Fuerte respaldo de la Cepal al plan de López Obrador: "Es importante que no se socialicen las pérdidas"

Fuerte respaldo de la Cepal al plan de López Obrador: "Es importante que no se socialicen las pérdidas"

Prevé que la pobreza crezca 6%, por debajo de la estimación de Coneval. Ve políticas de reactivación "correctas". Las coincidencias con la 4T.

En medio de los constantes cuestionamientos sobre las políticas del gobierno frente a la pandemia tanto de la oposición como del sector empresarial, la Cepal dio un fuerte respaldo a la estrategia del presidente, que él mismo ha denominado como "diferente a la receta neoliberal de siempre".

En el marco de su informe sobre los desafíos sociales del coronavirus, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva del organismo, aseguró que "el gobierno de México ha planteado medidas políticas de reactivación económica que son correctas en el sentido de que hay que impedir que se socialicen las pérdidas y se privaticen las ganancias", en una clara coincidencia con el discurso del presidente mexicano.

De acuerdo con el estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, México será uno de los países de la región con mayor impacto en la pobreza. No obstante, los pronósticos resultan más optimistas que los que dio a conocer un día antes el Coneval.

Según la Cepal, la pobreza tendrá un aumento de 5.9% este año -sin considerar el impacto de las medidas anunciadas para mitigar los impactos de la pandemia. Eso significa que al cierre del año habrán 47.8 millones de personas en esa condición. En tanto, la pobreza extrema crecerá 4.8%.

En contraste, el Conveval considera un aumento de casi 46% en la pobreza laboral, estimando que la pobreza por ingresos podría incrementar entre 7.2 y 7.9 puntos porcentuales y la pobreza extrema entre 6.1 y 10.7 millones de personas.

Alicia Bárcena explicó que este "optimismo" se debe a que creen que "habrá un buen resultado de las medidas que está tomando el gobierno". Y es que señaló que, en gran medida, el comportamiento de la pobreza en el país no solo dependerá del desempeño del Producto Interno Bruto (PIB), sino también de otros factores, como los programas sociales y el éxito que estos tengan.

"Creo que el gobierno se ha preparado para combatir una de las grandes desigualdades, que dejó fuera gran cantidad de personas de ingresos básicos, como adultos mayores. México ha tomado un camino muy importante. Ha decidido a apoyar a familias directamente", agregó.

Las coincidencias con el discurso de López Obrador

El discurso de Bárcena este martes tuvo varios puntos de encuentro con el de López Obrador. Por ejemplo, recordó la experiencia de la crisis de 2008, afirmando que el resultado fue en una mayor concentración de riqueza y socialización de las pérdidas: "Ese es el mensaje que debemos tener hoy en día y las medidas que se han tomado (en México) van en esa dirección", afirmó.

En ese sentido, resaltó las propuestas del gobierno de hacer transferencias a población de menores ingresos y más vulnerables, aceleración de sus programas sociales primordiales, y la dispersión de tres millones de créditos. Medidas que han sido calificadas como insuficientes por parte del sector de empresarial y otros especialistas del mercado económico y financiero.

Pero para el organismo, son estas medidas las que ayudarán a mitigar los impactos, pues afirma que si bien esta pandemia tuvo sus primeros efectos en países y sociedades con mayor riqueza, ahora se desplaza a comunidades más pobres y vulnerables. En ese sentido propone que haya un ingreso básico de corto plazo y considera que, "de alguna manera" México lo está haciendo, por ejemplo, con el programa de pensiones a adultos mayores.

Aunque Bárcena tampoco limita toda la responsabilidad al gobierno, pues afirma que el sector privado debe tener participación. Ahí, de nuevo coincidió con el presidente mexicano: "La opción no es regresar al pasado, a un modelo desigual; lo que se plantea es como lograr armonización donde el sector privado contribuya con su parte".

En ese sentido exhortó: "Se necesita la incursión de privados y es fundamental para encontrar esos espacios de reactivación y de dialogo".
Otra coincidencia con López Obrador giró en torno a la utilización del PIB como medición económica. El presidente ha sido crítico a este indicador. Un discurso que se fue fortaleciendo en la medida en que la economía mexicana se iba alejando, hacia la baja, de la promesa inicial de crecimiento de esta administración de 4%.

Bárcena opinó que hablar del Producto Interno Bruto (PIB) "no es obsoleto, pero sí incompleto para reflejar lo que realmente está pasando en los países". Reconoció que es un buen indicador de lo que pasa en sectores productivos, pero deja fuera las medidas de desarrollo y subestima bienes y servicios que no pasan por el mercado.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino