Bolivia  ●  Chile  ●  Evo Morales  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Gobierno y privados esperan que Argentina mantenga el impulso gasífero en Vaca Muerta

Gobierno y privados esperan que Argentina mantenga el impulso gasífero en Vaca Muerta

El recuerdo latente de la crisis del gas de la década pasada -cuando el país trasandino era liderado precisamente por el kirchnerismo- encendió algunas alarmas en el sector privado. Sin embargo, el gobierno confía en lograr el desafío de construir una relación de largo plazo.

La amplia diferencia que obtuvo en las primarias argentinas el candidato Alberto Fernández -en su dupla con Cristina Fernández-, encaminando un virtual regreso del kirchnerismo al poder en ese país, encendió las alertas en el sector energético chileno, específicamente en la industria del gas.

Hace menos de un año, las autoridades de ambos países celebraban el regreso del gas argentino a Chile, los primeros envíos tras los cortes de suministro que se iniciaron en 2006. Los flujos comenzaron siendo intermitentes y con contratos a corto plazo, pero eso duró poco: el mayor yacimiento del mundo de gas, Vaca Muerta, estaba dando mejores señales, por lo que se podía empezar a pensar en contratos más largos y en envíos continuos.

Así, tanto el gobierno chileno como las empresas locales vieron una oportunidad. Pero luego del domingo, las expectativas cambiaron, pues los privados están mirando con mayor cautela las futuras negociaciones con el país vecino, teniendo en cuenta que durante la crisis de la década pasada fue el régimen kirchnerista el que cerró la llave del gas a Chile.

El académico y consultor de Systep, Hugh Rudnick, señaló que es difícil anticipar el comportamiento de un nuevo gobierno kirchnerista, pero ve diversas inquietudes en dos ámbitos: “Hay preocupación porque no se continúe con las exportaciones de gas a Chile, que se habían desarrollado con el actual gobierno”. Además, cree que habría una “menor preocupación de un eventual nuevo gobierno por las inversiones privadas, privilegiando decisiones orientadas por el Estado”.

Otras fuentes del sector privado también manifestaron su preocupación. Un ejecutivo indicó que, en este sentido, podría ser una mala noticia que se ratifique el triunfo de Fernández, aunque al mismo tiempo cree que “Vaca Muerta produce tanto, que a pesar de que sea un gobierno menos proinversión, se tendrá que vender igual”.

Consultado por PULSO, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet -quien tiene agendada una visita al yacimiento de gas transandino en los próximos días-, fue más cauto y sostuvo que “el desafío para nosotros es ver si somos capaces de ir reconstruyendo una relación que nos permita aprovechar el enorme potencial que tiene Argentina en gas, en particular, pero en condiciones que nos den como país tranquilidad y confianza”. Agregó que lo más importante son las condiciones en las que ambos países pueden llegar a un acuerdo de beneficio mutuo en el largo plazo. “Obviamente, los componentes geopolíticos también importan”, subrayó.

En tanto, el director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Gas Natural, Carlos Cortés, dijo que “vemos al gas natural argentino como una fuente de abastecimiento complementaria al GNL que llega al país (…). Esperamos que eso se mantenga, independiente de los ciclos políticos”.

La exsecretaria ejecutiva de la CNE, María Isabel González, indicó, a su vez, que hoy la situación es distinta desde el punto de vista chileno, pues no habría una dependencia absoluta de Argentina como antes, ya que se cuenta con el respaldo de los terminales de GNL.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino