Este es el recorrido político de Jean Castex, nuevo primer ministro de Francia

Este es el recorrido político de Jean Castex, nuevo primer ministro de Francia

15:48 - Un alto funcionario de bajo perfil. La experiencia principal de Castex está en esencia con el partido de derecha Los Republicanos; aunque también ha sido cercano al gabinete de Emmanuel Macron, en el que se desempeñó como coordinador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de 2024 y en los últimos meses estuvo a cargo del plan para salir de la cuarentena.

Francia tiene nuevo primer ministro. Jean Castex podría ser la clave del presidente Emmanuel Macron para reconectarse con los votantes que han perdido él y su partido La República en Marcha.

Macron eligió como primer ministro a Castex, un político de derecha que también ha trabajado en este gobierno autodenominado progresista y que puede ser clave para ayudarle al Gobierno a fortalecer su conexión con las regiones.

Y es que el presidente viene de unas elecciones locales en las que su partido perdió varias de las alcaldías más importantes de Francia, como Lyon, Marsella, Burdeos y Estrasburgo; luego de que Los Verdes arrasaran en esos lugares.

Aunque ya se esperaba un cambio de gabinete para los dos años de gobierno que le restan al actual mandatario, solo hasta este 3 de julio se conoció que el primer ministro Édouard Philippe dimitió y que, en su reemplazo, llega Castex.

Del lado de Sarkozy y Los Republicanos

Una de las mayores características de Castex es que es cercano a un sector de la derecha del país, representada por Los Republicanos; sin alejarse totalmente del partido progresista de Macron.

Castex, actualmente con 55 años de edad, incursionó en la política por lo alto. En 2005 fue nombrado director de hospitalización y organización de la atención en el Ministerio de Solidaridad y Cohesión Social, bajo la presidencia del mandatario de centroderecha Jacques Chirac.

Fue en ese puesto que lo conoció el entonces ministro de Salud Xavier Bertrand y lo llevó a trabajar con él como su jefe de gabinete en dicha cartera, entre 2006 y 2007. Luego, Bertrand pasó al Ministerio de Trabajo e invitó a Castex para que coordinara de nuevo todo su equipo. Allí, el funcionario acumuló experiencia negociando con sindicatos, un detalle clave que le puede servir a Macron ante las quejas y protestas de los chalecos amarillos.

“Conozco y aprecio las cualidades de servidor del Estado de Jean Castex. Serán esenciales en los tiempos difíciles que vamos a conocer ... Que corrijan las malas decisiones del presidente de la República”, aseguró a través de su cuenta de Twitter el exministro de trabajo, una vez se conoció el nombramiento.

Tras su paso por ambas carteras, el hoy primer ministro se enfocó en la política local y, en 2008 le ganó a los partidos de izquierda que gobernaban la región. Castex fue elegido como el alcalde de la localidad de Prades, en el suroeste del país y parte de la Cataluña francesa.

Posteriormente, se acercó aún más a la derecha de la corriente de Chirac en 2010, cuando pasó a ser el secretario general adjunto del entonces presidente Nicolas Sarkozy, el segundo puesto más importante del Palacio del Elíseo. Y luego volvió a las regiones francesas para ser concejal de Languedoc-Rosellón en 2010 y 2015.

Por toda esta experiencia, un funcionario presidencial le dijo a AFP que el recorrido local de Castex le ayudará a Macron a conectarse con la provincia de Francia, sin que aquel deje de lado su mentalidad de “gaullista social”, en referencia a la centroderecha del país.

Su capacidad de ser cercano a Macron

Aunque Castex se identifica a sí mismo con Los Republicanos y su recorrido es principalmente con gobiernos de centroderecha, el gobierno social liberal de Macron no lo ha dejado de lado.

En 2017, el presidente francés lo nombró delegado interministerial para coordinar la organización de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de París 2024, y también lo posesionó en la Agencia Nacional de Deportes. Este puesto fue clave para que Castex conociera desde adentro al equipo presidencial.

“Me reuní esta mañana en la Delegación Interministerial al comité de coordinación para un informe de progreso sobre los Juegos Olímpicos, marcando el fuerte compromiso de las administraciones estatales, centrales y descentralizadas con el éxito de los Juegos”, aseguró Castex en su cuenta de Twitter a finales de febrero y justo antes de que la pandemia tomara las dimensiones actuales.

Poco a poco fue escalando dentro del gabinete, al punto que en 2018 su nombre sonó como uno de los candidatos para convertirse en el ministro del Interior, aunque finalmente fue designado Christophe Castaner, entonces director ejecutivo del partido oficialista La República en Marcha.

Pero su carrera dentro del Gobierno no paró allí. El 2 de abril, cuando la pandemia azotaba con fuerza al país y ya había contagiado a más de 83.000 personas en Francia, el entonces primer ministro Philippe y el presidente Macron llamaron a Castex. Su nuevo rol sería coordinar la estrategia nacional para levantar el bloqueo cuando fuera pertinente.

En ese momento, Philippe elogió a Castex y dijo que era “un alto funcionario que conoce perfectamente el mundo de la salud y que es formidable en eficiencia”. Finalmente, fue Castex quien lideró el plan para finalizar la cuarentena, que en Francia empezó con la asistencia voluntaria a las aulas por parte de los estudiantes y la zonificación del país entre rojo y verde, según su capacidad hospitalaria y la tasa de contagio.

Pese a ciertas críticas que suscitó el plan, el político defendió la idea al considerarla un balance entre “el respeto por las doctrinas sanitarias y los requerimientos para reactivar la economía”.

Su trabajo en dicha estrategia hizo que los franceses lo conocieran como el ‘señor desconfinamiento’. Pero para el Gobierno de Macron Castex no solo representó la guía para salir de la cuarentena, sino que ahora es próxima apuesta para intentar reconciliarse con los votantes que ha perdido en los últimos días.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino