Europa partida frente al acuerdo de libre comercio con el Mercosur

Europa partida frente al acuerdo de libre comercio con el Mercosur

Portugal y España proponen agilizar la aprobación de la asociación estratégica entre ambos bloques mientras Austria, Francia e Irlanda se oponen junto a grupos parlamentarios europeos. “Europa debería darse cuenta que ese acuerdo es algo más que un acuerdo comercial, es una alianza de valores”, afirmó Enrique Iglesias en el desayuno virtual de la ADM.

El pasado miércoles la Asociación de Dirigentes de Marketing del Uruguay mantuvo un desayuno virtual en el canal VTV en el cual los expresidentes Julio María Sanguinetti y Luis Alberto Lacalle, junto al Ec. Enrique Iglesias, disertaron sobre Uruguay en el nuevo contexto internacional. La situación causada por la pandemia mundial de coronavirus, los grandes cambios tecnológicos a nivel mundial y el destino de Uruguay y el Mercosur fueron los grandes temas de esta edición conducido por Miguel Nogueira.

En tiempos donde aparece el debate sobre el futuro de nuestro país en el bloque regional, el ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, defendió en ese programa la importancia económica de la permanencia en el Mercosur: “Yo soy muy partidario del Mercosur. Nuestro pequeño país de más de 3 y medio millones de habitantes está rodeado de las provincias más dinámicas del Brasil y Argentina. Son 250 millones de personas del más alto ingreso en estos dos países y junto a Paraguay del otro lado. Esto es un enorme potencial para nosotros”, afirmó el economista, político y escritor uruguayo.

Además, destacó que “el concepto del Mercosur para nosotros es vital, como lo es para Dinamarca comerciar con sus vecinos… Creo que hay defenderlo y transformarlo. Pero mientras tanto hay que entender las coyunturas para no perder de vista el largo plazo”.

Nogueira intervino diciendo que la pandemia terminó de congelar el acuerdo con la Unión Europea, a lo que Iglesias respondió: “por culpa no del Mercosur, sino de los europeos”, lo que fue apoyado por Lacalle y Sanguinetti.

El exjerarca del BID continuó: “Se equivoca Europa si no mira la importancia que tiene en el mundo de hoy y que vendrá América Latina. En ese mundo donde aparecen las confluencias de grandes intereses y grandes imperios, el socio natural es América Latina como lo es Estados Unidos. Europa debería darse cuenta que ese acuerdo es algo más que un acuerdo comercial, es una alianza de valores”.

Sobre el mismo tema, el ex presidente Sanguinetti agregó que “con Europa tenemos un desencuentro de varios años “y “no hemos podido avanzar fundamentalmente porque tenemos un choque agrícola”. Sobre la importancia del bloque regional para las pequeñas empresas uruguayas, el dos veces presidente destacó que “hay entre 400 y 500 empresas uruguayas que el 80 o 90% de sus ventas es en el Mercosur”. “Es un tejido menor, sí, no son los grandes productos, salvo la lechería a Brasil, pero Argentina le vendemos pequeños productos. Hay un Mercosur que ha generado un tejido”, concluyó.

Portugal y España a favor de la integración

En el 2019, después de más de 20 años de negociaciones entre ambos bloques, se logró firmar un acuerdo estratégico para crear un área de libre comercio con más de 760 millones de consumidores.

Aún se espera la ratificación de varios países debido a temas políticos, agropecuarios y ecológicos a pesar de que la Comisión Europea publicó el 29 de marzo un informe de Evaluación de impacto de sostenibilidad hecho por el London School of Economics (LSE) en el cual aseguran que el acuerdo UE-Mercosur tendrá un «impacto positivo» en las economías de ambos bloques y puede contribuir a la recuperación de la crisis económica provocada por la pandemia actual.

«La importancia de este acuerdo va más allá de los beneficios económicos: consolidará una asociación crítica entre los dos bloques basada en valores comunes”, indica el documento. A su vez también destaca que el sector agrícola europeo se beneficiará al incrementar las exportaciones. Mientras que se mantiene bloqueado este acuerdo, la UE ya ha logrado acuerdos con Corea del Sur, Japón y Vietnam, que entraron en vigor en 2015, 2019 y 2020 respectivamente; y aún debe ratificar el acuerdo global sobre inversiones con China.

Desde principio de año Portugal tiene la presidencia pro témpore del Consejo de la UE y mañana jueves Eslovenia la asumirá, también por seis meses. Desde el primer día de su mandato, el gobierno luso afirmó su intención de concluir el acuerdo entre su bloque y el Mercosur para evitar que el “fracaso (dañara) la reputación de la UE”, según afirmó el ministro de Relaciones Exteriores, Augusto Santos Silva, el 7 de enero de este año (red de medios Euractiv).

En la misma línea, el secretario de Estado para la Internalización, Eurico Brilhante Dias, también destacó la importancia del acuerdo en niveles “geopolíticos y geoestratégicos”. Según Lusa, la agencia de noticias de Portugal, el jerarca afirmó que “es importante que los 27 escuchen atentamente al Mercosur y comprendan qué principios y valores quieren defender” y que este acuerdo podría ser importante para países de la región como Perú, Colombia o Chile, que tienen fuertes vínculos con el Pacífico.

Por su parte, España también apoya de manera plena la ratificación del acuerdo y a principios de este mes el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó su voluntad para que se logre “cuanto antes”, según sus declaraciones en su visita al presidente de Argentina, Alberto Fernández. Sánchez señaló que “sería crear un área comercial inédita en el mundo por su envergadura y dimensión que sería muy positivo para unas relaciones que trascienden ya lo económico y lo comercial” (europapress).

En mayo de este año, según el diario español El País, Sánchez le envió una carta a la jefa de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, en la que reclama que se “desbloquee el acuerdo con Mercosur y se acelere los pactos con México y Chile para dar una señal política de primera magnitud ante la creciente influencia de China en la región”.

Países y políticos en contra

Afirmando que este acuerdo de libre comercio aumentará la desforestación en los países del cono sur, especialmente en Amazonia, y que además se usarán pesticidas prohibidos en Europa, varios sectores políticos y organizaciones no gubernamentales (ONG) mantienen una férrea oposición contra la ratificación del tratado. Además, Francia se ha opuesto al acuerdo luego de las manifestaciones rurales de julio de 2019 por parte del sector agrícola francés. El presidente de ese país, Emmanuel Macron, afirmó que podría vetar el acuerdo debido a los incendios ocurridos en el Amazonas. Actualmente, también desde el país galo, se pide respetar los compromisos ambientales en el marco del Acuerdo de Paris, en el acuerdo entre ambos bloques, algo que podría alargar aún más la ratificación.

Francia está en época electoral ya que en abril del 2022 son las elecciones presidenciales y Macron, que busca la reelección, tiene un 25% de intención de voto, teniendo un empate técnico con Marine Le Pen, del partido Agrupación Nacional. Esta situación dificulta que Macron tome acciones a favor del acuerdo que generarían descontento entre los productores rurales franceses o el sector ecologista galo.

Austria e Irlanda también han manifestado su rechazo al acuerdo de distintas maneras. El vicecanciller austríaco, Werner Kogler (líder del partido Los Verdes), rechazó a principios de marzo, mediante una carta, el tratado con el Mercosur en base a que “va en contra de los objetivos del Acuerdo Verde y del Acuerdo de Paris”.

En el caso irlandés, mantienen la misma postura desde el año 2019, cuando el parlamento de su país rechazó el acuerdo con una votación simbólica con 86 votos a favor y 46 en contra en el que llamaron al tratado “un mal acuerdo para Irlanda y para el planeta”. Además, el ministro de asuntos europeos de Irlanda, Thomas Byrne, afirmó en abril de este año que sería “improbable” que el acuerdo avance durante la primera parte de este año, según información de la agencia Lusa.

Los grupos del parlamento europeo “Los Verdes” e “Izquierda Europea Unida/Izquierda Verde Nórdica” son quienes en dicha rama legislativa se han opuesto con mayor fuerza al acuerdo. En el sitio web de Los Verdes se inició una campaña llamada “Por la gente y por el planeta, dígale no a UE-Mercosur” en el cual publican artículos, promueven eventos y llaman al activismo en contra del acuerdo que según el sitio web “Aumentará la deforestación de la Amazonia, destruirá la biodiversidad, socavará el bienestar animal y aumentará las violaciones de los derechos humanos”. Mientras que Izquierda Europa Unida se opone al acuerdo desde el año 2017 y también genera eventos como el de Bruselas los días 2 y 3 de mayo de 2018 titulado “UE-Mercosur TLC, ¿Qué pasa con la democracia? ¿Qué contenido? ¿Quién gana?” en el que mediante módulos como “Mercosur: democracia bajo ataque” y otros afirmaban analizar el acuerdo entre ambos bloques.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino