Coronavirus  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Gibraltar avanza las elecciones para hacer frente a un Brexit duro

El impacto del abandono de la UE

Gibraltar avanza las elecciones para hacer frente a un Brexit duro

Picardo busca un apoyo masivo ante las dudas en el Peñón por un ‘no deal’

Mientras el reloj avanza inexorable hacia el 31 de octubre, en Gibraltar aún confían en un milagro de última hora para que el Brexit no se consuma, o por lo menos que no sea a la brava. El viceprimer ministro del Peñón, Joseph García, lo reiteraba hace unos días: “No lo queremos, hemos votado contra el Brexit, lo mejor sería que el Reino Unido se quedara en la UE”.

Pero la realidad es la que es y los responsables gibraltareños consideran que han hecho todo a su alcance para que el impacto sea mínimo. El ministro principal Fabian Picardo está convencido de que ha obrado con diligencia y ha decidido adelantar los comicios al próximo 17 de octubre, cogiendo desprevenidos a la oposición socialdemócrata y a Gibraltar Together, una versión local de Podemos. Ni el líder gibraltareño, ni sus 34.500 vecinos tienen la bola de cristal, pero sí saben que sufrirán las consecuencias de su adiós comunitario.

Para este pequeño territorio, mantener la fluidez en el paso de personas, vehículos y mercancías en la frontera hispano-gibraltareña constituye la gran prioridad. Cualquier obstrucción puede resultar fatal para ambos lados. Por ella pasan personas, pero también alimentos, medicinas y residuos. Y los cerca de dos millones y medio de turistas, que llegan al pequeño aeropuerto como paso previo a su viaje a la costa de Cádiz o Málaga.

La mayoría de los quebraderos de cabeza de Gibraltar y su entorno inmediato están en la frontera. Cada día, registra una media de paso de 28.500 personas, de las que 15.000 son empleados transfronterizos, de ellos casi 10.000 españoles, según estimaciones del Gobierno gibraltareño. Al otro lado, en el español, viven unos 80.000 británicos.

La Línea pasará a ser frontera exterior de la UE y si se revisa la documentación en todas las salidas de vehículos, las colas pueden ser eternas. Los trabajadores españoles están preocupados por si conservarán la retribución por desempleo a la que tienen derecho en España, o si se les pedirá visado para cruzar la Verja. Para Gibraltar, perder esa fuerza de trabajo transfronteriza sería un golpe mortal para su economía.

Las importaciones de productos perecederos serán claves con el Brexit. Gibraltar no dispone de puesto de inspección fronterizo y el más cercano está en el puerto de Algeciras. Hasta ahora la buena voluntad ha hecho que los camiones con víveres no tengan que ir hasta allí. De hecho, el puesto algecireño ya está saturado de trabajo y si se le sumaran las inspecciones de productos con destino a Gibraltar el colapso sería total.

La prensa británica ha publicado un retrato apocalíptico de la situación en la que quedaría el Peñón tras un Brexit duro. Sin embargo, el gobierno local intenta quitar hierro: “No esperamos colas de cuatro horas. No esperamos ningún problema con el suministro de medicamentos, productos alimenticios y otros bienes. No prevemos ningún problema con la eliminación de residuos. Pero esos son los supuestos de planificación para los que nos hemos preparado responsablemente. Por eso estamos preparados para el resultado que no queremos ver y que esperamos que se detenga por todos los medios necesarios”, rezaba un comunicado.

El Brexit supondrá un cambio drástico para algunas empresas afincadas desde hace décadas en el Peñón, como las casas de juego online. Algunas ya se han trasladado a Malta, aunque de momento no ha habido desbandada.

Se calcula que esta industria supone un 40% del PIB actual del Peñón, por no hablar del empleo, un 25% de su mercado laboral. Dos tercios de los trabajadores (unos 3.000) de esas empresas residen en el Campo de Gibraltar. Si se van a Malta, empeorarán la situación de municipios ya depauperados como La Línea.

Picardo cree el Brexit no puede ser peor que el cierre de la Verja decretado por Franco. “Con el cierre, hace 50 años, Gibraltar no cayó como una fruta madura, sino que prosperó. Vienen momentos difíciles, como el Brexit, que no puede ser tan difícil como aquel cierre. Debemos confiar en que saldremos adelante y conseguir que Gibraltar siga siendo próspero y cree empleo y riqueza; no sólo para los gibraltareños, sino también –señala–para aquellos que están a nuestro alrededor”.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino