Grave escalada en Idleb entre los ejércitos sirio y turco

Grave escalada en Idleb entre los ejércitos sirio y turco

Damasco mata a cuatro soldados turcos y Ankara replica con doscientos proyectiles.

Grave escalada en Siria, donde los ejércitos regulares de Ankara y Damasco se encuentran desde este lunes en sus respectivos puntos de mira. Al menos cuatro soldados turcos murieron y otros nueve resultaron heridos en la provincia siria de Idleb, en un ataque del Ejército de Siria. Como represalia, las fuerzas armadas turcas atacaron más de cuarenta posiciones del ejército de Bashar al Asad, provocando al menos seis muertos, según un observador con sede en el Reino Unido. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dio una cifra mucho más elevada de muertes sirias, “entre treinta y treinta cinco”, en unas declaraciones a pie de escalerilla, a punto de embarcar en visita oficial a Ucrania.

La provincia de Idleb concentra las últimas áreas rebeldes de Siria, con fuerte presencia yihadista vinculada a Al Qaeda. El años pasado, un acuerdo de desescalada entre Turquía y Rusia permitió a los primeros mantener una docena de puestos militares de observación, auténticos fuertes. Sin embargo, desde diciembre, dicho pacto ha quedado enterrado en la práctica por la ofensiva del Ejército de Bashar el Asad, que pretende restituir al estado sirio todo su territorio. La semana pasada, Damasco logró reconquistar la segunda ciudad de Idleb, Maaret al Numan, y actualmente intenta tomar Saraqueb, lo que prácticamente dejaría expedita la importante autopista M5 que une Hama y Alepo. La réplica yihadista ha consistido en renovar los ataques esporádicos de artillería contra las afueras de Alepo.

Turquía ha introducido en las últimas horas en territorio sirio una importante columna de refuerzos

Para frustrar los planes de Damasco, Turquía ha introducido en las últimas horas en territorio sirio una importante columna de refuerzos, lo que ha motivado el ataque de Damasco y la ulterior réplica turca. Erdogan ha dicho que las fuerzas rusas, aliadas de Damasco, han sido informadas y que no están entre sus objetivos. “Cuarenta y seis” hasta el momento, según fuentes turcas, que habrían sido alcanzados por “cien proyectiles de mortero y 122 obuses”. Sin embargo, el enfrentamiento directo entre Ankara y Damasco pone a prueba los numerosos pactos entre R. Tayyip Erdogan y Vladimir Putin, que incluyen el patrullaje conjunto de cientos de kilómetros de frontera siria.

La semana pasada, Erdogan habló por teléfono con Donald Trump, presidente de EE.UU., acerca de la explosiva situación en Idleb, junto a la frontera turca. Allí los trescientos mil habitantes de antes de la guerra se habrían convertido en tres millones, según Ankara, al convertirse Idleb en refugio de sucesivas oleadas de yihadistas en retirada y de sus familias, incluidos algunos miles de uigures chinos. Damasco acusa a Turquía de haber permitido, con la connivencia de otros países de la OTAN, el paso de “terroristas” a Siria desde 2011 con el objetivo de derrocar el régimen a cualquier precio.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino