy bien a Paraguay, y esperamos que todos celebren que le vaya muy bien al Uruguay. En definitiva, de lo que se trata es de eso: que el Mercosur, en lo posible todo, siga creciendo. Seguimos teniendo las mejores expectativas, hemos generado diálogos con algunos otros países y bloques, y simplemente estamos dándonos la oportunidad de seguir conversando en algo que -reitero- nosotros hemos preferido llamar modernización y sinceramiento del Mercosur, aunque en los últimos tiempos ha ganado los titulares la famosa palabra ‘flexibilidad’, pero no es menos cierto que también hemos hecho un trabajo espléndido intra-Mercosur”.

El diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) del Frente Amplio, Daniel Caggiani preguntó varias veces a Bustillo si hay un “plan B” en caso de que no se logre el consenso en el Mercosur para que Uruguay negocie acuerdos extra-bloque individualmente.

Caggiani “preguntaba cuál sería el plan B, citando la temática de la flexibilidad, donde advertía que había ciertas dificultades. Debo advertir que no hay plan B, porque el plan es uno solo”, respondió Bustillo.

Explicó que el gobierno aspira a lograr “mejores oportunidades para las exportaciones uruguayas, a descubrir nuevos nichos y, particularmente, a darnos la posibilidad de mejorar los aranceles, sobre todo en algo que todos conocemos, que es la competencia que presentan otros países u otros bloques en áreas en las que Uruguay definitivamente brilla, como es todo lo que hace a los bienes agropecuarios. En ese sentido, nuestra gran preocupación ha sido -particularmente referida al sudeste asiático y demás- negociar en igualdad de condiciones, como lo hacen otros mercados, llámese Nueva Zelanda, Australia y demás. De manera que en ese aspecto no ha habido un plan B, no existe un plan B, ni debe existir un plan B; es un único plan”.

Caggiani volvió a preguntar y dijo que “aparentemente, no hay un plan B”. Bustillo reafirmó: “precisamente, no hay plan B, porque hay un muy buen plan en materia de inserción internacional que estamos llevando adelante y que nos está dando grandes satisfacciones y abarca el mundo entero con distintas estrategias que nos hemos planteado para las distintas regiones. Así que hay plan B para tranquilidad del señor representante nacional”.

Negociaciones comerciales
En la comparecencia ante la comisión de Presupuestos integrada con Hacienda de Diputados, el canciller Francisco Bustillo fue consultado por la capacidad negociadora de acuerdos comerciales. “Uruguay no tiene capacidades para llevar adelante 10 negociaciones al mismo tiempo; eso es claro. Hace pocos días se hacía referencia a las tantas negociaciones que se tienen en curso referidas al bloque del Mercosur, pero en realidad son pocas en las que se avanza. Ojalá nosotros podamos lograr avanzar en alguna de ellas”, afirmó. Bustillo destacó que “Uruguay tiene excelente personal humano -la Cancillería lo tiene-, con extraordinarias capacidades, gente que está formada en esta temática, con 30 y 40 años de capacitación y de experiencia en las distintas áreas que involucra un acuerdo de este tipo”.

En su comparecencia ante diputados, Bustillo también se refirió a lo que se ha realizado “intra-Mercosur”. Planteó que “durante la Presidencia de Uruguay se aprobó el comercio electrónico y se aprobaron aspectos vinculados a la administración” en particular con los institutos del bloque.

“Cuando hablamos de los institutos en ningún momento hemos pretendido cerrar alguno de ellos ni retacearles oportunidades, sino todo lo contrario: hacen a lo que comentábamos al principio, que es la mejor y más eficiente gestión. En ese sentido, hemos conversado también con nuestros pares del Mercosur y todos tienen la misma preocupación; todos se plantean cómo seguir adelante en esta modernización referida a los institutos y lo primero que uno advierte es que el país que está más al día en cuanto a los pagos de los institutos es, precisamente, Uruguay”, afirmó el canciller.

“Simplemente, el planteo que hicimos es que a poco que Brasil, Argentina y Paraguay cumplan con sus obligaciones, Uruguay por supuesto va a seguir haciéndolo. Ese fue el planteo en el caso de los institutos, pero en ningún momento nos planteamos -de ninguna manera- retacear recursos y esperemos estar en la misma línea que los otros países, para el bien de los mismos”, agregó.

También se refirió a los proyectos de infraestructura física en común. “Son negociaciones que se vienen desarrollando en muy buenos términos, particularmente con Brasil; con Argentina tenemos algunas otras dificultades y distintos criterios, pero estamos seguros de que, en definitiva -como apunté- todos queremos lo mejor para el vecino y sin ninguna duda vamos a encontrar fórmulas que nos permitan avanzar en proyectos que en muchos casos son de beneficio mutuo”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino