GB usaría la fuerza para retener las Malvinas, dice documento filtrado

GB usaría la fuerza para retener las Malvinas, dice documento filtrado

En un escenario tenso por cruces diplomáticos por el tema de la ocupación británica del archipiélago de las Islas Malvinas desde 1833, en el Atlántico Sur, se difundió aquí un informe secreto del área de Defensa y Política Exterior de Reino Unido, en el que se afirma que el primer ministro, Boris Johnson prometió usar la fuerza para “defender” militarmente su presencia en ese lugar y en otros territorios insulares.

El portal de The Telegraph filtró el documento, en el que el premier se compromete a usar las fuerzas armadas para “garantizar la seguridad de los 14 territorios de ultramar” que mantiene colonialmente Gran Bretaña en distintos lugares del mundo.

De acuerdo al informe las Fuerzas Armadas actuarán para disuadir y desafiar “incursiones en las Aguas Territoriales de Gibraltar Británico” y “mantendrán una presencia permanente en las Islas Malvinas, la Isla Ascensión y el Territorio Británico del Océano Índico”, y que su país “está lejos de abandonar sus compromisos transatlánticos. Se están reforzando y se les tiene en alta estima”.

En el documento filtrado destacan que se invertirán 6.6 millones de libras en los próximos cuatro años en áreas que incluyen “espacio, cibernética, tecnologías cuánticas, biología de ingeniería, armas de energía dirigida y alta velocidad avanzada y misiles”.

El gobierno argentino rechazó esta “pretensión colonialista de Gran Bretaña en Malvinas” y el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo que con la presentación de una Revisión Integrada de Seguridad, Defensa, Desarrollo y Política Exterior, el pasado martes en la Cámara de los Comunes, el premier Boris Johnson se aparta del camino de la diplomacia que sigue Argentina”. Recordó que en las Islas Malvinas “hay tantos soldados como habitantes”, y que hace tiempo se ha denunciado la presencia de una gran base militar británica en ese lugar.

En entrevista con El Destape, Rossi sostuvo que “la posición de Inglaterra en Malvinas tiene que ver con su posición en el Atlántico Sur, en la Antártida y en el estrecho de Magallanes. Y tenemos que reforzar nuestra posición allí”.

La actitud de Gran Bretaña, aumenta en forma constante la tensión y se aleja cada día del terreno diplomático advirtiendo que en ese mismo plan del documento británico se incluye la decisión de ampliar su arsenal de armas nucleares y la ratificación de mantener una "presencia militar permanente" en las Islas Malvinas, señalando además a Rusia y China como principales “amenazas" para la seguridad.

El gobierno británico prometió asimismo elevar el techo máximo de su arsenal de ojivas nucleares de 180 a 260, lo que supone un aumento de casi 45 por ciento sobre lo que existe.

A su vez el secretario de Malvinas, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Daniel Filmus, afirmó que además de ser una falacia hablar de una base militar en Malvinas desde una perspectiva defensiva, también que llama la atención “la perspectiva colonialista del Reino Unido y es grave el aumento del armamentismo en un momento en que el mundo está preocupado por salvar vidas por la pandemia".

En un comunicado de la cancillería Argentina se advierte que Reino Unido debe escuchar a la comunidad internacional que promueve ”el fin del colonialismo en el mundo” haciendo referencia a la resolución de la Organización Naciones Unidas para logar un acuerdo diplomático entre ambos países que ponga fin al conflicto.

Argentina sostiene en su Constitución que el “único camino para recuperar las (islas) usurpadas en 1833- es través de la paz y la negociación y en base al cumplimiento de las Naciones Unidas que habla (en la resolución 2065 de 1965) en ese sentido”.

Filmus señaló que “el Reino Unido tiene una visión geopolítica sobre las islas, ya que con esa posesión se define el control del acceso a la Antártida y al canal bioceánico, que tiene una importancia geopolítica fundamental, y por las riquezas que son de los 45 millones de argentinos como hidrocarburos, pesca, biodiversidad y minerales”.

Recordó que persisten 17 situaciones coloniales en el mundo que las Naciones Unidas están tratando y 10 son británicas, entre ellas Gibraltar, que reclama España, y Reino Unido "tiene la herencia y la tradición del dominio de los mares", remarcando que #fue muy clara la ONU: mientras dure la disputa entre la Argentina y el Reino Unido y no nos pongamos de acuerdo a través del diálogo, no podemos en esa zona tener acciones unilaterales”, dejando atrás los compromisos y leyes internacionales.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino