FMI: un pacto fiscal en AL para respaldar a hogares y empresas

FMI: un pacto fiscal en AL para respaldar a hogares y empresas

El sistema fiscal en América Latina no es suficientemente progresivo y es poco eficaz en la distribución de los ingresos; es difícil reponer amortiguadores para enfrentar nuevos choques.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) hace un llamado a los países de América Latina y el Caribe para impulsar un pacto fiscal amplio que permita respaldar a los hogares y empresas en las siguientes fases de la pandemia, y que permita ampliar la red de protección social y la mejora en la calidad de los servicios públicos.

En un documento de investigación divulgado ayer 18 de marzo, explica que el sistema fiscal de los países de América Latina no es suficientemente progresivo y es poco eficaz a la hora de la distribución de los ingresos tributarios.

Este diagnóstico en el contexto de un crecimiento anémico, limita la posibilidad de reponer los amortiguadores que se requieren para que el gobierno enfrente posibles choques que podrían volver a presentarse.

En el documento expusieron que el avance del descontento social y la polarización política que ha dejado el paso de la pandemia, podrían encauzar a América Latina por una senda muy peligrosa de declive institucional y económico. De ahí la urgencia de impulsar un pacto fiscal.

Al interior del análisis, titulado “Retos para América Latina durante los siguientes episodios de la pandemia: la necesidad de un pacto fiscal” explicaron que se requieren pasos urgentes para reducir la renta ineficiente y regresiva de gastos públicos así como la ampliación de la cobertura del ISR para personas físicas, lo que reforzaría la progresividad del sistema.

Propusieron avanzar en cambios sobre impuestos a la propiedad y ampliar las bases gravables del IVA.

En el documento, donde participaron los investigadores Mauricio Cárdenas, Luca Antonio Ricci, Jorge Roldos y Alejandro Werner, explican que los nuevos marcos fiscales, podrían incluir consejos fiscales y presupuestación multianual.

Así, se conseguirá corregir las desviaciones en las que incurrieron los gobiernos para atender la emergencia y ayudarán a anclar la deuda en el mediano plazo.

Reforma para anclar confianza
De acuerdo con el análisis, tras el despliegue de estímulos fiscales que se completó en el año de la pandemia, la deuda de los países aumentó y se requiere ahora atajar el problema a partir de dos vías: evitar un repliegue prematuro del apoyo así como el diseño y anuncio de futuras medidas de tributación y gasto público.

Explican que al extender el apoyo a los hogares y empresas se sustenta la recuperación económica y se van sentando las bases para generar un pacto social sobre la relevancia de la consolidación fiscal futura.

“La comunicación creíble de una trayectoria clara para alcanzar las medidas futuras de tributación y gasto, ayudarán a crear espacio fiscal desde ahora y dará tranquilidad a los inversionistas sobre el valor de sus inversiones”.

El objetivo es restablecer la ruta hacia balances fiscales a niveles normales a mediano plazo, consignaron.

En el documento no hacen acercamientos ni diagnósticos detallados por países.

El apoyo de fuera
Los bajos niveles de las tasas de interés por un tiempo prolongado y el fácil acceso a los mercados permitirán mantener contenido el costo financiero de la deuda pública, explicaron.

Esto generaría un margen más amplio para continuar apuntalando la recuperación. Para complementar esta estrategia, el apoyo de las instituciones financieras internacionales podría contribuir a limitar los efectos de mercado negativos reduciendo la emisión de la deuda soberana y afianzando la credibilidad de los compromisos fiscales a mediano plazo.

En el documento explicaron que los países también podrían aprovechar el apoyo de organismos internacionales.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino