Federico Furiase: Para que la deuda argentina sea sostenible se necesita un plan económico creíble

Federico Furiase: Para que la deuda argentina sea sostenible se necesita un plan económico creíble

El analista económico argentino Federico Furiase, director de Eco Go y Profesor en la Universidad Torcuato Di Tella, dice a este Diario que si Argentina no consigue un acuerdo sobre su deuda, las empresas y las provincias tendrán un acceso a créditos internacionales más restringido.

¿Cómo ha sido la evolución de la deuda argentina en la última década?

Hubo un periodo de desendeudamiento con el mercado con el kirchnerismo pero a costa de un deterioro del balance del BCRA por el uso de reservas para pagar vencimientos de deuda al mercado que derivó en un aumento de la deuda intrasector publica. Y luego tuvimos un periodo de aumento de la deuda en dólares con el mercado durante el macrismo dado el déficit fiscal heredado y la decisión de no financiarlo todo con emisión monetaria dado el esquema de metas de inflación, además de la toma de deuda para cerrar con los holdouts. A partir de la crisis 2018, la baja en el déficit fiscal y el cierre de los mercados de capitales hizo que el gobierno tuviera que ir al Fondo para cancelar vencimientos de deuda con el mercado.

Esto demuestra que no se puede tener todo el tiempo un déficit fiscal, si lo financias con emisión monetaria en una economía como la argentina que no tiene moneda de reserva de valor, en algún momento tenes un problema desde el lado de la inflación / demanda de dinero por el deterioro en la hoja de balance del bcra y las expectativas. Y si financias el déficit fiscal con deuda en dólares y no se corrige ese déficit, en algún momento el mercado te baja el pulgar, tenes que devaluar y ahí el monto de la deuda en dólares sube en relación al tamaño de la económica haciendo que una crisis cambiaria termine en una crisis de deuda.

Para que la deuda vuelva a ser sostenible, necesitamos una reestructuración de la deuda que descomprima el perfil de vencimientos de corto plazo, para darnos tiempo para la convergencia fiscal en ese lapso y además un programa económico creíble que genere consistencia fiscal/monetaria con un respaldo político, para bajar el costo de refinanciamiento de la deuda (bajar el riesgo país) y mejorar el crecimiento potencial de la economía.

¿Qué podría pasar si Argentina se decide por la moratoria?

Si Argentina no termina en un acuerdo exitoso de la deuda podrían pasar dos riesgos a nivel macro. Por un lado, mayor presión en el dólar y en las reservas, forzando al BCRA a un salto discreto en el tipo de cambio que termine acelerando la inflación, dada la debilidad en la demanda de dinero, la fuerte emisión monetaria que estamos teniendo para financiar el déficit fiscal que deja la cuarentena y la inercia inflacionaria/grado de indexación de la que partimos. Por otro lado, si no se arregla el frente de la deuda, empresas y provincias tendrían el acceso al crédito mas restringido, con lo cual, el margen de recuperación post pandemia seria mucho mas limitado, a pesar de la capacidad ociosa con la que se parte.

¿Cree que el haber postergado el acuerdo con los bonistas resquebraja la imagen de Argentina en el mercado internacional?

Creo que hay un proceso de negociación donde de a poco se van acercando las puntas. Todavía hay que ponerse de acuerdo en un NPV teórico de la oferta, en temas que tienen que ver con el marco jurídico de los nuevos bonos y en los endulzantes que se entreguen a cambio. Claramente la extensión de los tiempos ha jugado en contra en términos de la incertidumbre que se generó, de la presión sobre el dólar, la brecha cambiara y las reservas, algo que limito los espacios de la política monetaria del BCRA, en un contexto de fuerte aumento del déficit fiscal por la caída pro cíclica de la recaudación frente a la recesión y el aumento contra cíclico del gasto por la asistencia financiera que esta dando el gobierno por la cuarentena.

¿Debido a la coyuntura, Argentina podría enfrentar una crisis económica peor que la que vivió en el 2002?

La crisis de la deuda y la pandemia generan un shock amplificado en Argentina, dado que no tenemos ahorros previos, no contamos con una moneda de reserva de valor para inundar de pesos el mercado sin riesgo de acelerar la inflación y no tenemos el canal del financiamiento de la deuda dado el default, somo si lo tienen economías vecinas que colocaron deuda a tasas y plazos favorables en un mundo de tasas negativas para financiar los paquetes fiscales.

Esta crisis tuvo algo distinto que la crisis del 2001. Con la caída que tenemos proyectada en el PIB para el segundo trimestre, la caída acumulada que tendríamos entre el primer trimestre de 2018 y el segundo del 2020 da cerca de un 20%, similar a la caída del PIB que tuvo Argentina entre 1998/principios de 2002. A diferencia de aquel entonces, la crisis cambiaria y de deuda no termino en una crisis bancaria porque los bancos están mas líquidos y no tienen el descalce de moneda que tenían en ese entonces. Ahora bien, la desventaja con la crisis de 2001 es que a diferencia del periodo 2002/2005, donde la economía se pudo recuperar rápido sin arreglar el frente de la deuda, esta vez no contamos con esos espacios. No hay margen desde el lado de la demanda de dinero para crecer con emisión monetaria, no hay margen para subir gasto publico e impuestos, tenemos reservas netas escasas y no contamos con el boom de los precios de los commodities que genero la inserción de China en el comercio global. Por eso ahora es condición necesaria, aunque no suficiente cerrar exitosamente el capítulo de la deuda.

¿Entre la población existe el miedo al default o que se puede percibir?

La mayoría de la gente sabe que si entramos en un default podría haber presión en el dólar y eso es riesgo de mas inflación y deterioro en el poder adquisitivo, y que además habría menos financiamiento para las empresas.

¿Qué tan perjudicial ha sido para el país no poder controlar la inflación ni estabilizar el tipo de cambio?

Pensemos que este año 2020 la Argentina podría estar retrocediendo hacia el período 2008/9 en términos de niveles de PBI per cápita en dólares ($8500/$9000 vs un pico de $14 500 en 2017).

Muy perjudicial en términos de la inestabilidad macro que venimos teniendo en las ultimas décadas, algo que genera crisis cíclicas y eso termina generando problemas para incentivar la inversión y las exportaciones de mediano plazo, que es la manera en mantener un crecimiento sostenido en el tiempo.

No haber podido controlar la inflación es el reflejo de una economía que en las últimas décadas no ha podido mantener una consistencia fiscal/monetaria a lo largo del tiempo, en el marco de reglas claras y con un marco institucional que genere previsibilidad más allá del gobierno de turno. Por eso la moneda de reserva de valor sigue siendo el dólar. (I)

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino