Coronavirus  ●  Estados Unidos  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Guerra en la ONU por el embargo a Irán

Guerra en la ONU por el embargo a Irán

11/08 - 21:05 - Washington intenta prolongar 'sine die' la prohibición de vender armas al régimen de los ayatolás

Washington está en aras de perder una batalla en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Pero puede que no pierda su guerra, y que eso le cueste al mundo un nuevo escenario de más tensión con Irán. Los intentos reiterados de los Estados Unidos de extender sine die un embargo a la compra de armas por parte de Teherán, que debería caducar este octubre, está llevando de cabeza a sus socios y al borde de la quiebra el acuerdo nuclear firmado en 2015.

Según reza el pacto, este 18 de octubre caduca el embargo de armas a Irán. Donald Trump está decidido a no permitir que ocurra pero, paradójicamente, con su propia decisión de retirarse del acuerdo atómico, en 2017, bloqueó la principal vía administrativa para lograr su objetivo. Así, sólo con una nueva resolución, que EEUU pretende someter a votación esta semana en el Consejo de Seguridad de la ONU, podría conseguir su meta. Pero fuentes diplomáticas prevén un fracaso.

A los tres firmantes europeos del pacto atómico, aun reticentes a que Irán pueda armarse con material extranjero -uno de los argumentos que Teherán arguye es que Occidente vende armas a su rival saudí-, no les han convencido advertencias como la del secretario de Estado de Trump, Mike Pompeo, quien mencionó posibilidad de que Irán llegase a lanzar aviones comprados a Rusia contra "países" como "Roma". Rusos y chinos, más receptivos con Irán y con derecho a veto, se han opuesto a prolongar el embargo.

El grupo de firmantes conocido como E3 -Francia, Reino Unido y Alemania- sabe que el coste de satisfacer todas las pretensiones de Trump podría llevar a Irán a abandonar totalmente el pacto atómico, acusando al resto de incumplir todos sus compromisos. Sería el colofón a su renuncia de compromisos, emprendida y ejecutada de forma gradual en respuesta a la reimposición de sanciones estadounidenses y a la falta de medidas europeas para sortearlas de forma efectiva.

Aunque, según fuentes próximas a las deliberaciones, se han barajado fórmulas intermedias para contentar al presidente estadounidense sin romper la cuerda con Irán, por el momento no hay solución fija. "En general, deberíamos apoyar el embargo de armas, pero no nos gustan algunas de las sanciones unilaterales que los EEUU están imponiendo a Irán", ha afirmado un diplomático europeo al medio norteamericano The Hill.

El martes por la tarde, mientras todavía se aguardaba la propuesta de resolución de la Casa Blanca, el portavoz de Exteriores iraní salió a desmentir rumores crecientes, surgidos en medios locales, de que se había alcanzado un entendimiento sobre el embargo, en el que entraría en juego el levantamiento de ciertas sanciones. Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, anunció en el marco de un encuentro con su homólogo alemán una "propuesta" para "reemprender la cooperación" entre firmantes.

Irán está golpeado por problemas económicos derivados de sus insuficiencias en gobernanza económica. En un escenario sin sanciones, el flujo de dividendos del petróleo supliría tales carencias pero, debido al castigo económico estadounidense con connivencia europea, no sólo las clases populares están sufriendo más que nadie el embate financiero; cada vez más voces, en un campo político cada vez más dominado por los críticos con Occidente, llaman a tomar medidas drásticas contra el pacto nuclear.

Con todo, Teherán ha adoptado por el momento lo que define como "paciencia estratégica". Dentro del país se han lanzado todo tipo de iniciativas para optimizar la gestión económica, incluida una ofensiva judicial contra la corrupción. Al mismo tiempo, la presión regional se ha rebajado moderadamente. La mayoría de observadores coincide en que los iraníes se dan de plazo hasta las elecciones estadounidenses para mover la siguiente ficha, a sabiendas de que Joe Biden podría cambiar la partida.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino