Gobierno de Guillermo Lasso enfrentará una primera movilización convocada por los sindicalistas

Gobierno de Guillermo Lasso enfrentará una primera movilización convocada por los sindicalistas

En sus casi 80 días de gestión, sectores sociales realizarán una protesta en contra del incremento gradual de los precios de los combustibles.

Hoy, el gobierno de Guillermo Lasso enfrentará una primera protesta organizada por el gremio sindical, agrupado en el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y que aglutinará a sectores de estudiantes, maestros y del transporte pesado.

La movilización está convocada a las 16:00 a nivel nacional y tendrá como sede Quito. La consigna es exigir al presidente Lasso que derogue los decretos ejecutivos que disponen la liberación de los precios de los combustibles que están experimentando incrementos de forma gradual.

Desde el Gobierno ayer hubo una respuesta a este llamado.

Durante una ceremonia castrense a propósito de los 212 años de la conmemoración del Primer Grito de Independencia, Lasso señaló: “Surgen voces que pretenden sumergirnos en el despotismo, el autoritarismo y la amenaza” pese a que el país está reactivándose económicamente.

“Son voces que no ofrecen diálogo, sino ultimátum. Esos ultimátums solo los dan aquellos que no se sienten capaces de mover a sus semejantes con la fuerza de sus ideas, sino con la fuerza de la violencia”, manifestó

Previamente, y en el mismo acto, el comandante general del Ejército, Fabián Fuel, apuntó que los países están enfrentando nuevos desafíos como el crimen organizado y la “grave alteración interna, como se evidenció en octubre del 2019”.

“Estos deben ser enfrentados con absoluta decisión y firmeza, pues afectan no solo contra la soberanía nacional, sino contra la existencia misma de los Estados”, añadió Fuel.

A las protestas convocadas por el FUT han anunciado su apoyo el sector del transporte pesado, la Federación de Estudiantes Universitarios (FEUE), la Unión Nacional de Educadores (UNE), quienes además de rechazar la subida de los precios de los derivados del petróleo piden soluciones a sus reclamos respecto de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI).

Aunque no hay una decisión unificada para convocar a una futura movilización nacional, los dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y su brazo político Pachakutik (PK) se harán presentes para respaldar esta acción.

Ayer en la mañana, durante una rueda de prensa, Marlon Santi, coordinador de PK, dijo que no serán “indolentes frente a los pronunciamientos de las organizaciones sociales”, por lo que harán “un acompañamiento a esta y a todas las convocatorias” a manifestarse.

Leonidas Iza, presidente de la Conaie, cuestionó al primer mandatario por continuar y sostener la misma política del expresidente Lenín Moreno, y reconoció que el “pueblo ecuatoriano no soportaría un levantamiento indígena, pero tampoco soporta una economía devastada como lo que tenemos hoy”.

Recordó que los actos violentos que se registraron en las protestas de octubre del 2019 se debieron a que Moreno, en ese entonces, se hizo de “oídos sordos” a las demandas del colectivo al no eliminar los subsidios a los combustibles.

“Todos los temas anunciados lo hacemos a partir de la cruda realidad. ¿Lasso decidirá transitar por el camino de Moreno o realmente escuchar al pueblo?”, desafió Iza.

Por su parte, el presidente de la Ecuarunari, Carlos Sucuzhañay, fue más prudente, y si bien recordó que el derecho a la resistencia está contemplado en la Constitución, dijo que serán las bases del movimiento las que decidan las acciones que se emprenderán.

“Serán las estructuras del movimiento las que tomen la decisión. Pero somos claros, en el momento en que se comiencen a vulnerar derechos, que se quiera atentar, ahí estarán presentes. Nuestra reacción no es para buscar intereses individuales. Somos la organización regional y tomaremos las decisiones”, afirmó.

Justamente ayer, Iza convocó a las regionales de la Conaie, como son la Ecuarunari (Sierra), la Conaice (Costa) y Confeniae (Amazonía), a un consejo ampliado para discutir su postura frente a la crisis económica.

La Conaice no había asistido, pero en una reunión mantenida el pasado lunes, esta regional resolvió conformar una comisión técnica para actualizar su propuesta de Minka por la Vida, que se presentó en octubre del 2019.

Por su parte, el gremio de los transportes pesados del Ecuador, representado por Álex Bustillos, anunció que se acogerán al derecho a la resistencia porque no cuentan con los recursos para “hacer operar” sus unidades, debido al incremento del precio del diésel.

Por ello, este miércoles desde las 07:00 y de forma progresiva las unidades no trabajarán por falta de recursos, y se concentrarán en puntos estratégicos en las vías del país de manera pacífica para hacer escuchar sus pedidos, se anunció en un comunicado.

Por su parte, Abel Gómez, presidente de la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte Público de Pasajeros del Ecuador (Fenacotip), dijo que rechazan “cualquier actitud de paro, porque eso es un problema político”, y que están esperando la respuesta, como parte de los análisis que realiza una comisión técnica, integrada por representantes del régimen y de los transportistas, respecto de una posible focalización de los subsidios a los combustibles.

“La transportación ha venido aceptando la invitación del Gobierno para conversar. Estamos esperando la decisión que tome el presidente frente a las conclusiones que tome esa comisión”, señaló ayer Gómez, en una entrevista con radio Centro de Quito. (I)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino