Gobierno arremete contra Almagro en la OEA y asegura que "no hubo fraude"

Gobierno arremete contra Almagro en la OEA y asegura que "no hubo fraude"

13:05 - Los ministros de Justicia y Relaciones Exteriores de Bolivia, Iván Lima y Rogelio Mayta, en Sesión Extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) arremetieron este miércoles contra el secretario general del organismo, Luis Almagro, a quien acusaron de cometer actos de “injerencia” política en Bolivia.

Lima afirmó que el país rechaza "con contundencia" cualquier comunicado que sea emitido por el secretario general del organismo internacional, Luis Almagro, sobre los asuntos que conciernen al Estado Plurinacional.

"Pedimos que la Secretaria General de la OEA se abstenga de seguir cometiendo actos de intervencionismo. Bolivia rechaza con contundencia cualquier comunicado del Secretario General de la OEA", aseveró Lima en su intervención.

El Ministro de Justicia, en esa línea, aseguró que Luis Almagro "representa el dolor, la muerte y humillación de los bolivianos" y reprochó que la Secretaría General de la OEA busque intervenir en la independencia judicial del Estado.

En esa línea, Lima fue enfático en expresar el rechazo del Gobierno boliviano al comunicado emitido por la Secretaría General de la OEA semanas atrás, en la que ratificó los resultados de su auditoría electoral el 2019 - en la que halló 'irregularidades' en el triunfo del entonces presidente Evo Morales- y cuestionó los resultados de la pericia realizada por el Grupo de Investigación Deep Tech Lab de BISITE de la Fundación General de la Universidad de Salamanca, España, que concluyó que no hubo manipulación dolosa ni fraude en los comicios bolivianos de hace dos años. Ese documento sirvió de base para que la Fiscalía boliviana decida el cierre del denominado 'caso fraude'.

"Bolivia rechaza y repudia este comunicado y por las falsedades (del documento) ha solicitado este consejo extraordinario (...) Hay la seguridad de que la independencia del Órgano Judicial de Bolivia y del Ministerio Público deben ser respetadas por el Estado y la Secretaria General", indicó Lima.

Asimismo, el Ministro de Justicia resaltó que la OEA no respetó el acuerdo firmado con el Estado boliviano para la realización de la auditoría electoral del 2019.

Por ejemplo, criticó que Almagro y la Secretaría General hayan decidido publicar un informe preliminar "político, tendencioso y sin prueba alguna", cuando el acuerdo firmado el 2019 no establecía la publicación del mismo.

"El informe preliminar no se encontraba pactado entre las partes", aseveró lima y aseguró que ese documento -publicado la madrugada del 10 de noviembre del 2019- fue el argumento usado para radicalizar las protestas cívicas y para que las propias Fuerzas Armadas sugieran la renuncia del entonces presidente Morales.

Señaló también que a pesar de los errores y deficiencias de la auditoría electoral de la OEA, el Estado boliviano cumplió con el acuerdo firmado y fue por eso que decidió anular los comicios del 2019 y desarrolló nuevas elecciones un año después.

"El informe presentado por la OEA está plagado de deficiencias, no corresponde a una auditoria técnica y no está a la altura de la responsabilidad asignada", aseveró Lima a tiempo de reslatar que los resultados de dicho informe fueron refutados por diversos estudios internacionales.

Finalmente, Lima fue enfático en señalar que en Bolivia nunca se pudo comprobar las acusaciones de un presunto fraude electoral el 2019 y prueba de ello, dijo, es que la Fiscalía pidió el sobreseimiento de todas las exautoridades electorales que habían sido detenidas y procesadas por los hechos de ese año.

"Lo que pedimos a la OEA es que puedan tomar atención de los aspectos que son fundamentales en el proceso de construcción de un nuevo país que establezca como principio el respeto a las instituciones. Pedimos respeto a nuestro Órgano Judicial", finalizó Lima.

Canciller

En tanto, el canciller del Estado, Rogelio Mayta, acusó al secretario general del organismo hemisférico, Luis Almagro, de cometer actos de injerencia, de incurrir en "racismo" y de provocar la "ruptura del orden constitucional" en la crisis política de 2019.

La sesión del acto de interpelación se realiza de manera virtual. Por el Estado boliviano participaron el canciller Rogelio Mayta y el ministro de Justicia, Iván Lima. Las autoridades nacionales denunciaron la actuación de Almagro y de la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la Secretaría General de la OEA, que el pasado 9 de agosto emitió un comunicado en el que reclama la vinculatoriedad de la auditoría al proceso electoral de octubre de 2019.

"La vinculatoriedad que la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia reclama en el comunicado del 9 de agosto es un acto de injerencia", afirmó Mayta este miércoles y cuestionó que la Secretaría para el Fortalecimiento pretenda que el informe sobre la auditoría a las elecciones sea más importante que las investigaciones de la Fiscalía General.

"Ese comunicado se plantea como la única verdad (...), es una grave afrenta a la democracia", dijo Mayta sobre el comunicado del 9 de agosto que fue una respuesta al peritaje de la Universidad de Salamanca. Este informe admite irregularidades en el sistema informático y niega que éstas hayan afectado el proceso electoral de octubre de 2019, que fue anulado tras la auditoría presentada por la OEA en noviembre de 2019.

"¿Por qué el furibundo ataque contra la Universidad de Salamanca y la Fiscalía, porque ese informe (el de noviembre de 2019) fue uno de los detonantes de la crisis política, porque tiene responsabilidad en la ruptura del orden constitucional", dijo Mayta.

Durante su participación, Mayta defendió la investigación realizada por la Fiscalía del Estado sobre el proceso electoral de 2019 y aseguró que no hay pruebas que sostengan la versión del fraude electoral.

"Ese peritaje apunta falencias, pero nada que permita sostener que hubo una acción criminal, que hubo un fraude", añadió.

La investigación penal que se realizó por más de un año llegó a la conclusión de que no se cometieron delitos, que no hubo fraude, insistió.

Luego defendió que tras las elecciones generales de 2019 y que fueron anuladas hubo nuevos comicios en los que el Movimiento Al Socialismo ganó con un resultado mayor al del proceso electoral fallido. Y afirmó que, pese a la institucionalidad boliviana y los resultados electorales, Luis Almagro está en contra del gobierno nacional.

"La Secretaría General debería ser una instancia de articulación entre los Estados, capaz de crear encuentro en medio de las discrepancias y las visiones diferentes. Sin embargo, esta OEA, con Almagro, como secretario general, no lo es para Bolivia y con pena vemos que tampoco para muchos de los Estados que están representados aquí", sostuvo.

"Almagro ahora está en contra del Gobierno de Bolivia (...) El discurso de Almagro es de odio. (...) Si las actuaciones de Almagro no se encausan por la institucionalidad, mañana podría ser cualquier otro Estado", concluyó.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino