Gobierno gestiona cumbre de presidentes sudamericanos en Chile para crear bloque regional

Gobierno gestiona cumbre de presidentes sudamericanos en Chile para crear bloque regional

Representantes de países de toda Sudamérica, con excepción de Venezuela, sostuvieron una reunión en Cancillería el lunes pasado. El objetivo fue abordar el plan del Presidente Piñera para fundar un organismo que reemplace a Unasur y marcar una fecha en el calendario para lanzarlo en una cumbre presidencial. El vocero argentino Iván Pavlovsky señaló que "el Presidente Mauricio Macri irá a Chile el 23 de marzo, para participar en la cumbre de la nueva organización sudamericana".

Representantes de países de toda Sudamérica, con excepción de Venezuela, sostuvieron una reunión en Cancillería el lunes pasado. El objetivo fue abordar el plan del Presidente Piñera para fundar un organismo que reemplace a Unasur y marcar una fecha en el calendario para lanzarlo en una cumbre presidencial. El vocero argentino Iván Pavlovsky señaló que "el Presidente Mauricio Macri irá a Chile el 23 de marzo, para participar en la cumbre de la nueva organización sudamericana".

La reunión se extendió varias horas y se realizó el lunes, en el edificio de la Cancillería. En la mayoría de los casos, los invitados fueron directores o encargados de los departamentos de América del Sur, aunque también llegaron los vicecancilleres de Perú, Colombia y Bolivia. Todos los gobiernos de Sudamérica, salvo el de Venezuela, participaron.

Ese mismo día, la Cancillería informó a través de una declaración pública -titulada "Chile convoca a primer encuentro sobre integración sudamericana"- los objetivos que tuvo el debate. "El encuentro buscó ser una instancia exploratoria, para intercambiar criterios sobre cómo replantear las instancias de coordinación en América del Sur. A la cita concurrieron viceministros y representantes diplomáticos de países sudamericanos y fue inaugurada por el canciller Roberto Ampuero, quien realizó una intervención ante los asistentes. El ministro señaló que existe una necesidad de impulsar una iniciativa de integración sudamericana y que la integración sudamericana sigue siendo la vía indicada para fomentar el desarrollo sostenible y construir un futuro mejor para nuestros pueblos".

Tras la intervención de Ampuero, añadió el texto, el diálogo fue moderado por el secretario general de Política Exterior de la Cancillería chilena, embajador Patricio Torres.

Se trataba, según presentes, de avanzar en uno de los principales proyectos autoimpuestos por el Presidente Sebastián Piñera en materia de política exterior: crear una nueva organización que integre a los países de Sudamérica y reemplace a la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), el bloque regional que impulsaron los exmandatarios Lula da Silva y Hugo Chávez en 2004 y que hoy es considerado obsoleto por Chile y varios países del continente. Desde 2018, de hecho, seis miembros (Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Perú) decidieron suspender su participación, alegando imposibilidad de elegir nueva secretaría, lo cual supuso el fin a la continuidad del organismo en su totalidad.

Fue así como, tras el encuentro del lunes, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú indicó a "El Mercurio" que "quisimos participar en la reunión convocada por la Cancillería chilena para evaluar el curso a seguir ante la inoperancia de Unasur". Coincidieron en el gobierno de Ecuador: "Se trató el tema de las alternativas a Unasur".

El nombre tentativo del nuevo bloque regional lo expuso en enero el Presidente de Colombia, Iván Duque: declaró que se estaba trabajando en la creación de "Prosur". La sigla significa "Para el Progreso de Sudamérica".

"Macri irá a Chile el 23 de marzo"

Dos días después del encuentro en Santiago, el miércoles, el diario Clarín publicó un artículo sobre la reunión que ese día sostendrían los presidentes de Argentina, Mauricio Macri, y de Uruguay, Tabaré Vásquez.

El texto indicaba que uno de los objetivos del mandatario argentino era invitar a Vásquez a Prosur. También afirmaba que el próximo 23 de marzo, Macri estará en Chile para ver cómo se da fin a Unasur, reunión a la que, se sostenía, se sumarían otros presidentes.

Consultado por "El Mercurio", el vocero del Presidente argentino, Iván Pavlovsky, señala: "El Presidente Mauricio Macri irá a Chile el 23 de marzo, para participar en la cumbre de la nueva organización sudamericana".

Pavlovsky agrega que "Argentina apoya la iniciativa chilena para reformar el mecanismo de integración sudamericana".

Fuentes extranjeras que estuvieron en la reunión en Santiago confirman que en ella, el Gobierno de Chile propuso, como punto de partida a la nueva organización, una cumbre de presidentes de Sudamérica, en la tercera semana de marzo. Algo a lo que, según se cuenta, ninguno de los presentes se opuso y fue abiertamente aprobado por varios.

Visita de Bolsonaro

Consultados los diferentes países, hay otros presidentes con los cuales el encuentro seguramente contará. Dos que se dan por descontados son los mandatarios de Perú, Martín Vizcarra, e Iván Duque, de Colombia.

Según los expertos, Piñera, Vizcarra y Duque han enfrentado en forma muy coordinada la crisis de Venezuela. El mismo día en que Nicolás Maduro asumió en su nuevo gobierno, el 10 de enero, el Presidente colombiano se contactó con su par chileno para saber cuál sería su posición si el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, decidía hacer uso de un derecho constitucional incluido en la Carta Magna bolivariana y se proclamaba Presidente encargado.

También se cree que estará en la reunión el Presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Su caso, de hecho, es uno de los más seguros de todos, por una situación especial. Según cuentan fuentes desde Brasil, por esos días el mandatario del país más grande de Sudamérica estaría realizando su primera visita oficial a Chile.

Aunque ni la agenda ni las fechas están aún confirmadas oficialmente, los entendidos expresan que puntos fijos serán la ratificación del Acuerdo de Libre Comercio entre los dos países, la convergencia entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico y concretizar las obras para los corredores bioceánicos, punto fundamental para Brasil. Asimismo, se hablaría también de Medio Ambiente y Ciencia y Tecnología e Innovación.

De esta forma, Bolsonaro aprovecharía su visita para asistir a la cumbre de la nueva organización sudamericana.

Segundo encuentro

Según publicó "Reportajes" en su edición del 6 de enero, ya a fines del año pasado en el Gobierno comenzaron las gestiones informales y diversos contactos para presentar la idea de "Prosur", país por país.

Una reunión importante ocurrió en Perú, el 4 de enero, en el marco de la cita de los países del Grupo de Lima por la situación de Venezuela. Ahí, antes de que se tratara el tema de la crisis del país petrolero, el canciller Ampuero, siguiendo el propósito del Presidente Piñera, citó a sus pares a una reunión en la embajada de Chile en esa ciudad.

La excusa era hablar de Nicaragua, pero había otra razón para el encuentro. Ahí, el ministro presentó, ante todos los países presentes, el plan de La Moneda.

"El problema de Unasur es que se convirtió en una instancia completamente inoperante, sobreideologizada, alejada de los propósitos para los que fue creada y que hoy está completamente paralizada", dijo Ampuero esa vez.

Tras el encuentro en Perú hubo otras conversaciones entre gobiernos, que desembocaron en la reunión del lunes.

Según varios asistentes extranjeros, muchos de los enviados iban con una misión clara: saber más sobre la iniciativa impulsada por Chile, la cual les habría sido explicada.

En esa línea es que habría existido, sobre todo, puntos de concordancia a la hora de evaluar algunos de los principales problemas de Unasur, como la excesiva burocracia con la que funcionaba y los gastos que les genera a los países miembros.

En esta última materia se vieron muy activos en el debate países como Ecuador, nación donde está la sede del bloque regional, en Quito. Los representantes de Perú, Ecuador y Brasil habrían puesto énfasis en la necesidad de integración sudamericana en materia energética y ante eventos especiales, como los desastres naturales.

Muchos coincidieron en que, en tiempos en que la diplomacia se ha modernizado, y muchos líderes conversan diariamente a través de WhatsApp u otras aplicaciones, el método de funcionamiento debe ser lo menos complejo posible, quizás siguiendo el modelo de la Alianza del Pacífico.

Claro que varios pidieron también un diagnóstico. Vale decir, aclarar bien, de forma precisa, qué es lo que se tiene y qué es lo que falta en la región. Por ello, según cuentan algunos de quienes fueron invitados, se acordó que, a fines de este mes o a principios de marzo, habrá otra reunión técnica para tratar este tema. La idea es no apurarse y avanzar lentamente si es necesario.

De todas formas, afirman asistentes, nadie se habría opuesto a la idea de la cumbre presidencial en marzo.

¿Estarán todos?

Los asistentes coinciden en que, si bien la reunión fue tranquila y no tuvo mayores contratiempos, eso no significa que todos los presidentes de los países presentes vayan a asistir a la cumbre presidencial de marzo de la que habla Macri.

Dos casos que se mencionan son los de Uruguay y Ecuador. Ambos países han mostrado algunas diferencias con el Grupo de Lima, respecto del tratamiento de la crisis venezolana -sobre todo en el caso del gobierno charrúa- y aún son parte activa de la Unasur.

Según los presentes, ninguno de los dos aseguraría su presencia en Chile el 23. Esta dependerá, en gran parte, de cómo se avance entre la reunión del lunes y el próximo encuentro técnico.

Otro caso es el de Bolivia

Varios de los presentes se sorprendieron al ver la presencia de la vicecanciller en la reunión y al notar que hubo un buen trato y relación entre esta y sus pares chilenos.

No obstante, al día siguiente, en La Paz ocurrió un hecho que no pasó inadvertido entre varios representantes diplomáticos de la región.

Ese día, el Presidente Evo Morales recibió en el palacio de gobierno al ex secretario general de Unasur, el colombiano Ernesto Samper. Ambos hablaron de un plan para reestructurar la organización, el cual debiera liderar precisamente Bolivia.

"Quisimos participar en la reunión convocada por la Cancillería chilena para evaluar el curso a seguir ante la inoperancia de Unasur".

Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú.

"Argentina apoya la iniciativa chilena para reformar el mecanismo de integración sudamericano".

Iván Pavlovsky, vocero de la Casa Rosada

"El problema de Unasur es que se convirtió en una instancia completamente inoperante, sobreideologizada, alejada de los propósitos para los que fue creada y que hoy está completamente paralizada".

Canciller Roberto Ampuero (6 de enero)

 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino