Coronavirus  ●  Estados Unidos  ●  Islas Malvinas  ●  Mercosur  ●  Mercosur-UE  ●  Venezuela

Ferrocarril Trasandino del Sur busca avanzar con impulso argentino

Ferrocarril Trasandino del Sur busca avanzar con impulso argentino

El Ferrocarril Trasandino del Sur, un proyecto que data de hace más de 100 años, busca avanzar con impulso de Argentina y de la mano del desarrollo que podría tener el yacimiento de shale gas Vaca Muerta, en la zona de Neuquén.

Norman Partarrieu Padilla, ingeniero civil e integrante de la mesa de trabajo del Ferrocarril Trasandino del Sur, explicó, en conversación con PortalPortuario.cl, que “es un proyecto que tiene más de 100 años y que en este momento ha sufrido un salto discreto, ha cambiado a una situación más elevada debido a que la Provincia del Neuquén decidió estratégicamente que gran parte de los productos de Vaca Muerta, que es el yacimiento gasífero que existe en Neuquén, el segundo en el mundo en reserva de gas shale, tanto los insumos como los productos van a salir por el Pacífico”.

El trazado ferroviario internacional que conectaría a Chile y Argentina a través del paso Pino Hachado, podría movilizar, según Partarrieu, “5 millones de toneladas anuales. Serían 500 mil toneladas que actualmente se están transportando entre los pasos Cardenal Samoré y Pino Hachado, ahí hay mucha de esa carga que tiene vocación ferroviaria, contenedores y otras más. Después están los 2 millones de toneladas que vienen desde Rosario a Panul, a San Antonio. Vaca Muerta generaría, entre insumos y productos, en el orden de 2,5 millones de toneladas”.

Según una publicación de la mesa de trabajo del Ferrocarril Trasandino del Sur, en el lado argentino, la Agencia de Inversiones de Neuquén está desarrollando el proyecto del ferrocarril a la frontera y la conexión con un ramal hasta Añelo, localidad considerada como punto neurálgico de Vaca Muerta, para sacar e ingresar insumos desde y hacia el yacimiento, utilizando puertos ubicados en el océano Pacífico.

Sin embargo, en el lado chileno, a pesar de que los compromisos asumidos por las autoridades datan desde el año 2010, el ingeniero civil indicó que “a nadie más le interesa. Le he conversado a Ferrocarriles, pero no hay ningún interés. Le planteé -el proyecto- al anterior presidente de Ferrocarriles del Estado, pero no le interesó. Yo diría que hay un término que es lenidad, que no hace las cosas por una despreocupación, es decir, yo converso con la gente de Ferrocarriles y al final me dicen ‘bueno, pero demuéstreme qué carga hay’. Le tuve que enviar los antecedentes de la carga potencial y de lo que existe, pero ese es un trabajo que lo tiene que hacer la empresa”.

“Tiene que darse cuenta -la empresa- de que está en un mundo globalizado. El Mercosur está tratando de salir hacia el Pacífico y entonces ahí es donde entra el ferrocarril por Neuquén, por Pino Hachado, ya que la distancia virtual que hay con el Pacífico desde Buenos Aires, la menor es Buenos Aires, Neuquén y los puertos de la octava región. Además, pasa a 1.880 metros de altura, Los Libertadores está a 3.200 metros, por lo tanto hay una eficiencia energética que es considerable y también tenemos una misma trocha”.

En cuanto a la inversión necesaria para la realización del proyecto ferroviario en el lado chileno, Norman Partarrieu estimó que “en el tramo Pua – Lonquimay son del orden de 150 millones de dólares y en el tramo entre Lonquimay y la frontera son 120 millones de dólares, pero eso por supuesto con un margen de 30%. La ventaja es que entre entre Pua y Lonquimay se mantuvo el trazado en poder de Ferrocarriles”.

“Tiene que haber una conexión, no es sólo el Canal de Panamá, en este momento es un alto costo ir a dar la vuelta por allá. Llevo bastantes años con esta idea del proyecto, pero realmente veo que ahora, con la voluntad de los argentinos, por las necesidades de los argentinos, va avanzando”, subrayó el integrante de la mesa de trabajo del Ferrocarril Trasandino del Sur.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino