Fracasa la reunión secreta en México entre enviados de Donald Trump y de Nicolás Maduro

Fracasa la reunión secreta en México entre enviados de Donald Trump y de Nicolás Maduro

La reunión habría tenido lugar en septiembre en la capital del país norteamericano para intentar negociar la salida del poder del jefe revolucionario, según Bloomberg.

El encuentro secreto se realizó en Ciudad de México. Por un lado, Richard Grenell, hombre de confianza de Donald Trump, ex director de Inteligencia Nacional y enviado especial para el diálogo entre Serbia y Kosovo. Por el otro, Jorge Rodríguez, mano izquierda de Nicolás Maduro y candidato a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre. Ambos se reunieron en septiembre en la capital del país norteamericano para intentar negociar la salida del poder del jefe revolucionario, según adelantó la agencia estadounidense Bloomberg.

Como era de prever, no hubo fumata blanca. El movimiento diplomático contó con el respaldo de Robert O'Brien, asesor de Seguridad Nacional de Trump y el beneplácito presidencial, según Bloomberg. En cambio, el encuentro se preparó y llevó a cabo a espaldas del Departamento de Estado.

Las relaciones entre EEUU y Venezuela se encuentran en uno de sus peores momentos históricos tras la batería de sanciones aplicadas por Washington contra funcionarios chavistas y contra los entramados financieros en el exterior. Trump es uno de los principales aliados de Juan Guaidó, presidente encargado reconocido por 60 democracias americanas y europeas.

"Más que sorpresa es la comprobación de la agenda errática de Trump. Está muy necesitado de un triunfo, una victoria, aunque sea en apariencia, para mostrar a la comunidad latina de la Florida una semana antes de las elecciones. Pero en realidad, sólo suma otro fracaso", precisa María Puerta Riera, profesora de Gobierno Americano y Política Internacional en el Valencia College de Florida.

Todas las negociaciones en las que ha participado el régimen bolivariano han terminado en fracaso, más o menos rotundo. Incluso en 2016, con la participación de José Luis Rodríguez Zapatero, Maduro engañó al Vaticano y no cumplió los acuerdos alcanzados. También se levantó de la mesa abierta por Noruega en Oslo y Barbados para montar una falsa Mesa de Diálogo Nacional con grupúsculos colaboracionistas.

"No es la primera vez que Trump lo intenta, pero lo que más me llamó la atención fue que Mike Pompeo (secretario de Estado) dice no haber estado en cuenta. Eso puede significar que Trump está simplemente buscando un efecto mediático, que muestre que está haciendo algo, o Pompeo no quiera compartir el fracaso del intento. En cualquier caso, queda claro que si no es un esfuerzo multilateral no llegará a ningún lado", subraya la politólogo Puerta.

Maduro ha diseñado unas elecciones parlamentarias a su medida, sin condiciones democráticas y sin la presencia de la oposición real para tomar a la fuerza el poder legislativo, el único que actualmente no forma parte del conglomerado chavista. Para ello cuenta con el respaldo de sus grandes aliados internacionales (Rusia, Cuba, Irán, China y Turquía) y con la complacencia de Argentina y México, anfitrión del encuentro secreto de septiembre.

VOTACIÓN EN LA OEA
Los gobiernos de Alberto Fernández y Andrés Manuel López Obrador reiteraron su postura en la votación de ayer en la Organización de Estados Americanos (OEA) para reclamar unas elecciones libres en Venezuela, además de exigir condiciones democráticas y la liberación de los presos políticos y sólo la sandinista Nicaragua y tres islas del Caribe votaron en contra, más la abstención de Argentina, México, además de Guyana, Belice, Surinam, Trinidad y Tobago, Granada y Barbados. Buena parte de las islas del Caribe mantienen su apoyo a Maduro gracias al petróleo barato que la revolución les ha suministrado durante años.

En el otro bando votaron a favor los vecinos suramericanos (Colombia, Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Uruguay, Paraguay y Bolivia), los centroamericanos (Costa Rica, Panamá, Honduras, El Salvador y Guatemala), EEUU, Canadá, Haití, República Dominicana, Jamaica, Santa Lucía, Bahamas y la propia Venezuela. La OEA también reconoce a Guaidó.

"Es un paso más para que Venezuela recupere la democracia y para acabar con la tiranía responsable de asesinatos, torturas y la peor crisis humanitaria y migratoria regional", concluyó Luis Almagro, secretario general de la OEA.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino