Hablando se entienden los países

Hablando se entienden los países

Diálogo. Un último encuentro bilateral entre autoridades de Bolivia y Argentina, y sus buenos resultados, ratifican que el diálogo es el mejor camino para resolver las diferencias.

El diálogo, bien encaminado, es uno de los vehículos más efectivos para resolver problemas, componer controversias y limar asperezas, incluso los conflictos más complejos. Este mecanismo se lo utiliza entre dos personas, grupos o entidades más grandes.

"Hablando se entiende la gente", señala un refrán conocido, usado habitualmente por los usuarios del español como una invitación a resolver, de manera pacífica, un conflicto que surge entre dos personas o grupos. Y, por extensión, podemos aplicar esta máxima a la relación bilateral entre dos naciones, en este caso que nos ocupa, a Bolivia y Argentina.

En los últimos días, en Argentina se dio a conocer un proyecto de ley mediante el cual se propone el cobro de servicios médicos a extranjeros no residentes. Esta noticia cayó como un balde de agua fría tanto a los bolivianos que residen en el país vecino como a los que viajan circunstancialmente, por algún motivo, a esas tierras.

El miércoles 28 de febrero, el Gobierno de Argentina, según una nota publicada por la agencia EFE, afirmó que el Parlamento debería debatir una ley que permita el cobro por la atención en salud a los extranjeros no residentes.

La tensión subió más cuando se involucró también de la educación.

Más de un boliviano se ha beneficiado del sistema de salud de Argentina, incluso con operaciones complejas, en forma gratuita. Ese es el caso, por ejemplo de Sonia, de 45 años, quien sufría de fuertes dolores en la cabeza. Esta mujer, madre de dos hijos, viajó en un par de oportunidades al país vecino para someterse a una operación “delicada”. Al regresar, manifestó que había sido para ella una bendición esta oportunidad.

No obstante, a raíz de este impasse surgido entre los dos países, se desveló que entre Bolivia y Argentina no existe un convenio (formal) para que los ciudadanos de ambas naciones sean atendidos en los sistemas de salud, en forma recíproca, cuando estén de visita.

Este inconveniente surgió debido a que, según el Gobierno de Argentina, varios de sus compatriotas no recibieron atención médica gratuita en Bolivia y, en algunos casos, fueron retenidos en los hospitales hasta que pagasen la totalidad de sus deudas.

Después de declaraciones de uno y otro gobierno, el canciller de Bolivia, Fernando Huanacuni, anunció la modificación de la norma interna para que se pueda otorgar atención "en reciprocidad" para los residentes argentinos.

Asimismo, el presidente Evo Morales confirmó que los "hermanos" argentinos que viven en Bolivia tendrán el mismo tratamiento que los hermanos bolivianos. Agregó que estos dos países deben trabajar conjuntamente en temas de salud, educación, inversiones y tecnología, entre otros.

Después de haberse desatado esta polémica, el canciller argentino, Jorge Faurie, y el embajador de Bolivia en Argentina, Santos Javier Tito Veliz, se reunieron en Buenos Aires el 1 de marzo para hablar sobre el tema de salud, con buenos resultados preliminares.

En un comunicado que emitió la Cancillería de Argentina destacó que existe una actitud constructiva "en lo que respecta al manejo de la salud en favor de los residentes permanentes y aún transitorios de Bolivia".

Tito Veliz ratificó que este es un tema relevante debido a los más de 620.000 bolivianos que residen en Argentina de forma temporal y permanente.

Este encuentro bilateral, y sus resultados, ratifican que el diálogo es el mejor camino para resolver diferencias, antes de que se compliquen.

Este diálogo podrá fortalecerse con el encuentro, que tiene como fecha tentativa la primera semana de abril, entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y de Argentina Mauricio Macri.

Por eso, insistimos en que hablando se entiende la gente y, en este caso, los pueblos y los países. Este es el camino que deben tomar Argentina y Bolivia.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino