Francia adelanta el toque de queda a las 18.00 horas a partir del sábado

Francia adelanta el toque de queda a las 18.00 horas a partir del sábado

15:37 - También exigirá test negativos de coronavirus a viajeros procedentes de países de fuera de la Unión Europea

El gobierno de Emmanuel Macron ha decidido imponer el toque de queda nacional, entre las seis de la tarde y las seis de la mañana del día siguiente, a partir del próximo sábado, día 16 de enero.

Jean Castex, primer ministro y jefe de gobierno, justifica tal decisión de este modo: «Estamos controlando la situación, pero debemos hacer más esfuerzos. La proliferación del virus nos obliga a tomar medidas más restrictivas. El toque de queda, a partir de las seis de la tarde, ya se estaba aplicando en varios departamentos y esperábamos una mejora de la situación nacional. La evolución de la crisis sanitaria aconseja imponer el toque de queda nacional, entre otras medidas restrictivas, en las fronteras nacionales, a partir de las seis de la tarde del sábado».

Las escuelas y los institutos serán objeto de medidas concretas: más controles, refuerzo de los protocolos sanitarios que están en vigor, imposición de multas más severas. El virus ha continuado propagándose, en particular, en las zonas «multiculturales» más problemáticas. Por estos motivos, el acceso a escuelas y colegios será controlado con mayor eficacia.

«Somos el país que ha dejado abiertas las escuelas durante más tiempo y ahora debemos llevar un mayor control. Nuestros centros son un punto débil», ha declarado Jean-Michel Blanquer, ministro de Educación, para justificar las nuevas restricciones y la severidad de las mismas, agregando: «Es necesario ser aún más prudentes en las entradas y salidas, en los comedores, en las visitas».

No se prevén cambios en las fronteras nacionales

En las fronteras nacionales, no hay cambios previstos «por ahora» en los países próximos de la zona Schenguen. Por el contrario, los viajeros de países que no pertenecen a la Unión Europea deberán presentar o realizarse de forma inmediata una prueba, e incluso tendrán que aceptar pasar posibles cuarentenas de una semana.

A pesar del nuevo toque de queda, Castex se confiesa «optimista»: «Estamos controlando la situación, pero todavíanos encontramos en un momento difícil. Debemos continuar aplicando medidas sanitarias muy estrictas».

«Salvo las excepciones relacionadas con las misiones de servicio público, todos los lugares, negocios o servicios abiertos al público se cerrarán a las 6:00 p.m.», dijo el jefe de Gobierno durante una conferencia de prensa.

Castex también aseguró que no existe la necesidad de pasar por un nuevo confinamiento nacional por ahora, pero que si la pandemia se descontrola, Francia volverá a cerrar.

El coronavirus se ha cobrado más de 69.000 vidas en Francia, la séptima cifra de muertos más alta de todo el mundo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino