Guerra de puertos: Argentina afirma que ya le quitó más de la mitad de los tránsitos a Uruguay

Guerra de puertos: Argentina afirma que ya le quitó más de la mitad de los tránsitos a Uruguay

La ANP busca captar carga boliviana para suplir pérdida de mercadería paraguaya que se fue hacia Buenos Aires

Siglos después parece reavivarse y con fuerza la guerra de los puertos rioplatenses. La Administración Nacional de Puertos (ANP) busca captar carga boliviana en tránsito ante la menor llegada de mercadería paraguaya. Pero nosolo las autoridades locales adoptan estrategias comerciales para fomentar la actividad, dependencias marítimas argentinas aplicaron una fuerte rebaja de impuestos para empresas navieras que realizan esa operativa y además afirman que ya recuperaron el 60% de los transbordos que pasaban por Uruguay.

Desde  la  asunción  de  Mauricio  Macri  como  presidente  hubo  un  cambio  en  la política   portuaria   argentina.   Una   de   las   apuestas   más   ambiciosas   es   la modernización  del  puerto  de  Buenos  Aires  con  la  que  pretende  generar  un aumento de las operaciones con una reducción de costos logísticos y la posibilidad de  que  ingresen  buques  de  carga  de  mayor  tamaño.  Está  previsto  que  las  obras comiencen  en  el  primer  semestre  del  año  próximo,  pero  mientras  tanto  las autoridades  portuarios  continúan  tomando  medidas  para  recibir  mayor  carga  en tránsito. Ante eso, la ANP intenta jugar sus cartas.

Sobre fines del mes pasado, una delegación oficial se trasladó hasta La Paz  para reunirse  con  sus  pares  bolivianos.  Allí  se  suscribió  un  acuerdo  para  facilitar  la llegada de carga de ese país hasta terminales uruguayas. El documento prevé que se le otorgue a la autoridad portuaria boliviana un depósito franco de 1.000 metros cuadrados  para  almacenaje  en  Montevideo  y  Nueva  Palmira,  además  de  unárea que  será  destinada  para  sus  oficinas.  Esta  semana  jerarcas  de  ambos  países  se reunieron, esta vez en Montevideo, para avanzar en los detalles del acuerdo.

Luego  del  encuentro,  el  presidente  de  la  ANP,  Alberto  Díaz,  expresó  al  portal  de Presidenciaque  después  de  varios  años  de  intentos,  ahora  están  dadas  las condiciones  para  que  haya  un  flujo  de  carga  boliviana  en  tránsito  por  los  puertos locales.

El  director  de  la  ANP —en  representación  del  Partido  Nacional—Juan  Curbelo informó a El Observador que este miércoles las autoridades bolivianas recorrieron las  terminales  de  Nueva  Palmira  y  Fray  Bentos  y  se  reunieron  con  operadores portuarios privados. ―La intención es que carga boliviana, sobre todo de Santa Cruz que creció mucho, pueda salir al OcéanoAtlántico a través de puertos uruguayos‖, señaló. La previsión es que la operativa de tránsito pueda comenzar dentro de 90 días.

―Lo que hace la ANP es generar el marco jurídico y las condiciones para que los privados de ambos países puedan desarrollar el negocio‖, explicó. El jerarca indicó que  el  90%  de  la  mercadería  boliviana  sale  por  puertos  chilenos  y  por  eso  es importante tener otras terminales alternativas para la salida de su mercadería.

La  medida,  en  parte,  intenta  paliar  la  pérdida  de  transbordos  paraguayos  que  se viene arrastrando desde hace un par de años, básicamente por demoras operativas dentro  del  recinto  portuario.  Por  esos  inconvenientes  los  operadores  de  ese  país optaron por direccionar buena parte de su carga hacia Buenos Aires.

Según información de la ANP, en 2018 hubo una caída de los tránsitos totales de 22% en comparación con 2017.

Y  las  autoridades  bonaerenses  van  por  más.  Desde  este  miércoles  el  gobierno argentino  dispuso  una  rebaja  casi  total  de  un  tributo  que  Migraciones  cobra  a empresas navieras que operan barcazas con carga de transbordo que llega por la hidrovía  Paraguay–Paraná  al  puerto  de  Buenos  Aires  con  destino  a  cualquier terminal extranjera  a más de 300 kilómetros, según consignó el diario El Cronista. El gravamen pasó de US$ 1.000 a US$ 100.

Fuentes  de  la  Administración  General  de  Puertos  (AGP)  informaron  a  ese  diario que  la  resolución  tiene  como  objetivo  recuperar  la  totalidad  del  volumen  de  carga en contenedores, básicamente paraguayos, que Argentina perdió con el puerto de Montevideo.   La   medida   forma   parte   de   la   nueva   estrategia   que   adoptó   la administración  de  Macri.  Una  de  las  acciones  tomadas  fue  la  eliminación  de  una ―alerta roja‖, que se aplicó desde 2012 (durante el gobierno de Cristina Fernández) que   obligaba   a   todos   los   contenedores   arribados   a   pasar   por   un   escaneo obligatorio.

Desde la AGP dijeron que ―con los cambios hechos hasta ahora se logró recuperar el  60%  de  lo  perdido  a  manos  de  Uruguay  y  se  apuesta,  con  la  nueva  rebaja impositiva,  a  traer  la  totalidad  de lo que emigró a Uruguay‖. El interventor de la AGP  en  el  puerto  de  Buenos  Aires,  Gonzalo  Mórtola,  se  refirió  a  la  medida  en  su cuenta  de  Twitter.  ―Seguimos  bajando  costos  y  potenciando  la  carga  que  se traslada  por  la  hidrovía  Paraná –Paraguay‖, escribió. ―En los últimos dos años recuperamos un 477% de carga de transbordo; sí, leíste bien‖, agregó.

Al respecto, Curbelo expresó que ―el comercio regional es muy dinámico, se está intentando  captar  carga  boliviana,  pero  también  hay  que  volver  a  desarrollar distintas  acciones  para  que  un  porcentaje  importante  de  mercadería  paraguaya vuelva a los puertos uruguayos‖.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino