Gobierno de Brasil aprobó el trigo transgénico desarrollado en Argentina

Gobierno de Brasil aprobó el trigo transgénico desarrollado en Argentina

El cereal, producto de la colaboración público-privada que encabeza Bioceres, tiene incorporado un gen del girasol que eleva la tolerancia a las sequías; tras Argentina, Brasil se convierte en el segundo país en dar su aprobación.

El Gobierno de Brasil aprobó para la venta como harina el trigo transgénico tolerante a sequía, HB4, desarrollado por la compañía nacional Bioceres. Se trata de una tecnología de tolerancia a sequía única a nivel mundial.

Es un desarrollo 100% argentino, producto de la colaboración público-privada de más de 18 años entre Bioceres y el grupo de investigación del Instituto de Agrobiotecnología del Litoral (CONICET-UNL). Empezaron en el 2001 con $600 (5 dólares) cada uno, hoy facturan 177 dólares y cotizan en NYC: Bioceres, el próximo unicornio, a fondo.

La noticia era esperada por el sector. Es que Bioceres había obtenido el año pasado una aprobación condicional en el país a la espera de una autorización por parte de Brasil, el mayor comprador individual del cereal.

Las variedades de trigo HB4 tienen incorporado un gen del girasol que incrementa la tolerancia a condiciones de sequía, reduciendo las pérdidas de rendimiento frente al déficit hídrico.

Independientemente de la aprobación por parte de Brasil, Bioceres "seguirá gestionando la producción de semillas y grano de trigo HB4 bajo el programa de identidad preservada que se utilizó en las últimas dos campañas para garantizar la trazabilidad de la producción", remarcaron a través de un comunicado.

En las últimas dos campañas agrícolas, el cereal transgénico fue producido mediante un programa de identidad confinada, con vinculación de la empresa con productores. Es un sistema cerrado para garantizar trazabilidad.

"Es importante destacar que tanto la semilla como el grano producido son 100% propiedad de Bioceres", destaca la empresa.

Reacciones
Por otra parte, la asociación brasileña de molineros de harina, Abitrigo, indicó que pedirá a la oficina del presidente Jair Bolsonaro que convoque a un comité nacional de bioseguridad para revisar la decisión. Abitrigo también dijo que está evaluando las opciones legales para suspender una decisión de la agencia brasileña de bioseguridad Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad (CTNBio) que aprueba las importaciones de harina de Argentina.

En el comunicado emitido, Abitrigo señala que "a pesar del fuerte rechazo del mercado internacional en los últimos 20 años, Brasil se convertirá, desgraciadamente, en el primer país en aprobar el uso de trigo transgénico en el mundo". Y entre otras cosas, apunta que "esta decisión, cargada de incertidumbres en cuanto a sus consecuencias para el mercado y la comunidad internacional, se adoptó sobre la base de criterios que afectan a la seguridad, sin estudiar más a fondo las condiciones del mercado y el comportamiento de los consumidores".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino