Fuerte mensaje de Brasil a Argentina en el Mercosur

Fuerte mensaje de Brasil a Argentina en el Mercosur

El último encuentro entre presidentes dejó claro que Brasil y Uruguay no tienen la misma visión que Argentina sobre el bloque.

El Mercosur sigue dando señales de las fuertes diferencias que hay entre algunos de sus socios, en particular Brasil y Uruguay con Argentina. Al anuncio del presidente Luis Lacalle Pou de que Uruguay buscará un tratado de libre comercio (TLC) con China, que no cayó bien en el gobierno de Alberto Fernández, le siguieron ayer declaraciones del ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, invitando a retirarse del bloque regional a los que se sientan “incómodos”, en clara referencia a Argentina.

“Nuestra postura es avanzar. No vamos a salir del Mercosur, pero no aceptaremos un Mercosur como herramienta de ideología (...). Mercosur es una plataforma de integración en la economía global. Si no cumple esa función, lo vamos a modernizar y los que estén incómodos que se retiren”, dijo Guedes en un evento de la Cámara de Comercio Internacional (ICC).

“Argentina dijo eso un día a los otros: el Mercosur es como es y los que quieran que se retiren. Vamos a devolver eso a Argentina”, añadió.

Argentina se niega a avanzar hacia una mayor flexibilización comercial y una reducción de la tarifa externa común, como piden Brasil y Uruguay. Paraguay, el cuarto miembro del bloque, mantuvo hasta ahora una postura equidistante.

“Los argentinos quieren transformar (el criterio de) unanimidad para hacer cambios en el Mercosur en vetos”, dijo el ministro brasileño.

Argentina “no nos impidas avanzar. Brasil se mantendrá firme en esa posición, y Argentina parece estar muy firme en una posición antagónica, de decir ‘nadie puede dar un paso al frente porque estoy en dificultades” económicas, agregó.

Brasil y Uruguay plantean la posibilidad de negociar individualmente con terceros países o bloques. Uruguay dio un primer paso, cuando Lacalle Pou anunció a inicios de este mes comenzó a trabajar con China en un posible acuerdo bilateral de libre comercio.

La visión argentina

Desde hace una semana Argentina tiene un nuevo canciller, Santiago Cafiero, ex jefe de gabinete de Alberto Fernández al que le dieron nuevo destino en el marco de la reestructura que provocó la derrota electoral en las PASO del 12 de septiembre. La salida de Cafiero de la jefatura de Gabinete fue impulsada por la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Decidido a no perder tiempo, aunque pisando con cuidado en un territorio casi desconocido, Cafiero ya se planteó revitalizar la “agenda económica y comercial” luego de pasado lo peor de la pandemia, siempre con un acento “regionalista” en el que, aseguran quienes lo conocen, se siente “más cómodo” que su antecesor, Felipe Solá, dijo La Nación.

Cafiero, agregó el diario argentino, continuará la política de “equilibrio” entre Estados Unidos y China.

Cerca del nuevo canciller recuerdan que Cafiero estuvo en el aeropuerto de Ezeiza recibiendo los embarques de la vacuna Moderna junto a la encargada de Negocios norteamericana, Mary Kay Carlson, pero también cuando llegaron de China las Sinopharm y Sputnik de Moscú. “Ya hizo diplomacia todo este tiempo”, bromean a su lado.

Brasil, y el Mercosur, son otra prioridad, aunque los tironeos por los aranceles con Jair Bolsonaro y la divergencia con Uruguay por la flexibilización de los acuerdos con otros países (que reclama el presidente Luis Lacalle Pou) siguen allí, como trabas vigentes, agregó La Nación.

“Tenemos más fuerza si actuamos en bloque”, responde otro funcionario de la nueva administración de Cafiero, cauteloso por la “dureza brasileña” más allá del optimismo del embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, por conseguir “pronto” un acuerdo arancelario con ese país que empuje a Uruguay y Paraguay a aceptarlo.

Aranceles externos

La modernización del Mercosur que impulsan Brasil y Uruguay se refiere a una posible reducción de los aranceles externos del bloque y permitir a los Estados miembros negociar acuerdos en forma individual con otros países. En el caso del arancel máximo a las importaciones del Mercosur, que es actualmente del 35%, aunque en promedio se aplica un 12%, la intención de Brasil es que el techo de esa tarifa se reduzca a un 10%, frente a lo cual Argentina se mantiene reticente.

(Con información de AFP y La Nación/GDA)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino